Da Presidencia luz verde a la compra de avión

13:05


Sería un Boeing 787; se desconoce aún el valor, dicen funcionarios


La Jornada

 

La Presidencia de la República dio luz verde para que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) formalice la compra del avión que utilizará el titular del Ejecutivo a partir de 2015, en sustitución del TP-O1 que está por cumplir su vida útil.

 

Fuentes oficiales confirmaron lo anterior y agregaron que una vez aprobada la adquisición, la cual se había dicho inicialmente que le correspondía formalizar al presidente entrante, queda tan sólo que la Secretaría de Hacienda destine los recursos suficientes para cerrar el trato y la forma de pago, y que esa decisión sea aprobada por la Cámara de Diputados para que se incluya en el Presupuesto de Egresos de la Federación del año próximo.

 

De acuerdo con funcionarios del gobierno federal, la compra de la nave es un asunto de seguridad nacional que involucra al propio Presidente de la República, por lo que la decisión resulta inaplazable; además de que, en esas compras, los plazos para la entrega llevan varios años y entre más tarde el gobierno mexicano en cerrar el trato, más tarde contará el presidente entrante Enrique Peña Nieto con un avión seguro y moderno.

 

Los funcionarios señalaron que todo apunta a que el avión elegido sea un Boeing 787, aunque aún no queda claro cuál será su costo definitivo, ya que hay versiones que afirman que supera los 750 millones de dólares, cuando su precio de lista ronda los 320 millones de dólares.

 

El más caro del mundo

 

De acuerdo con el especialista en temas de aviación Juan Fernando Aguilar (La Jornada 08/05/2012), el costo del Boeing 787 –de confirmarse que será de 750 millones de dólares– no tiene precedente en la aviación comercial y supera el precio de la aeronave privada más cara del mundo, construida especialmente para el príncipe saudí Ibn Talal hace tres años, cuyo valor fue de 500 millones de dólares.

 

Además, de confirmarse el costo, superaría el de aviones de características similares, como el Airbus 250, que vale 250 millones de dólares o el A330, cuyo precio es de 200 millones de dólares.

 

Actualmente, el Presidente de la República se transporta primordialmente en el Boeing TP-01, adquirido en 1986 por Miguel de la Madrid, pero que fue dado de alta en el Estado Mayor Presidencial hasta 1988.

 

Si se toma en cuenta, según expertos, que una nave de esas características tiene una vida útil de 25 años, el actual avión presidencial está prácticamente al límite de sus capacidades.

 

Desde hace dos años la Secretaría de la Defensa Nacional solicitó a la Cámara de Diputados recursos para renovar el TP-01, pero la petición no fue atendida ni por los legisladores ni por la propia Secretaría de Hacienda, la cual no lo consideró una prioridad.

 

En cambio, una vez que la propia Presidencia de la República puso atención en el asunto y se hizo pública la petición de la Defensa Nacional en el sentido de que ya era urgente renovar el avión referido, se dieron los pasos necesarios para concretar la adquisición, obviamente, dijeron los informantes, con el visto bueno del presidente electo.

 


 
 
Todos los Columnistas