A punto de liberar a federal detenido por balacera en el AICM

10:20


Obtiene suspensión definitiva contra el auto de formal prisión; enfrenta delitos no graves


Milenio

 

El agente federal Bogard Felipe Lugo de León, implicado en la muerte de tres de compañeros del 25 de junio pasado y de coordinar supuestamente el trasiego de drogas en el aeropuerto de la Ciudad de México, está a punto de salir de prisión, pues ha ganado dos de tres pasos para obtener un amparo.

 

Una juez federal le concedió una suspensión definitiva contra el auto de formal prisión que se le dictó el pasado 16 de agosto.

 

El uniformado está encarcelado por delitos que no son graves y no son los mismos por los que fue señalado por la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

 

El pasado 31 de agosto la juez 12 de distrito de amparo en materia penal, Josefina del Carmen Dorantes, le otorgó una suspensión provisional. En los próximos días la impartidora de justicia, dentro del juicio 886/2012, resolverá si le concede el amparo.

 

En caso de que el fallo sea favorable, Bogard quedará libre. Lugo de León permanece recluido en el Reclusorio Sur porque la Procuraduría General de la República (PGR) pidió al juez noveno de distrito en materia de procesos penales federales no otorgarle la libertad bajo caución, porque existe riesgo de que pueda fugarse.

 

La SSP federal acusó públicamente a Bogard de trasiego de drogas y de estar involucrado en la balacera del 25 de junio en la terminal aérea capitalina, donde murieron tres agentes de la Policía Federal.

 

No obstante, la PGR consideró que no hay elementos para relacionarlo con dichos delitos, motivo por el cual solo lo consignó por ser probable responsable de ilícitos contra la administración de la justicia cometidos por un servidor público y posesión de cartuchos de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

 

Lugo de León no participó en el tiroteo, pero lo atestiguó a unos metros de distancia, cuando uno de sus subordinados le llamó por teléfono.

 

En lugar de apoyar a los policías caídos, uno de ellos también jefe de turno, optó por escapar de la terminal. Con una trayectoria de cuatro años dentro de la corporación, Bogard poseía una hoja de servicio limpia, sin ningún incidente o faltas, hasta antes de su captura.

 

El pasado 15 de julio el uniformado quedó a disposición de la PGR, después de que fue detenido por elementos de la Policía Federal en las inmediaciones de la colonia Guadalupe Inn, tras una denuncia anónima que fue recompensada con el pago de 5 millones de pesos.


 
 
Todos los Columnistas