Carlos Muñoz se va dolido con Henaine


El dueño del Puebla fue incapaz de dar la cara ante el cese del español como técnico de la Sub 20 camotera


En entrevista con medio locales, el español confesó que tuvo tres problemas con el hijo de Hugo Fernández “La Bruja”, pues trató intervenir en su trabajo, al obligarlo a alinear a jugadores que no tenía contemplados


Luis Ángel Cabrera


A Carlos Múñoz, director técnico del equipo Puebla Sub 20, le debían dos meses de su salario, una vez que cobró, la directiva camotera lo corrió con el argumento de que “no había dinero para pagarle más”. En entrevista para CAMBIO criticó al dueño del Puebla, Ricardo Henaine, al no darle la cara ante su salida: “es una pena que Henaine no haya hablado conmigo, ni haya intentado preocuparse por esta situación”.


El timonel del conjunto poblano Sub 20 fue cesado después de cobrar los dos meses de salario que le adeudaban, con la justificación de que no había mas dinero para pagarle, le dieron su finiquito, ya que su contrato acababa hasta noviembre.


Sin embargo, el español mencionó que con lo que le pagaron tenía para mantenerse hasta noviembre y no tenían ningún problema para seguir con la institución, pero para no tener problemas firmó el finiquito, “firme el finiquito, y lo hice para no tener problemas con la institución del Puebla", aseguró.


Sobre su trabajo con el equipo Sub 20 y sobre sus expectativas que tenía con la institución declaró ayer por la mañana ante los medios de comunicación: "hacíamos una buena base, hemos trabajado bien, no tengo duda que he trabajado al 100 por ciento pero las circunstancias mandan. Vine a Puebla no a ganar dinero, sino a vivir y crear un proyecto. Viendo todas las circunstancias, me veo en el derecho de exigir lo que me debían. Optaron por pagarme y renunciarme, no quiero pleitos con Puebla.”


Por el cariño que le tiene al club, aclaró que siempre trabajó con mucho entusiasmo, “no estoy amargado ni decepcionado, aunque mi expectativa era otra, vine con la ilusión de trabajar con el futbol base, y como cualquier profesional dirigir al equipo que me dio tanta gloria en el futbol mexicano; quería entrenar al primer equipo, acepto que no me dieran la oportunidad, trabajo para ellos y no confiaron en mí”. Cabe destacar que Muñoz fue el primer campeón de goleo individual en la historia del Puebla.


Sobre la llegada de Daniel Guzmán dijo: “es amigo mío, con quien trabajé muy bien desde la Sub 20 y él con el primer equipo. Aquí me quieren y estoy a gusto, pero tantos problemas, discusiones con gente que en teoría creen ser algo en Puebla, no me lo permitieron".


También explicó que sólo quería que le pagaran el adeudo, para que pudiera pagar sus responsabilidades familiares, “sólo quería mi trabajo para que no me corrieran de mi casa. Vine a trabajar, no a cobrar desmedidamente, pero sí a vivir dignamente, para pagar mi casa, mi luz, mi teléfono”.


El estratega dijo que tuvo problemas con el hijo de “La Bruja”, situación que también debió haber influido en el cese de Carlos, "tuve tres problemas en el Puebla, y los tres fueron con Fernando Fernández, primero porque no permitió que entraran en un vestuario, segundo porque no creo que los niveles personales sean contundentes para hablarlos, que no sean particularmente. Y tres, porque yo pido lo mío, no me importa lo que hagan los demás".


El español expuso claramente la realidad del equipo actual de La Franja: "busqué lo mejor posible, pero de una vez por todas se debe acabar con toda esta mierda en Puebla; a la A se le dice A y a la B, B y si no se quieren dar cuenta de lo que pasa en Puebla, allá ellos".


Con esto se demostró una vez más que los Fernández siguen mandado en el Puebla y que, desgraciadamente para el entrenador Carlos Muñoz, gran pilar en la historia de los Camoteros, no cuenta con el apoyo del presidente del club, Ricardo Henaine Mezher.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas