Secuestraron y mataron a un italiano


La Procuraduría General de Justicia arraigó a la banda que cometió el plagio en Guadalupe Victoria


Los cinco implicados mantuvieron en cautiverio a Massimo Di Nardo y le pidieron dinero a su familia aunque ya estaba muerto


Staff/ Diario CAMBIO


La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI) obtuvo una orden de arraigo en contra de cinco presuntos secuestradores -tres originarios del estado de Veracruz, uno del Distrito Federal y uno de Puebla- que están relacionados con el plagio y muerte de un ciudadano italiano en los límites entre Puebla y Veracruz.


La mañana del 5 de julio del año en curso, el ciudadano Massimo Di Nardo, quien residía en el municipio de Guadalupe Victoria, Puebla, fue privado de su libertad cuando circulaba a bordo de su camioneta marca Fiat línea Strada modelo 2010, sobre la carretera que conduce de Guadalupe Victoria a San Luis Atexcac.


En horas posteriores, su familia recibió una llamada telefónica proveniente de un celular con lada del Distrito Federal, mediante la cual un sujeto confirmó el secuestro y exigió 10 millones de pesos para liberar a la víctima. Los días 6 y 9 de julio, los captores enviaron a la familia una serie de pruebas de vida del secuestrado, entre las que se encontraban tarjetas de crédito a su nombre y el comprobante de un movimiento bancario.


Tras varias negociaciones sobre el monto del rescate, los plagiarios aceptaron 200 mil pesos en efectivo, por lo que acordaron con la familia que el pago se haría el 12 de julio en las inmediaciones de un establecimiento comercial ubicado sobre la carretera a San Antonio Tenextepec, localidad perteneciente al municipio de Perote, Veracruz.


A pesar de que se cumplió con el pago, el agraviado no fue puesto en libertad y, por el contrario, los secuestradores exigieron 2 millones de pesos más. Nuevamente tras varias negociaciones vía telefónica, establecieron como monto 85 mil pesos en efectivo para la liberación del secuestrado.


Con base en información recabada a través de labores de inteligencia, campo y gabinete, el 28 de agosto se montó un operativo en el crucero de San Luis Atexcac, ubicado en la carretera federal Puebla-Xalapa, a la altura del kilómetro 66+995, donde agentes ministeriales adscritos a la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto lograron la captura de los presuntos plagiarios luego de que cobraron el rescate y pretendían huir del lugar a bordo de un vehículo Nissan Tsuru, rotulado y con placas del servicio público de alquiler del estado de Veracruz.


Al día siguiente, el Ministerio Público realizó las diligencias del levantamiento de cadáver de Massimo Di Nardo en el interior de la casa de seguridad donde estuvo en cautiverio en la población de Saltillo La Fragua, perteneciente al municipio de Guadalupe Victoria. A través de las indagatorias se estableció que los secuestradores ya lo habían privado de la vida tiempo atrás y aún así continuaron con las negociaciones para el cobro de rescate.


Con base en los argumentos jurídicos presentados por el Ministerio Público de la DGADAI, asentados en la averiguación previa PGJP/DGICDS/AP/96/2012, la autoridad judicial concedió la medida cautelar de arraigo en contra de los detenidos, lo que permitirá a la PGJ reunir mayores elementos probatorios en torno a su participación en los hechos e incluso determinar si están vinculados con más secuestros en territorio poblano u otras entidades del país.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas