Multas de hasta 10 mil pesos por hacer ruido


Verónica Mastretta informó que cien inspectores vigilarán el trabajo de camiones de perifoneo y expendedores de gas


Por el momento sólo se cuenta con cuatro sonómetros para identificar a quienes rebasen los 68 decibeles permitidos


Gerardo Ruiz


El Ayuntamiento de Puebla multará hasta con 10 mil pesos a los camiones de perifoneo, expendedores de gas o alimentos, así como a los comercios y ciudadanos que rebasen los límites sonoros permitidos, a fin de evitar la contaminación por ruido que cada día es más grave en la capital.


En conferencia de prensa, la regidora y presidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente, Verónica Mastretta Guzmán, anunció que el 7 de septiembre de 2012 fue publicada la reforma al capítulo 26 del Código Reglamentario Municipal en el Diario oficial del estado, donde se estipuló el inicio de las disposiciones para evitar las emisiones excesivas de sonido, causadas por fuentes fijas o móviles dentro de la ciudad y sus juntas auxiliares.


Explicó que las supervisiones se realizarán por cien inspectores de la Secretaría de Medio Ambiente y Servicios Públicos, la cual por el momento sólo cuenta con cuatros sonómetros para identificar las unidades, comercios o casas que rebasen los 68 decibeles de 6 a 22 horas, o los 65 decibeles de 22 a 6 horas.


No obstante, indicó que la Comisión de Medio Ambiente espera el recurso para adquirir los aparatos tecnológicos suficientes para que cada elemento cuente con uno, cuyo precio aproximado es de 3 mil pesos, por lo que será en lo que resta del año cuando se cubran todos los puntos del municipio.


En este sentido, señaló que los inspectores serán los encargados de hacer las observaciones particulares a los responsables de la contaminación auditiva para que fijen un plazo para corregir las deficiencias. En caso de que la recomendación se ignorada, serán acreedores a una sanción económica que va desde los mil 181.60 pesos, a 10 mil 339 pesos, o la clausura definitiva, en su determinado caso.


Mastretta Guzmán dio a conocer que las inspectorías iniciaron este mes en casos específicos, como los camiones de gas que utilizan bocinas con música alta para vender los tanques del material, o las camionetas que venden empanadas, que de igual forma abusan del volumen para anunciar su mercancía.


Por último, ejemplificó que las fiestas que realizan algunos ciudadanos en sus hogares -aunque se trate de propiedad privada- pueden ser suspendidas por una denuncia ante el Ministerio Público por violar el Coremun. El dictamen fue aprobad por el Cabildo en sesión ordinaria del pasado 17 de agosto.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas