Declaran la guerra a notarios públicos


La administración morenovallista a través de la nueva ley del notariado


Dentro del paquete de la agenda legislativa del Ejecutivo se anunció la iniciativa que pone puntos como: sanciones, eliminación de la Comisión Investigadora, visitas de inspección, seguro de responsabilidad, entre otros


Elvia García Huerta


La administración morenovallista le declaró la guerra a los notarios públicos del estado, pues ya se prepara un decreto para expedir una nueva ley del notariado que les quitará los privilegios que habían logrado en anteriores sexenios, ya que se endurecerán las revisiones y sanciones en su contra.


Dentro del paquete de la agenda legislativa del Ejecutivo correspondiente al tercer periodo ordinario de sesiones del Congreso local, se anunció la presentación de la iniciativa de decreto por el que se expide la ley de notariado, que especifica algunos conceptos para la mejor actuación de los fedatarios, a través de puntos como: sanciones, eliminación de la comisión investigadora, visitas de inspección, seguro de responsabilidad, así como la obligatoriedad de aplicar el cobro de honorarios con base en aranceles y la realización de un examen de aspirante al notariado con mayor rigidez.


En rueda de prensa, el subsecretario jurídico de la SGG, Enrique Quiroz Acosta, explicó que en esta iniciativa se detalla la técnica jurídica para la revocación de patentes de notarias, adoptando las mejores prácticas en el país como lo es la agrupación de las sanciones en un catálogo específico para dar transparencia a los distintos actores sociales.


Abundó que buscar desaparecer la Comisión Investigadora -que estaba integrada por algunos de ellos- tiene la finalidad que aquellos que se vean involucrados en actos ilícitos sean sancionados como cualquier ciudadano y no sean juez y parte en el proceso.


“Parecía que había un obstáculo que hacía diferente a los notarios a los demás ciudadanos y consideramos que cualquier profesional debe recibir el mismo trato cuando se dan casos de que existan elementos en materia penal”, apuntó al tiempo de reiterar que la investigación de ilícitos es competencia del Ministerio Público.


Aunado a ésta propuesta, se elegirá un verificador que en cualquier momento podrá realizar una visita a un notario, donde podrá revisar los elementos que motivaron una queja y se concederá un término de 15 días para la solventación.


En este sentido, al cuestionarle quién será el encargado de realizar dicha supervisión, Quiroz Acosta señaló que será una autoridad notarial que esté suscrito en la Secretaría General de Gobierno (SGG), el cual también dependiendo el caso será auxiliado por un notario que determine el Colegio de Notarios para supervisar la anomalía, “la visita será de carácter profesional y técnico”.


El subsecretario jurídico de la SGG recordó que la administración estatal a través de la Secretaría General, se cuenta con un método para realizar las visitas a las notarias, denominado Programa Anual de Visitas, el cual consiste en hacer observaciones necesarias cuando se presentan quejas, de ahí se determina en caso que se encuentren indicios de irregularidad el obsequio de la duda para que el notario las aclare, de no ser así se actúa con el rigor correspondiente.


La nueva ley del notariado además pretende obligar a los notarios que tengan un seguro para cubrir las responsabilidades derivadas de su actuar, es decir, se les exige cubrir un pago en caso de no hacer bien su trabajo.


“Los notarios tendrán que contar con un seguro que cubra su responsabilidad en su labor, esta es una mejor práctica que el gobierno poblano observó en algunas leyes modernas de distintos estados del país”.


Sumado a éstas, se buscará la creación de un arancel, donde todos los notarios sin excepción alguna apliquen la misma tarifa, cobro, costó por sus honorarios, a empresas, particulares de acuerdo al tabulador que implementará la ley del notariado.


Finalmente, dentro del decreto se establecerán métodos más rigurosos para el examen de aspirante al notariado a diferencia de otros años, ya que se tomarán en cuenta los conocimientos jurídicos, la redacción gramatical, la claridad así como la precisión del lenguaje.


“Con este rigor en la hora de evaluar a los futuros notarios, se busca trabajar con el personal más preparado posible, es por ello que el examen será más fuerte y rígido con el objetivo de tener al mejor notario que prestará su servicio a los ciudadanos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas