Secuestradores liderados por hondureño son capturados


La banda se encuentra involucrada en 11 plagios, dos de ellos cometidos en Puebla y el resto en Veracruz


Recientemente el centroamericano fue mandado matar por otro integrante del grupo, hoy se encuentra detenido y en recuperación


Víctor Hugo Juárez


Una peligrosa banda de secuestradores originarios de Veracruz y comandada por un hondureño, fue capturada por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) a través de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), y están relacionados con por lo menos 11 secuestros, dos en Puebla y nueve en Veracruz.


El titular de la DAGADAI, Fernando González Solís, dio a conocer que la captura se logró gracias a las investigaciones realizadas por agentes del Ministerio Público con base en dos averiguaciones previas por secuestro. La primera giraba en torno al secuestro de la esposa de un presidente municipal de la región de Teziutlán, por el cual los plagiarios exigían 15 millones de pesos en efectivo. La segunda trataba del secuestro de un estilista de ese municipio, por el cual pidieron 2 millones de pesos.


En una primera acción, los uniformados lograron la detención de tres integrantes de la banda mientras portaban dos armas de fuego tipo revolver y una subametralladora. Ellos, además, aportaron la información necesaria para ubicar una de sus casas de seguridad ubicadas en Teziutlán, donde tras un segundo operativo se logró la captura de seis integrantes más y el rescate de una víctima ilesa que había sido secuestrada en Veracruz y por la que pedían 3 millones de pesos.


Los detenidos son Daniel Domínguez Aguilar, alias “La Lagartija”; Jovani Cuesca García; Francisco Hernández Sánchez, alias “El Flaco”; Gerardo Pérez Moreno, alias “El Chango”, y José Santiago García Contreras, alias “El Layo”, todos ellos originarios de Veracruz, además de Óscar Cruz López, alias “El Chaparro”; Edgar Medina Rojas, alias “El Pelón”; Ricardo Armenta Medina, alias “El Mocho” e Idalia Gómez Sánchez.


González Solís destacó que todos ellos eran comandados por el hondureño Efraín Aguilera Paz, alias “El Honduras”, y por “El Chaparro”. Sin embargo, tras un conflicto por disputarse el mando único, este último ordenó a “El Flaco” que terminara con la vida de “El Honduras”, por lo que en un paraje en el estado de Veracruz le infirió cinco disparos, pero no lo mató y se encuentra en rehabilitación en un hospital del estado vecino en calidad de detenido.


El director de la DGADAI señaló que ninguna de sus víctimas fue privada de la vida y añadió que al momento de ser detenidos les fueron decomisadas dos armas cortas calibre 38 especial, una subametralladora calibre 9 milímetros, dos armas largas tipo AK47, mejor conocida como “cuerno de chivo”, versión francotirador, y una tipo M1 calibre 30, 103 cartuchos útiles de diferentes calibres, unas esposas de seguridad, 10 celulares, 16 monitores, una pantalla de plasma, 15 teclados de cómputo, un DVD, dos impresoras, una laptop, cinco módems de acceso a internet, una consola de videojuego, cinco computadoras y diverso material electrónico.


Resaltó la importancia de la captura de esta banda, pues manifestó que cuando un grupo de delincuentes acumula su propio capital para conseguir armas de este tipo, se convierte en un tema preocupante ya que busca crecer como organización criminal.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas