Reglamento de cabildo para silenciar a opositores


Le otorga al edil el uso de la fuerza pública durante las sesiones y pedir la salida de los regidores que alteren el orden


Gerardo Ruiz


El dictamen de la Comisión de Gobernación y Justicia, presidida por el regidor panista Jaime Zurita García, para crear un reglamento interno en las sesiones de Cabildo pretende silenciar a la fracción opositora y fue creada sin fundamento jurídico, pues implica modificaciones a la Ley Orgánica de Servidores Públicos y acreditarse facultades exclusivas del Congreso del estado.


La oposición de la creación de dicha normativa por parte de los regidores priistas, Lourdes Dib, Octavio Castilla, Julio César Sánchez y Sandra Montalvo, más el perredista, Arturo Loyola; fue sustentada bajo los vacíos legales en la concepción del dictamen y desmintió al secretario de la Comisión de Gobernación y regidor; Matías Rivero, quien aseguró que la negativa de sus homólogos se debió para evitar sanciones a las faltas constantes a las sesiones de trabajo de las Comisiones y a las del Cabildo. Además, Montalvo Domínguez retó al regidor panista a publicar la lista de regidores con más faltas durante las reuniones de trabajo.


De acuerdo al primer documento para la aprobación del reglamento interno del cuerpo edilicio, se acreditaba al presidente municipal la facultad de hacer uso de la fuerza pública durante las sesiones de máximo órgano municipal para solicitar la salida de los regidores que alteren el orden durante las reuniones locales, sin embargo ante las críticas de la fracción opositora se retiró en su segunda entrega.


Para el segundo dictamen, en la modificación al capítulo 5, artículo 34, fracción VII del Código Reglamentario Municipal se otorgaba al edil poblano el derecho a retirar el uso de la palabra a los regidores, hasta el desalojo con suspensión de la sesión de Cabildo de forma provisional, a fin de garantizar respeto entre las partes.


Además, pretenden ampliar las faltas injustificadas de los regidores hasta las sesiones de comisión o comisiones unidas, por lo que se incluye la creación de una nueva Comisión de Regulación Interna, integrada por los mismos regidores, que interpondrá las sanciones ante las ausencias, que van desde descuentos vía nómina hasta la revocación definitiva del cargo, cuando los únicos con dicha facultad son los diputados locales.


Finalmente, los regidores priistas se dijeron a favor del reglamento interno para las sesiones de Cabildo sin atentar contra su libertad de expresión y sancionar a los regidores que no justifiquen sus faltas.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas