Alcohol, el asesino silencioso de Puebla


Ocasiona muertes por un simple golpe en la cabeza dentro de una casa o graves accidentes automovilísticos


Víctor Hugo Juárez


Las muertes ocasionadas por la ingesta inmoderada de alcohol “son el pan de cada día” en la entidad poblana, pues la Procuraduría General de Justicia (PGJ) recibe el reporte de al menos una muerte diaria, en distintas representaciones, en la que el común denominador es la presencia de algún tipo de bebida embriagante.


La forma en que mueren las víctimas del alcohol varía, van desde una persona que al ingerir bebidas en exceso pierde el equilibrio y al caer muere a causa de trauma craneoencefálico, hasta aquellas que conduciendo en estado de ebriedad impactan su vehículo causando su muerte e incluso la de terceros que no estaban alcoholizados.


Ejemplos de estos casos son los siguientes, recibidos por la PGJ hace tan sólo dos días: a las 10:30 horas, José Alfredo Contreras, de 56 años de edad, falleció a consecuencia de traumatismo cráneo encefálico severo. Su hija refirió que el occiso llegó a su domicilio en estado etílico y se dirigió a su recámara, más tarde escuchó un fuerte golpe y al entrar lo encontró tirado, por lo que lo trasladaron al hospital donde perdió la vida.


A las 1:45 horas, Alfredo Reyes Rosas, de 28 años de edad, salió de un baile y, al conducir en estado de ebriedad de momento perdió el control de su vehículo impactándose contra un cerro. Aún con vida fue trasladado al nosocomio donde pereció a consecuencia de traumatismo cráneo encefálico severo.


Sin embargo, esta no es la única forma en la que el alcohol interviene en la muerte de una persona, existen casos en los que bajo los influjos del alcohol deciden quitarse la vida, ya sea por alguna discusión o depresión.


A las 1 horas, Pedro Alberto Sánchez Gutiérrez, de 36 años tuvo una discusión con su esposa, por lo que salió a comprar una cerveza y se encerró en su cuarto. Su esposa manifestó que más tarde lo encontró suspendido con un lazo del tendedero a una viga.


Estos casos se repiten constantemente, pues tan sólo de los últimos 30 decesos en la entidad, 10 están relacionados con el alcohol, manteniendo la constante de por lo menos una muerte diaria por esta causa.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas