“Cánovas cumple con todos los requisitos”


Aseguró José Juan Espinosa y palomeó a Olga Lazcano, Paul Monterrosas y Juan Carlos de la Hera para renovación como consejeros del IEE


Ante los señalamientos de que podría ser el consejero presidente, pidió no adelantarse a los tiempos y negó que, en caso de que así suceda, su trabajo en el Instituto Electoral del Estado sea sesgado


Luz Elena Sánchez


José Juan Espinosa Torres le allanó el camino al operador morenovallista Víctor Cánovas hacia el consejo del IEE, pues dijo que cumple con todos los requisitos que marca la convocatoria y, por el contrario, vetó a los funcionarios del Ejecutivo que tienen las mismas aspiraciones.


Del mismo modo, el diputado de Movimiento Ciudadano, aunque insistió en que lo ideal es una renovación total de los consejeros, “palomeó” a Olga Lazcano, Paul Monterrosas y Juan Carlos de la Hera para ser ratificados en el cargo: “en el caso de q ue otras fuerzas políticas decidan avalar a cualesquiera de seis consejeros que registraron, nosotros consideramos que quienes se mantengan no podrán ser más de tres.


”Consideramos que éstos reúnen el perfil para mantenerse como consejeros electorales, porque sabemos cómo han actuado en los últimos años. Son los que tienen mayor participación y han generado debate más rico de contenido”.


Luego de que la semana pasada CAMBIO señalara que el exdiputado federal por el PRI y operador de Melquiades Morales y Rafael Moreno Valle, Víctor Cánovas Moreno, se perfilaba para ser electo como consejero, e incluso para llegar a la presidencia del IEE, Espinosa Torres indicó que después de revisar su perfil, considera que éste cuenta con todos los requisitos.


Aunque reconoció que durante el proceso electoral del 2010, cuando su partido participó en la plataforma partidista Compromiso por Puebla, Cánovas dio “alguna recomendación”, dijo que no hubo mayor participación y se verificó que actualmente no está trabajando en la administración morenovallista.


“A pesar de que hace ya algunos años fue diputado federal del PRI, de nuestra parte no vamos a oponernos en caso de que el personaje reciba el respaldo, como parece ser, de otras fuerzas políticas. Yo participé de manera muy activa como dirigente de uno de los cuatro partidos de la coalición Compromiso por Puebla. En su momento, como muchos otros ciudadanos, Víctor Cánovas se acercó al órgano de dirección y por lo menos en la parte de los partidos políticos, jamás pusimos en las manos de él cualquier tipo de responsabilidad de acción electoral”.


El diputado local detalló que “lo que yo conozco es que él respaldó a los candidatos de la coalición, se acercó únicamente para recomendar algunas líneas y hacer algunos análisis sobre la situación política electoral del estado”.


Ante los señalamientos de que podría ser el consejero presidente, pidió no adelantarse a los tiempos y negó que, en caso de que así suceda, su trabajo en el Instituto Electoral del Estado sea sesgado, pues arguyó que se contará con el contrapeso de los otros ocho consejeros y de los representantes de los partidos, aunado a la figura del secretario técnico: “con esto se minimiza la posibilidad de que el presidente consejero pueda llevar mano, o de manera unilateral tomar decisiones que afecten la conducción y las responsabilidades del consejo del IEE, por eso a nosotros no nos preocupa”.


Por otra parte, Espinosa Torres aseguró que los aspirantes que se han desempeñado en la administración estatal, no deben ser elegidos como consejeros, pues dijo que “si se les invitó a colaborar es claro que hay una especie de compromisos”.


Además, añadió que “en caso de que este tipo de perfiles ingresen como consejeros electorales, se perdería credibilidad en el órgano electoral encargado de conducir las elecciones locales tanto del 2013, como del 2016 y del 2018, es decir, este consejo general a diferencia de los anteriores, se encargarán de conducir los trabajos de tres elecciones locales debido a la reforma electoral”.


Aunque el diputado evitó dar nombres, se sabe que algunos de los aspirantes que se encuentran en esta situación son Juan Pablo Mirón Thomé -quien es particular del secretario de Educación, Luis Maldonado Venegas- y Guadalupe Esquitin, actual tesorera del Patronato del Sistema Estatal DIF. Ambos se han mencionado como dos las cinco cartas fuertes del morenovallismo.


Del mismo modo, Espinosa Torres avaló el perfil de Julián Corona, exsecretario técnico del instituto y actual técnico de la Secretaría Ejecutiva, pero sobre Marcelina Sánchez, exdirectora general del IEE, consideró que no debe ocupar el cargo, pues dijo que durante su gestión en varias ocasiones el Tribunal Electoral del Estado “le corrigió la plana”.


Por último, el diputado “naranja” señaló que tampoco ve con buenos ojos que Manuel Rodoreda Artasánchez sea de nueva cuenta consejero.


Al PRI no le conviene apadrinar aspirantes


El representante del PRI ante el IEE, José Alarcón Hernández, señaló que a su partido no le conviene apadrinar a algún aspirante para ser elegido como consejero electoral, pues dijo que así tendrá mayor autoridad para exigir que hagan un buen papel y, en su caso, su destitución.


Lo anterior, pese a que se menciona que el PRI logró como cuota política elegir a dos de los nueve consejeros en el actual proceso de renovación, plazas que serían ocupadas con la ratificación de Juan Carlos de la Hera y Paul Monterrosas.


“Yo espero que en mi partido, que el PRI no haya recomendado a nadie, porque entonces tenemos más autoridad, porque el representante ante el Consejo General, si no recomendó a nadie, no hay que esperar ningún favor de ningún consejero. Sin embargo, habrá la oportunidad de reclamarles, de interponer los recursos, y hasta de formarles causa para destituirlos, eso nunca ha pasado pero algún día pasará”, indicó Alarcón Hernández.


En este contexto, aseguró desconocer si el PRI ya pactó la forma en que se integrará el IEE y a quiénes respaldará.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas