Demanda por acteal, falsa y calumniosa: Zedillo

10:00


Reconoce la cancillería la decisión de EU de emitir una “sugerencia de inmunidad” en la denuncia civil contra el ex mandatario


Milenio

 

El ex presidente mexicano Ernesto Zedillo afirmó ayer que la demanda en su contra por el caso Acteal es falsa y calumniosa, y se dijo complacido porque el Departamento de Estado estadunidense haya sugerido a la corte concederle inmunidad.


Mientras tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que el gobierno mexicano reconoce la decisión de EU de emitir una “sugerencia de inmunidad” en la demanda civil contra Zedillo, como en su momento le fue solicitado por la administración federal.


En un mensaje enviado al diario Yale Daily News, Zedillo escribió: “Las acusaciones de la demanda no son solo falsas sino calumniosas. Es por eso que estoy contento de la estrategia de (el abogado) Jonathan (Freiman) para hacer que se rechace esta calumniosa demanda, esté progresando”.


En la nota publicada este lunes, el diario universitario de Yale, donde Zedillo dirige el Centro de Estudios para la Globalización, agregó que Freiman se mostró complacido con la sugerencia del Departamento de Estado, aunque evitó “especular sobre lo que significaba para el caso”.


El viernes pasado, el Departamento de Estado emitió la sugerencia de inmunidad para Zedillo, demandado de manera anónima por 10 personas, que lo acusan de ser responsable de la muerte de 45 indígenas de la comunidad de Acteal, en Chiapas, en 1997.


Al respecto, la SRE reconoció la acción del gobierno estadunidense y reiteró que el gobierno mexicano no es parte del juicio civil promovido contra Zedillo, pero considera que una ley de Estados Unidos no puede ni debe otorgar jurisdicción a tribunales de ese país para conocer demandas civiles por hechos cometidos fuera de EU y en que no participan sus ciudadanos.


Además, la cancillería recordó que “la inmunidad de jefes de Estado ante tribunales extranjeros por hechos en que se alegue su participación en carácter oficial se fundamenta en la costumbre internacional, a fin de asegurar el respeto a la igualdad soberana de los Estados”.

 


 
 
Todos los Columnistas