Los Beltrán usaron tres años como base el aeropuerto mexiquense

10:36

El testigo protegido también declaró a la PGR que el cártel tenía control del aeropuerto de Cancún


Reforma

 

Cártel de los Beltrán Leyva utilizó el Aeropuerto Internacional de Toluca como base de operaciones para el aterrizaje de aviones provenientes de Colombia y Venezuela cargados con toneladas de cocaína.

 

Así lo reveló a la SIEDO Sergio Villarreal Barragán, "El Grande", uno de los principales operadores de Arturo Beltrán Leyva, el 22 de mayo pasado en el marco de la averiguación previa AP/ PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010, relacionada con la indagatoria en contra de varios Generales presuntamente vinculados con el narcotráfico.

 

Ese día a las 9:30 de la mañana, antes de ser extraditado a Estados Unidos, "El Grande", bajo la figura de testigo colaborador con la clave de "Mateo", aseguró que para su operación sobornaban a funcionarios locales y federales. "Ellos se arreglaban con el personal del Aeropuerto, es decir con el personal de ASA, Torre de Control, Aduanas, Migración, los maleteros, hasta los bomberos desplegados en el Aeropuerto.

 

"A todos se les repartía de los 900 mil dólares, y lo repartían 'El Pokémon' y 'El Negro', por lo que entre 'La Barbie' y yo teníamos arreglado el aeropuerto para bajar los referidos aviones", declaró. "El Grande" también declaró a la PGR que igualmente el cártel tenía control del aeropuerto de Cancún gracias a una red de corrupción, integrada por autoridades locales, federales y aeroportuarias, creada por Édgar Valdéz Villarreal, "La Barbie", y dirigida por Roberto López Nájera.

 

"En ese aeropuerto casi no bajaba droga, ya que repostaba combustible y se dirigían al aeropuerto de Toluca en donde bajaban la droga de los aviones en ese aeropuerto", refirió Villarreal Barragán, en su calidad de testigo colaborador, antes de ser extraditado a Estados Unidos.

 

En su declaración ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), "El Grande" detalló que en la terminal de Toluca bajaban aviones Grumman provenientes de Maracaibo, Venezuela, cargados con 3.3 o 3.4 toneladas de cocaína, por los que debían pagar sobornos de 900 mil dólares.

 

Aseguró, de acuerdo con el expediente, que cuando descargaban la droga en Cancún se pagaban 400 mil dólares por avión a la red de corrupción encabezada por la Policía Federal. "Quiero aclarar que en caso de que sólo se bajara el avión para que repostara turbosina y hacer el papeleo para que pasara de vuelo internacional a nacional sólo se pagaban 400 mil dólares.

 

Entonces estos aviones bajaban en el aeropuerto de Toluca, Estado de México, desconociendo cómo estaba arreglado", declaró a la SIEDO.

 

El periodo que narra "El Grande" coincide con la época en que la empresa española OHL es la principal responsable de la administración y operación del Aeropuerto Internacional de Toluca. De Maracaibo a Toluca Maracaibo, Venezuela, no sólo ha sido blanco de operaciones y ataques de piratas como lo indica su historia, sino también de narcotraficantes mexicanos, según las declaraciones de "El Grande".

 

Eran las 16:50 horas del 13 de octubre de 2010, cuando Villarreal Barragán detalló a la PGR las complejas operaciones y la red de complicidad en Maracaibo, Cancún y Toluca.

 

Un mes antes, el 12 de septiembre, había sido detenido en Puebla. Explicó que en 2007, los Beltrán Leyva, entonces vinculados a La Federación al mando de Joaquín "El Chapo" Guzmán, tenían conexiones en Maracaibo, de donde salían los cargamentos.

 

Aseguró que los aviones salían "con conocimiento de diversos Generales del Ejército de Venezuela y también del Turco, un narcotraficante de Venezuela al parecer pariente de Hugo Chávez".

 

"El Grande" se refería a WalidMakled detenido por la Policía Nacional de Colombia en agosto de 2010, un mes antes que Villarreal Barragán. "El Grande" testificó que entre 2007 y 2008 en el aeropuerto de Cancún había una red de policías y comandantes de la Policía Federal que estaban al servicio de los Beltrán Leyva, entre ellos, uno que identifica como el Comandante Rosales.

 

"Estaba asignado como comandante del Aeropuerto Internacional de Cancún, también 'El Toy', actualmente asignado al aeropuerto de la Ciudad de México; 'El Pockemon' y 'El Negro'", declaró a la PGR.

 

"Ellos se arreglaban con el personal del aeropuerto, es decir con el personal de ASA, torre de control, Aduanas, Migración, los maleteros hasta los bomberos desplegados en el aeropuerto, a todos se les repartía de los 900 mil dólares y lo repartían 'El Pockemon' y 'El Negro', por lo que entre 'La Barbie' y yo teníamos arreglado el aeropuerto para bajar los referidos aviones, mandándoles a estos elementos de la PFP el dinero no había problema", dijo. Ocupa la SSP hangar de los Beltrán El hangar 22 al 29 de la calle 3 del Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), señalado por el Gobierno estadounidense y por un testigo protegido de la PGR de ser utilizado por los Beltrán Leyva para descargar droga proveniente de Colombia y Venezuela, era ocupado por la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

 

Oficialmente, la SSP rentaba esas instalaciones a Operadora de Aviación General de Toluca, S.A. de C.V. desde por lo menos de 2007 a noviembre de 2009, cuando dejó las instalaciones de acuerdo con documentos oficiales a los que tuvo acceso Grupo Reforma.

 

El área en cuestión es una amplia zona de oficinas y tres hangares que forman una herradura. Uno de los hangares da directamente a la pista del aeropuerto de Toluca, considerada una de las más largas del País, con una longitud de 4.2 kilómetros por 45 metros de ancho.

 

"Puede atender aeronaves de gran fuselaje y tiene capacidad para manejar hasta 36 operaciones aéreas por hora", según información de OHL, propietaria mayoritaria de Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca (AMAIT), empresa que tiene la concesión desde 2006.


 
 
Todos los Columnistas