Castigarán a policía que deportaba hispanos por “come-tacos, alcohólicos y propensos al narco”

11:30

Sin Embargo

 

La prensa norteamericana reseña este día que el Departamento de Justicia determinó que un alguacil de Carolina del Norte y sus agentes incurrieron “discriminación racial rutinaria contra los hispanos, mediante detenciones sin orden judicial, con la intención de elevar el número de deportaciones”.

 

La acusación llega después de una investigación de dos años.

 

El reporte, de 11 páginas, señala que el alguacil del condado de Alamance, Terry Johnson, junto con sus agentes, violó los derechos constitucionales de ciudadanos estadounidenses al “encasillar, parar, retener y arrestar a hispanos sin una causa justificada”.

 

El reporte dice que Johnson se refirió a los latinoamericanos como “come-tacos, alcohólicos, propensos al comercio de drogas y a cometer otros delitos”.

 

Con esos criterios, ordenó establecer retenes especiales en vecindarios habitados por hispanos. Los ciudadanos de piel blanca pasaban sin revisión por los retenes, mientras que personas de apariencia latinoamericana eran detenidas.

 

El organismo federal determinó además que Johnson obstruyó la investigación federal abierta en 2010 “al retener documentos solicitados y falsificar expedientes”, y que varios miembros de la oficina del alguacil se negaron a cooperar por el temor a represalias.

 

El reporte recomienda varios pasos para poner fin a la discriminación por parte del Departamento, incluido entrenamiento para corregir estas acciones, nuevos procedimientos internos para reconocer e investigar violaciones a los derechos civiles, así como pasos para que las autoridades se acerquen a la comunidad.

 

Y si el condado no llega a un arreglo, el Departamento de Justicia podría denunciarlo ante una corte federal. Según una nota de la agencia AP, Johnson dijo a la prensa en una conferencia que los hallazgos carecen de fundamento y que el gobierno del presidente Barack Obama “ha decidido librar una guerra contra las autoridades locales”.

 

Los hispanos representan apenas el 11% de la población del condado. No es la primera vez que un sheriff de Estados Unidos es acusado por discriminar a hispanos.

 

El caso más notorio es, quizás, el de Joe Arpaio, a quien se le sigue una causa federal por varias demandas. Miriam Mendiola Martínez padeció abuso de autoridad, negligencia médica y violación a los derechos civiles durante su embarazo y postparto; Ángela Chávez sufrió negligencia y crueldad mental, y Ramón Forinas murió por negligencia médica.

 

Todo ello aconteció dentro de las cárceles del Condado de Maricopa a cargo del alguacil Joe Arpaio y sus oficiales, en un plazo de apenas dos años.

 

“La comunidad del Condado de Maricopa se ha desensibilizado ante los actos de brutalidad que comete Arpaio a diario, con el apoyo de quienes votan por él y que desconocen todo lo que sucede dentro de sus prisiones”, dice en entrevista exclusiva para HuffPost Voces, Joy Bertrand, abogada que representa a los tres afectados y que demandaron judicialmente por abuso de autoridad, negligencia y racismo a la oficina de Arpaio.

 


 
 
Todos los Columnistas