Mondragón se queda sin argumentos: Lozano


“Ni modo, si juegan a las vencidas hay que medir la fuerza de quien está enfrente”, dijo sobre la batalla entre morenovallistas y yunquistas


“Ya el tema estatutario queda rebasado porque digamos que son 90 días los que se necesitarían, el nuevo proceso electoral se haría 90 días después de que termine le gestión de Mondragón”, dijo el senador


Osvaldo Macuil Rojas


Con la reforma al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales que se aprobó en el Congreso del estado, el argumento para mantener la dirigencia estatal del PAN por la cercanía entre el inicio del proceso y la conclusión del periodo de Juan Carlos Mondragón, “quedó rebasado”, afirmó el senador Javier Lozano Alarcón.


En entrevista con CAMBIO, el panista reconoció además que las diferencias entre los dos grupos más fuertes al interior del blanquiazul -yunquistas y morenovallistas- han salido cada vez más a flote: “ni modo, si juegan a la vencidas hay que medir la fuerza de quien está enfrente”.


El exsecretario de Trabajo y Previsión Social consideró que aunque jurídicamente Juan Carlos Mondragón no puede permanecer en el cargo escudándose en los estatutos del partido, está en su derecho de aspirar a permanecer en la dirigencia, pero debe buscarla en un proceso democrático.


Los estatutos de Acción Nacional marcan que en caso de que el periodo del dirigente concluya tres meses antes de arrancar el proceso electoral, se puede prorrogar la dirigencia.


“Ya el tema estatutario queda rebasado porque digamos que son 90 días los que se necesitarían, el nuevo proceso electoral se haría 90 días después de que termine le gestión de Mondragón.


”Aquí se acaba la disección (…) pero desde el punto de vista como abogado, jurídicamente, esto ya no tiene razón de ser, porque ya no caes en el supuesto de los estatutos”, expuso Lozano Alarcón.


Lamentó que las diferencias entre panistas se hayan marcado aun más con la publicación del desplegado que apareció ayer en medios nacionales, y consideró que es un error “la batalla” que se libra al interior del partido.


“Si juegan a las vencidas, hay que medir la fuerza de quien está enfrente. Pienso que ha sido un error esta batalla, espero que con la renovación de la dirigencia podamos empezar el proceso electoral 2013 con argumentos”, expuso.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas