Yarrington y Hernández serán consignados por lavado


Los exgobernadores de Tamaulipas cometieron o facilitaron negocios a favor del Cártel del Golfo


La línea de investigación se encuentra abierta desde hace dos años y se estima que en diciembre concluirá


Arturo Ángel/ 24 Horas


Los exgobernadores de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, serán consignados de forma conjunta por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en cuanto la Procuraduría General de la República (PGR) concluya con las diligencias y declaraciones pendientes.


Autoridades de la dependencia federal revelaron a 24 HORAS que antes de diciembre se concluirá con la integración del pliego de consignación, el cual incluirá evidencia del lavado de dinero que los mandatarios cometieron o al menos facilitaron a favor del Cártel del Golfo, no sólo a través de diversos negocios en Tamaulipas y Texas sino, incluso, con inversiones en Europa.


La clave del entramado es el empresario multimillonario Fernando Cano Martínez, buscado tanto en México como en Estados Unidos y quien en 2005 pagó al menos 200 mil euros a una firma especializada en Barcelona para buscar nichos de inversión a corto y mediano plazo en el viejo continente.


Según lo dicho por la esposa del empresario, hoy testigo colaborador de la Procuraduría, Cano incrementó notablemente su fortuna durante el periodo en que Yarringtón gobernó Tamaulipas, “sacó” de la pobreza a personas que no figuraban en los círculos empresariales y que ahora son sospechosos y siguió trabajando de la misma forma ya con Hernández Flores en el gobierno.


La línea de investigación que sigue la PGR en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009, abierta desde hace mas de dos años, apunta a que los exgobernadores operaron para blanquear millones de dólares provenientes de la venta de drogas, lo que indirectamente provocó la consolidación del cártel del Golfo y posteriormente de Los Zetas en el estado.


Las complicidades


Más de 30 nombres de familiares, excolaboradores y empresarios figuran en la red de vínculos que han construido las autoridades y quienes facilitaron en mayor o menor medida el lavado de dinero.


La indagatoria tomó fuerza a partir de mayo de este año, cuando en Estados Unidos se desclasificaron expedientes radicados en Cortes de Texas y en los que se incautaban propiedades adquiridas por Cano, con recursos económicos que presumiblemente provenían de Yarrington y de la delincuencia organizada.


Sonia de Pau, la exesposa de Cano, le ha dado a la PGR una amplia narrativa de los negocios de su esposo, que incluye múltiples inversiones en México y Estados Unidos, en áreas como la construcción, los bienes raíces, medios de comunicación locales, entre otros, así como las personas con las cuales se asoció.


Pero el dato que ahora ocupa la atención de las autoridades es el pago de 200 mil euros que, de acuerdo con la testigo, realizó su esposo en 2005 a la consultora española RCJE, con sede en Barcelona, para analizar oportunidades de inversión tanto en ese país como en otros del continente, presumiblemente Francia y Alemania.


La PGR indaga si durante la segunda mitad de la década pasada se materializaron y fructificaron esas inversiones, lo que daría una nueva dimensión al lavado de dinero patrocinado por Yarrington y Hernández.


Hernández ya huyó


La PGR tiene indicios de que el exgobernador Eugenio Hernández Flores salió del país unos días antes del periodo vacacional de Semana Santa, a través de un vuelo desde el Aeropuerto Internacional de Cancún con destino a algún país de Europa.


Según fuentes ministeriales, durante sus últimas semanas en el país Hernández se refugió en Quintana Roo, donde se han identificado tres propiedades suyas que ya fueron cateadas: dos condominios en la exclusiva zona conocida como Puerto Cancún, así como un departamento en el complejo habitacional de lujo Residencial Esmeralda.


Su paradero actual, al igual que el de Yarrington Ruvalcaba, se desconoce.


Lavado, delito grave


Nombre: Operación con Recursos de Procedencia Ilícita


Pena: 5 a 15 años de prisión (artículo 400 Bis Código Penal Federal)


Descripción: Todo aquel que administre, enajene, adquiera, invierta, transporte, trasfiera, dentro del territorio nacional o hacia el extranjero, recursos de cualquier naturaleza, con conocimiento de que proceden de una actividad ilícita.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas