Portero lesionado jugará con máscara


La recuperación del arquero de la BUAP tardará seis meses, ya que su lesión en el pómulo derecho es un “rompecabezas”


Luis Ángel Cabrera


El arquero de Lobos BUAP, Óscar Jiménez, quien sufrió una fractura en el pómulo derecho, tendrá un proceso largo de recuperación -alrededor de seis meses-, debido a que el hueso quedó hecho un “rompecabezas”, tal como lo informó el médico del equipo, José Luis Neblina, quien además destacó que el portero tendrá que usar una máscara protectora el día que regrese a las canchas.


El médico de los universitarios mencionó que debido a la magnitud de la lesión, Jiménez tendrá un largo proceso de restauración, mismo que se llevará un tiempo aproximado de seis meses, en lo que sana, se consolida y evoluciona la fractura.


Primero se deberán sanar las curaciones para quitar los puntos y que la fractura se vaya consolidando, lo cual le tomará tres meses. José Luis Neblina mencionó además que después se llevará el proceso de evolución, donde se analizará cómo va reaccionando el jugador, cosa que lo costará alrededor de tres meses más, en los cuales se deberá verificar que el jugador esté totalmente listo para regresar al futbol.


Aunque no se tienen los tiempos exactos de su recuperación, el médico indicó que el deportista deberá portar un uniforme especial, “con mayas, con tornillos y placas se llegará a reforzar bien la zona”. Asimismo, el jugador necesitaría una máscara protectora para evitar algún peligro en la zona, “obviamente tenemos que hacerle ahí una cuestión protectora, (mediante) una máscara, para proteger la zona y evitar que vaya a tener una contusión y le vaya a causar un problema”.


El arquero saldrá hoy del Hospital Ángeles. La institución lo estará esperando, pues aún resta un año de su contrato.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas