Fracasa Bernardo Huerta en cambio de mototaxis


A un par de días de que termine el plazo para sustituirlos por taxis, mil 500 de ellos continúan en circulación


El precio de la gasolina, las altas mensualidades por los vehículos y los pocos usuarios debido a las tarifas, sentenciaron el programa


Elvia García Huerta


Mototaxis circulan por aquí y por allá en por lo menos una docena de municipios de la zona metropolitana de Puebla, evidenciando el fracaso de Bernardo Huerta Couttolenc en la política de reordenamiento del transporte público. A dos días de vencer el plazo impuesto por el secretario general de Gobierno para retirar los vehículos motorizados impulsados por el marinismo, casi mil 500 de éstos siguen circulando libremente, del padrón oficial de 2 mil 259.


El fracaso del programa 2x1 para intercambiar 2 mototaxis por 1 taxi local subvencionado por el gobierno estatal, es denunciado tanto por los concesionarios como por usuarios en los municipios de la zona conurbada. Representantes de los 536 concesionarios que recibieron los apoyos para obtener un taxi en forma, señalan que las ganancias no son suficientes.


Los mototaxis siguen siendo el vehículo favorito de los habitantes de los municipios de Coronando, Cuautlancingo, Zacatepec y Juan C. Bonilla, pues al ser más económicos los prefieren a los taxis locales. CAMBIO pudo constatar cómo en esas zonas los mototaxis siguen llenos de usuarios, mientas que los vehículos subvencionados por el gobierno morenovallista, por tener tarifas más caras, permanecen sin pasajeros.


Los alcaldes de la zona metropolitana, lejos de apoyar al gobierno morenovallista en el retiro de los mototaxis, son sus principales protectores, porque permiten a sus gobernados tener un transporte público, aunque eventualmente peligroso.


A 10 meses de haber arrancado el programa, apenas registran un avance del 48 por ciento, ya que sólo han podido entregar 536 taxis locales, de una meta de mil 187 nuevos vehículos que en teoría sustituirían los 2 mil 259 que transitan ilegalmente por 46 municipios del estado.


El pasado 16 de julio, en la quinta entrega de taxis locales, el secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, emplazó a Huerta Couttolenc a que a finales de octubre entregara la totalidad de los vehículos para sacar de circulación a los mototaxis.


Diversos han sido los pretextos utilizados por la Secretaría de Transportes desde el 14 de diciembre del 2011, cuando en conjunto con la Secretaría General de Gobierno (SGG) presentaron el programa para que los dueños de las motocicletas modificadas se apegaran de manera voluntaria al mismo, por lo que la administración estatal ofreció a los concesionarios un apoyo inicial de 34 mil pesos: 10 mil para el enganche y 24 mil de condonación por el costo de los permisos de circulación del automóvil modelo Atos o Matiz.


Sin embargo, el proyecto inició con el pie izquierdo pues a principios del 2012 tuvo que recular en su intentona de sacar de circulación los mototaxis, ya que no tenían los vehículos para realizar el canje, provocando así la molestia de los concesionarios que días antes habían hecho entrega de su fuente de trabajo, por lo que a mediados de enero de este año dio inicio el proyecto, teniendo como meta el mes de julio para el retiro del cien por ciento de los mototaxis.


Los municipios que hasta el momento han sido beneficiados por el programa 2x1 son Juan C. Bonilla, Tecamachalco, Ocoyucan, Ocotepec de Benito Juárez, Atoyactempan, Yehualtepec, Quecholac, Calpan, Huejotzingo, Santa Isabel Cholula, Tlacotepec de Benito Juárez, Tlaltenalgo, Tochtepec, Yahualtepec, Los Reyes de Juárez, Mazapiltepec de Juárez, Nealtican, Palmar de Bravo, San Andrés, Chignautla, San Lorenzo Almecatla, San Matías Tlalancaleca, Soltepec, Tlanepantla, Cañada Morelos, Chinautla, Atempan, Esperanza y Cuapiaxtla.


“No son rentables”


Los concesionarios beneficiados por el programa Taxi Local calificaron el proyecto como un total fracaso, ya que a 10 meses de recibir la nueva unidad y trabajar bajo dicho esquema, no han obtenido la remuneración esperada, siendo más las afectaciones que los beneficios.


CAMBIO realizó un recorrido por los municipios conurbados a la capital y al ser entrevistados, los concesionarios despotricaron en contra del proyecto y de la Secretaría de Transportes.


La escasez de usuarios por las tarifas que manejan, el exceso de uso de gasolina, las mensualidades altas para el pago de la unidad y la falta de espacio para trabajar, son algunas de las molestias que han generado los vehículos mercantiles.


Incluso indicaron sentirse engañados, pues señalaron que el otorgamiento del gobierno del estado de 10 mil pesos para el enganche del Matiz o Atos, fue sólo una “cortina de humo”, puesto que a cambio de dicho crédito realizaron la entrega del par de mototaxis, cuyo valor individual es de 50 mil pesos, perdiendo 90 mil pesos en la transición.


Además, refirieron que la unidad que en un principio tendría un costo de 86 mil, les saldrá ahora en 124 mil 800 pesos, puesto que por cuatro años pagaran 2 mil 600 pesos mensuales, y no mil 800 como en un inicio se había anunciado.


La presión de juntar dicho pago, la tarifa de gasolina que ahora se ha triplicado, puesto que en las trimotos sólo gastaban alrededor de 150 pesos, y ahora más de 500 a la semana, ha provocado que los concesionarios reflexionen y acusen que la ST no realizó un estudio adecuado a sus necesidades.


Además, acusaron que Huerta Couttolenc nunca tuvo un contacto directo con ellos, y que fue sólo a través del personal de la dependencia como se llevó a cabo la proporción de la información del proyecto.


“El funcionario estatal jamás apareció por el municipio, es más, ni siquiera se subió a las unidades para verificar su función”, relató uno de los “beneficiados”, al tiempo de relatar que entró al programa por intimidación, ya que de no hacerlo le retirarían su fuente de trabajo y no recibiría nada.


En este sentido, detalló que días antes al anuncio del proyecto morenovallista, personal de Transportes acudió al municipio para amenazarlo a él, así como a los demás mototaxistas, que de no alistarse al padrón habría grandes represalias en su contra. De tal forma, optaron por regularizarse y unirse al proyecto, situación que ahora lamenta.


Del mismo modo, detalló que al ser una organización nueva, los concesionarios no cuentan con una organización que los apoye, por lo que constantemente son víctimas de multas por parte de la ST, debido a que han tenido que salir de su jurisdicción para conseguir la tarifa y juntar el dinero para los diversos pagos que origina el mantenimiento de la unidad.


En tanto, en el municipio de Juan C. Bonilla, los mototaxistas amenazaron que no cambiarán su fuente de trabajo por la nueva modalidad de transporte, e incluso indicaron que de ser necesario usarán la fuerza para defender sus trimotos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas