Periodistas poblanos no se intimidan


Aceptan el reto de litigar en tribunales en caso de que existan las demandas por daño moral


Alejandro Mondragón, Valentín Varillas, Selene Ríos Andraca, Enrique Núñez y Fernando Maldonado expusieron su postura sobre la lista de periodistas que tiene el director de Comunicación Social del gobierno del estado


Osvaldo Macuil Rojas


Los periodistas poblanos señalados como posibles objetivos del gobierno del estado para ser demandados por daño moral, aceptaron el reto de litigar en tribunales en caso de que se hagan efectivos los procesos legales en su contra, como ha sucedido con los directores de El Heraldo de Puebla y Contraparte Informativa, Adrián Ruiz y Fabián Gómez.


A través de sus medios de comunicación y contactados por CAMBIO, Alejandro Mondragón, Valentín Varillas, Selene Ríos Andraca, Enrique Núñez y Fernando Maldonado expusieron su postura sobre la lista de periodistas que tiene el director de Comunicación Social del gobierno del estado para denunciarlos por daño moral.


El director de Intolerancia, Enrique Núñez, entrevistado por esta casa editorial, consideró que esta decisión del morenovallismo es un acto represor, pero dijo que en caso de que se presente una denuncia en su contra, estará listo para dar la batalla legal e incluso llegar a tribunales federales


La directora del periódico electrónico Central, Selene Ríos Andraca, afirmó en entrevista que esto no genera sorpresa entre el medio, pero podría intimidar a otros periodistas para ejercer correctamente sus labores.


Fernando Maldonado, conductor del noticiero de Tribuna y columnista de Periódico Digital, expuso en entrevista con CMABIO que nadie debe asustarse de que el morenovallismo haya tomado la decisión de interponer denuncias por daño moral contra periodistas, pues “si alguien no quiere verse expuesto a este tipo de riesgos, que se dedique a otra cosa”.


En tanto, los directores editorial y general de Status, Alejandro Mondragón y Valentín Varillas, emitieron su postura a través de sus programas radiofónicos. El primero hizo un llamado a los informadores a no dejarse llevar por una “cortina de humo”, y el segundo afirmó que de ser necesario defenderá en los tribunales lo que ha publicado, con todas las armas legales que estén a su alcance.


Alejandro Mondragón (Status)


“Señores periodistas, columnistas y reporteros, los que están de este lado, no los que escriben porque se los mandan, los temas de hoy son el Instituto Estatal Electoral, el nuevo consejo, donde no tiene nada de ciudadano. Está el tema del auditor, que le van a dar fuero y le van a dar la posibilidad de relegirse siete años más. Está el tema de que el gobierno ya no tiene dinero y privatiza autopistas. Todo lo que haya detrás, todo lo que nos quieren echar a pelear, es una cortina de humo para ocultar los verdaderos temas de fondo. Aguas, no vayan al bulto por favor”.


Enrique Núñez (Intolerancia)


“Todo el equipo de Intolerancia ha hecho un trabajo profesional y hemos hecho investigaciones que nos queda claro que han incomodado a diferentes actores del gobierno estatal, y me parece que esta reacción en cuanto a anunciar que serán demandados una serie de periodistas, obedece a que este tipo de investigaciones les han llegado a incomodar de tal manera que no encuentran la forma de detenernos en nuestra libertad de expresión.


”Es muy probable que perdamos las dos primeras instancias, pero afortunadamente existe una instancia federal, en donde las cosas caerán por su propio peso y se demostrará que no hemos dañado moralmente a nadie. Es un acto represor, afecta la imagen de Puebla, y es un error de cálculo político porque en este momento ya está en los ojos de los medios nacionales y hay indignación por este hecho. Me parece que quien lo asesora en materia de comunicación social está metiendo en un problema serio al gobernador en sus aspiraciones políticas que tiene para un futuro no muy lejano.


”No tengo más que prepárame, en caso de que se confirme una demanda, para defendernos en las instancias legales porque sabemos que hemos actuado de manera profesional, de manera responsable, y eso nos sacará adelante”.


Valentín Varillas (Status)


“Cómo se va a saber si esto es un asunto mediático o jurídico. Jurídico hasta el momento dos casos, el de Fabián Gómez, el dueño de Contraparte Informativa, y el de Adrián Ruiz, director de El Heraldo de Puebla. Si los demás nombres en la lista seguiremos un proceso similar, no lo sabemos, pero para qué especular.


”Nosotros como periodistas, si nos vemos en la necesidad de enfrentar un proceso legal con estas características, tendremos que utilizar todas las armas legales que nuestros derechos como ciudadanos contemplan, para qué le metemos ambigüedad. Quienes somos parte de esta empresa, firmamos las columnas que escribimos, sostenemos no con seudónimos lo que decimos. Subimos a Internet todos los programas, por si tiene dudas el vocero de lo que se dice, ahí están las grabaciones. Por supuesto, estoy detrás de cada una de las líneas que he escrito, las sostengo y las defenderé con todas las armas legales que el marco jurídico vigente prevé o contempla”.


Selene Ríos (Central)


“Es un mensaje claro del gobierno del estado y, más que sorpresa, es un tema que estábamos esperando desde que se despenalizaron los delitos de la prensa en febrero de 2011. Uno de los problemas que peleamos fue que existiera un límite para el caso de la sanción, y que también existiera la ley complementaria sobre la protección del derecho a la vida privada, el honor y la propia imagen, y que el Congreso del estado se ha reusado a hacer.


”En cuanto a la libertad de prensa, me parece que no es un caso que lacere la libertad de expresión, más bien podría intimidar a más periodistas. No sé si vayan a existir las 19 demandas, no sé si se trate de un asunto mediático, hasta ahora sólo hay dos casos y no me puedo asumir como una de la lista, que nadie ha hecho oficial. Tenemos que esperar los tiempos y, como dice el clásico, que me notifiquen”.


Fernando Maldonado (Tribuna)


“Hay que ubicarlo en un contexto particular, finalmente los gobiernos de los estados, toda entidad de poder, tiene una animadversión natural hacia el ejercicio periodístico. Nos guste o no, hay una legislación vigente y soy de la postura de que hay condiciones legales para que el gobierno del estado denuncie, y hay condiciones legales para que quien es señalado demuestre su inocencia.


”No hay que dramatizar en torno a una probable persecución de un periodista que les resulte incómodo, son las condiciones en las que se tiene que ejercer el periodismo. Si alguien no quiere verse expuesto este tipo de riesgos, que se dedique a otra cosa. No me parece que sea un atentado a libertad de expresión. Yo escribo y publico lo que a mi entera conciencia compete, y no he sido convenido ni reconvenido ni por la empresa para la que trabajo, yo lo ejerzo a plenitud. Si me quieren llevar a los tribunales, en los tribunales nos veremos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas