Diputado sonorense fue asesinado por su suplente

11:08

Imagen

 

La primera obligación de un gobierno es garantizar la seguridad de sus ciudadanos y si Estados Unidos no logra reducir su consumo de drogas, el próximo gobierno de México no tendrá otra alternativa más que seguir combatiendo al narcotráfico y preservar la seguridad de sus ciudadanos, dijo el presidente Felipe Calderón en esta ciudad.

 

"La otra opción es cederle el poder a los criminales, y decir: no pelearé más con ustedes, si te gusta este gobierno, por favor toma este gobierno, si te gusta esa ciudad, es muy bonita a mí me gusta, mucho pero tómala... Pero uno no puede decir eso como gobierno, porque el primer deber de cualquier gobierno es preservar la seguridad de las familias", dijo durante la conferencia que dio en el Consejo de Relaciones Exteriores.

 

Cuando se le preguntó en qué podría ser diferente la estrategia de seguridad del presidente electo, Enrique Peña Nieto, a la que siguió Calderón en su administración, respondió que desde su perspectiva, ningún candidato a la presidencia dejó en claro, qué cambiarían de la estrategia de seguridad.

 

En cuanto al tráfico de armas de Estados Unidos a México, el mandatario dijo que era indignante y muy injusto que miles de mexicanos sigan perdiendo la vida a causa de la venta de armas de asalto en miles de tiendas en la frontera con México y mencionó la situación llega al extremo de que las armas de asalto se pueden adquirir hasta en un Wal Mart en Estados Unidos.

 

Al medio día el presidente Calderón se reunirá con un grupo de empresarios y funcionarios estadounidenses y a las 7 de la noche asistirá a la premier de la película IMAX el Vuelo de la Mariposa Monarca en el Museo Smithsonian de Historia Natural.


 
 
Todos los Columnistas