Soy un ciudadano sin padrino, aunque no lo crean: Guerrero


El nuevo consejero presidente narra su llegada al IEE en entrevista exclusiva


En su primera entrevista exclusiva con CAMBIO, el integrante del organismo, platica sobre cómo se postuló para consejero ante el Congreso del estado: “yo fui un ciudadano más que se inscribió, que tocó la puerta de la Secretaría General”.


Arturo Rueda


“Soy un ciudadano de a pie, sin padrino, lo crean o no”. Así se define el nuevo consejero presidente del IEE que, contra pronóstico, llegó de la nada y desplazó a Víctor Cánovas. En su primera entrevista exclusiva con CAMBIO, Armando Guerrero Ramírez reconoce que su fuerte es el derecho bancario y mercantil, y se reconoce a sí mismo como alguien que no es experto en derecho electoral, pero que está dispuesto a apoyarse en sus compañeros consejeros, especialmente en los tres que fueron reelectos Olga Lazcano y Paul Monterrosas.


Guerrero Ramírez exhibe las cartas de postulación de las asociaciones que lo apoyaron. Barra de Abogados, Colegio de Notarios, y destaca la firma de Enrique Agüera Ibañez. “Creí, aposté que la designación iba a ser limpia por el Congreso, al igual que otros 123 ciudadano, pensaba que iba a ser difícil, diferente, que tenía que contar con padrinazgos, nunca presioné a nadie”.


El consejero presidente del IEE reconoce que en su primera entrevista trastabilló sobre los temas que algunos reporteros le cuestionaron como la redistritación o las precampañas. “Se me cruzaron los cables, tenía una carga emotiva brutal en ese momento, soy un ciudadano no un político. Pero no me escapé, di la cara.


El abogado que por 19 años trabajó en el sector bancario afirma que su mayor reto será generar confianza entre los poblanos para que salgan a votar “en un 50 por ciento”, porque en elecciones intermedias no llega ni a 40.


Niega que su paso como director del Instituto para la Productividad Competitiva fuera decisivo. “Nunca me he sentado a platicar con el gobernador, y a Pablo Rodríguez mi respeto pero no tuvo nada que ver”.


Arturo Rueda: Armando Ramírez, ayer fuiste electo consejero del Instituto Electoral del Estado y después consejero presidente, ¿Nos puedes relatar un poco cual ha sido tu trayecto profesional en los últimos años y como surge esta inquietud de postularte al Instituto?


Armando Guerrero: Soy abogado de profesión y nacido en la ciudad de Puebla hace ya 41 años, podemos platicar que mi primaria fue en el Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec, pasamos a la secundaria y preparatoria en la misma institución en el Colegio Americano de Puebla. Estudié la carrera de Leyes en la Universidad Autónoma de Puebla y de ahí los caminos me fueron a tocar la puerta en instituciones financieras bancarias y finalmente en aquel entonces me la abrió el Banco Mexicano Somex y después de varias transformaciones es Santander.


AR: Es decir, la última parte de tu trayecto profesional o casi todo, lo has tenido como abogado en relación a servicios bancarios y de asesoría financiera y mercantil.


AG: Así es, los últimos 19 años de mi vida, me he dedicado a temas eminentemente económicos y financieros que tienen que ver con instituciones de banca y crédito, salvo el paso que tuve en el Instituto Poblano para la Productividad Competitiva que fueron precitamente siete meses, de marzo del 2011 a septiembre del mismo año y hace ya un año que deje ese puesto, concretamente el 14 de septiembre del 2011, fue un paso rápido que tuvimos, pero todos los demás años han sido de formación bancaria.


AR: ¿Cómo a un abogado que se dedica a los bancos, le entra este gusanito de entrar al servicio público y a una responsabilidad democrática tan importante que es organizar las elecciones?


AG: Desde el 2010 me decidí a tomar algunas especializaciones de índole electoral y se me despertó el interés por participar en la vida pública y en ese momento quedó en la charola de los pendientes. Se despertó muy fuerte cuando leo la convocatoria del Congreso del Estado, bases para participar como consejero del Instituto Estatal Electoral, los analizo, veo que cubro la totalidad de ellos. Obtengo el apoyo de la Barra de Abogados, me apoya el Colegio de Notarios con el que tengo una buena relación por temas de contratación jurídica y de temas de contratación legal y recibo el apoyo el cual agradezco y me acerco a mi alma mater la BUAP con el maestro Agüera y le pido también el apoyo para que me logre postular hacia la participación electoral y pues presento mi curriculim ante el Congreso del Estado con todos los requisitos que la convocatoria señalaba. Estuve muy atento al proceso, conocimos que fuimos 123 personas a las aprovecho para reconocer su valía, 123 ciudadanos que decidieron concursar y creer en una Institución y apostar a que iba a ser una elección limpia.


AR: ¿Tuviste diálogo en este proceso desde que te inscribiste con los coordinadores parlamentarios en el Congreso, con los presidentes de los partidos políticos?


AG: No, en lo absoluto, yo fui un ciudadano más que se inscribió, que tocó la puerta de la Secretaría General.


AR: En México es muy difícil creer que un ciudadano normal promedio de a pie


AG: Lo entiendo, yo tampoco lo creía, yo pensaba que era difícil que iba a ser diferente y que tenía que contar con padrinazgos o madrinazgos y no fue así, yo toque la puerta el día lunes 15 de octubre que se cerraba la convocatoria, me acerque a la Secretaría General, presente mi documentación, mi información y que tramité ante las diversas instituciones como las cartas de antecedentes no penales, las certificaciones y todo lo que contenía la convocatoria y me senté a esperar como cualquier ciudadano y me vi en la lista de 123 persona, eso me llenó de gusto, después me vi en la lista de 108 personas por que 15 quedaron fuera por una serie de requisitos que no cumplieron, después esperé paciente la lista de 36 y ya cuando me vi en esta, tengo que confesar que dije bueno yo creo que ahora sí vamos a intentarlo todo, no quise presionar a nadie.


AR: No buscaste a nadie ¿no hablaste con el gobernador?


AG: No créeme que no, no lo haría ni lo hice y si hubiera la oportunidad tampoco lo hubiera hecho, no se trata de un tema de presiones, por que precisamente soy yo el que va a velar por que no tenga ningún tipo de presión entonces no podría practicar lo que precisamente estoy buscando no recibir, entonces no busque a ningún líder parlamentario, no presione a nadie y las cosas fueron fluyendo.


AR: Pablo Rodríguez Regordosa por ejemplo, fue la cabeza cuando estuviste en el Instituto Poblano de productividad Competitiva, hablaste con él, te dio un empujón?


AG: No yo soy muy respetuoso de la labor del secretario, también lo fui cuando como encargado del despacho del extinto Instituto Poblano para la Productividad Competitiva y para Pablo sólo tengo agradecimiento y muestra e afectos y me parece que es el secretario que está destacando en el tema de competitividad y un tema claro es el de Audi.


AR: ¿Alguna vez participado en el proceso de organizar una elección, has sido presidente de casilla o algo semejante?


AG: No, jamás he tenido que ver con ninguna afiliación política, partidista ni funcionario de casilla, yo no he participado de manera activa en ninguna organización electoral, jamás he estado en campaña, y mira que he tenido llamados a lo largo de estos 41 años, sería una consecuencia lógica de mis amigos que han estado en estos temas activamente y que me en algún momento me han llamado y les he dicho no gracias, he estado participando siempre como ciudadano ejerciendo mi voto en el momento que he tenido que hacerlo y nada más.


AR: Ayer después de que el Congreso realiza sus rondas de votación, en esta primera entrevista que tienes con varios medios de comunicación, prácticamente te hacen examen de derecho electoral en el que obviamente bajo la emoción, bajo la sorpresa del momento siendo un ciudadano promedio que llega a consejero presidente y te hacen una serie de preguntas que respondiste mediadamente o de la mejor forma que pudiste, pero eso lo utilizan para decir, que hace ahí Armando Guerrero si no sabe nada de elecciones.


AG: Ayer fue un día lleno de emociones, el ser humano es emotivo por naturaleza no podemos ser ajeno a ello y menos un ciudadano, seguramente un político, si está preparado para dar respuesta a todas las preguntas por que seguramente les pasan los acordeones por debajo de la mano, pero yo no tengo asesores atrás ni soy un político, yo soy un ciudadano que en ese momento venía con una carga emotiva brutal de haber sido votado no sólo consejero sino consejero presidente y en ese momento a un ciudadano normal y de pie al que yo ahora represento pues sí se le cruzan los cables. Cuando uno está en una entrevista así tiene que ser respetuoso, yo no quise salir corriendo yo no quise huir de la prensa, no soy un tipo que no tenga la valentía suficiente para platicar con ustedes y darles las mejores que pueda, seguramente no soy un doctor en derecho electoral, seguramente no soy un erudito en la materia, domino los temas los conozco pero tampoco se trataba de dar puntual respuesta al artículo fulanito de tal. Por supuesto que conocemos de la redistritación en los 26 distritos electorales y sabemos de las recientes reformas al Código Electoral, sabemos sobre las precampañas y que el proceso arranca a mediados de noviembre, todo eso lo dominados perfectamente bien.


AR Tres de los miembros de este Consejo designado ayer por el Congreso son reelectos, es decir, la tienen la experiencia previa, ¿los conoces, has platicado con ellos, que opinas de Olga Lazcano, Paul Monterrosas y Fidencio Aguilar?


AG: Para las tres personas y para los demás integrantes del Instituto que está por salir, el respeto más grande de mi parte, pero con Olga Lazcano mi especial reconocimiento, es una persona que celebro se haya candidateado para ser ratificada, que celebró que el Congreso la haya ratificado, de igual manera para Paul Monterrosas, que bueno es un amigo que conozco desde épocas de secundaria y preparatoria en el Colegio Americano y me da gusto volverlo a encontrar, seguramente tendré mucho que aprender de él y seguramente el va a estar abierto a escuchar mis ideas nuevas. Las instituciones tienen que ser refrescadas y yo llego a eso y a aglutinar esa experiencia que ellos tiene y también del otro consejero ratificado, Fidencio, lo reconozco como un filósofo que sabe de materia electoral y también es un ciudadano de quien tendré mucho que aprenderle y voy con el radar abierto a captar sus ideas.


AR: ¿Como ves tú papel como consejero presidente por que el diseño actual del organismo, establece que hay un secretario ejecutivo que de alguna forma concentra las funciones logísticas y administrativas y que por una parte hará más fácil el tránsito ante la eminencia del inicio de las elecciones, pero que por otra parte ha sido llamado “todo poderoso” porque tendría el control del organismo?


AG: Yo lo veo muy positivo, la carga administrativa dentro de una organización es vital, si hay un secretario ejecutivo encargado de toda la operatividad y de la administración y que tú le llames todopoderoso, bueno seguramente debe tener sus funciones específicas y seguramente muy delimitadas con respecto a las funciones del consejero presidente, seguramente haremos buen trabajo de manera conjunta él dedicado a los temas que le tocan administrar, controlar y operar y nosotros dedicados a los temas políticos electorales.


AR: ¿Cuál es el primer reto que ves y de cara a las elecciones del 2013?


AG: Me parece que el reto más grande al que me voy a enfrentar, es que el ciudadano como yo, de a pie, crea en la institución que confié en que su voto va a ser respetado y que logremos que llegue más gente a votar por que se ha ido alejando de las urnas y de las casillas por diversos descontentos, muchos de ellos responsabilidad de los partidos políticos, cierto, mucho de ello responsabilidad probablemente de artículos en prensa, cierto, mucho de ello responsabilidad probablemente dentro de la organización de la familia y falta de la cultura cívica para ir a votar cierto, ¿Qué nos toca a nosotros? Que la ciudadanía nos escuche nos vea nos conozca y diga es que en este Instituto si confío, si voy a votar si voy a llevar a mi familia y si voy a hacer que crezca en un porcentaje hacia arriba el índice de votación en el estado y finalmente las elecciones fueron limpias y transparente, ese es el reto.


AR: La tasa de participación en elecciones intermedias no supera el 40 por ciento.


AG: Exacto no llega al 40 por ciento, y a veces en ocasiones en votaciones federales al orden del 60 por ciento más menos, entonces un primer objetivo que me propongo es que ese 40 por ciento por lo menos lo llevemos a un 50 por ciento, ese sería un gran avance, hay que hablarle a la ciudadanía claramente, no podemos llegar a decirles queremos el 100 por ciento de la votación, ni siquiera a un 80, es difícil ni en las mejores democracias del mundo se da, ya hablar de un 50 por ciento es una cantidad aceptable.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas