La familia de García Ramírez regresará a su naco-residencia


La familia demostró que la propiedad fue adquirida antes de que comenzara a laborar como funcionario del gobierno estatal


A inicios del presente año, CAMBIO tuvo acceso a fotos exclusivas de la mansión, en donde se vio el mal gusto de García Ramírez en la decoración del inmueble donde habitaban su esposa e hijos


Víctor Hugo Juárez


El gobierno del estado devolverá a la familia de Javier García Ramírez la posesión de la “naco-residencia” que incautó con motivo de la acusación penal por enriquecimiento ilícito durante su gestión como secretario de Obras Públicas en el sexenio marinista. Sin embargo, el inmueble ubicado seguirá decomisado, de acuerdo con el juez del Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Décima Región, con sede en Saltillo, Coahuila, en versión confirmada por la Procuraduría General de Justicia.


El resolutivo judicial fue resultado de que la familia demostró que la propiedad, a nombre de David García Ramírez, hijo del exfuncionario, fue adquirida antes de que comenzara a laborar como funcionario del gobierno estatal.


David García ganó el amparo 531/2012 solicitado para recuperar la “naco-residencia” decomisada el pasado febrero, con domicilio Violetas número 61 del lujoso fraccionamiento Jardines de Zavaleta, al comprobar que fue adquirida fuera del periodo de gestión de su padre, por lo que no existe justificación alguna para retener la casa.


A inicios del presente año, CAMBIO tuvo acceso a fotos exclusivas de la mansión, en la que el director de esta casa editorial, Arturo Rueda, exhibió en su columna “Tiempos de Nigromante” el mal gusto de García Ramírez en la decoración del inmueble donde habitaban su esposa e hijos.


Durante el operativo que montaron las autoridades en esta propiedad, se decomisaron cinco vehículos de lujo de marcas como BMW, Range Rover, Audi y Volkswagen, 54 mil pesos en efectivo así como distintos artículos de lujo como mancuernillas, cinturones y corbatas que acumularon un valor cercano a los 5 millones de pesos.


Esta residencia se suma a las oficinas JV ubicadas sobre la vía Atlixcáyotl, mismas que fueron incautadas y que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) tuvo que devolver a Gisela García Ramírez después de que el Poder Judicial de la Federación determinara el fallo a favor de la familia del exfuncionario.


En enero del presente año, el procurador general de Justicia, Víctor Carrancá Bourget, dio a conocer que el exsecretario de Obras Públicas no pudo comprobar la legitimidad de sus bienes por un monto de 23 millones de pesos, por lo que fue liberada la orden de aprehensión por enriquecimiento ilícito en el que incluso se solicitó el apoyo de la Interpol.


Ante esta acusación, el gobierno del estado aseguró las propiedades entre las que se encontraban dos condominios, cuatro casas, tres terrenos, además de los vehículos de lujo entre otras.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas