Friday, 14 de August de 2020


Iturbide, libertador de México




Written by 

La semana pasada referimos en este espacio algunos mitos geniales de la lucha de independencia de México.

Para continuar con la temática, hoy que es 27 de septiembre conmemoramos 192 años de la consumación de la lucha que nos libró del yugo español, gracias a la reconciliación nacional que encabezó el libertador de México, Agustín de Iturbide junto con varios insurgentes que depusieron las armas para negociar la independencia, entre ellos Vicente Guerrero. Iturbide fue, consecuentemente, el primer gran negociador de estas tierras, quien se dio cuenta que la lucha que por 11 años se verificó en los albores del siglo XIX iniciada por el cura Hidalgo no llevaba más que a seguir derramando sangre fraterna. Por eso pactó la independencia y orilló al último virrey español Juan de O`Donojú a aceptar aquella en los Tratados de Córdoba.

 

 

Pero vinculemos a Iturbide con nuestra querida Puebla. Recientemente me han preguntado el porqué de la propuesta de confirmar el nombre del antiguo Portal de Borja como de Iturbide, ubicado sobre la 16 de septiembre entre las avenidas 3 poniente y Reforma. La respuesta es sencilla: el libertador de México tuvo enorme relevancia política a partir de su presencia en Puebla. En la propuesta que formulamos al Cabildo de la ciudad, desglosamos el actuar en Puebla del que a la postre sería el primer gobernante del México independiente, entre los que destacan:

 

 

1)      Iturbide mandó imprimir el Plan de Iguala con el que se proclamó la emancipación nacional en una imprenta de la ciudad propiedad de don Joaquín Furlong, donde se imprimía a su vez el famoso periódico La abeja poblana bajo la dirección de Juan Nepomuceno Troncoso Bueno en 1820; lugar hoy ubicado en la esquina de la 3 sur y 11 poniente.La abeja poblana fue precisamente el medio por el cual se distribuyó el antedicho Plan de Iguala el 1 de marzo de 1821.

2)      Como jefe de las tropas que habían impulsado el Plan de Iguala, mandó Iturbide a Nicolás Bravo el 17 de julio de 1821 a celebrar un armisticio con el comandante de Puebla, Ciriaco del Llano. Y el 28 de Julio, después de la llegada de Iturbide a la ciudad como Primer Jefe del Ejército Imperial de las Tres Garantías, se firmó la capitulación, según la cual las fuerzas españolas evacuarían Puebla para embarcarse hacia España.

3)      El domingo 5 de Agosto de 1821, la Ciudad de Puebla juró la independencia incluso antes que en la Ciudad de México. En las casas del Cabildo, delante de un altar con el Crucificado, recibió Iturbide el juramento del primer alcalde Carlos García, preguntándole: “¿Jura Vuestra Señoría a Dios y por los Santos Evangelios estar por la independencia del Imperio Mexicano bajo el plan leído, observar la religión católica apostólica romana sin mezcla ni tolerancia de otra alguna, sostener en todo la sola unión íntima entre americanos y europeos?”. Habiendo tomado el alcalde el juramento a los regidores, Iturbide se asomó a los balcones que caían a la Plaza Pública, se leyó el plan y se tomó el juramento al público.La misma ceremonia se repitió desde los balcones del Palacio Episcopal y del Colegio del Espíritu Santo, aquí en Puebla.

4)      Por lo anterior, fue que en sesión del 19 de septiembre de 1851, el cabildo del Ayuntamiento acordó nombrar en lo sucesivo al portal de las audiencias con el nombre de Hidalgo, al de las Flores con el de Morelos y al de Borja (hoy Av. 16 de Septiembre) con el de Iturbide. Todos en alusión a los tres grandes personajes de la independencia: quien inició la lucha, el que la continuó y finalmente el gran consumador.

 

 

Estoy convencido que recordar a los hombres y mujeres que hicieron algo por nuestra patria es un asunto de justicia, pero que la asignación de dichos reconocimientos deben estar íntimamente ligados a la ciudad o lugar donde tuvo relevancia el actuar de los héroes. Iturbide vio en Puebla el lugar para publicitar (Plan de Iguala) y juramentar la independencia, lo hizo desde los balcones de los Portales de la ciudad y todo ello antes de su entrada triunfal a México. Por eso es justo que lo reconozcamos con el nombre del Portal que desde 1851 lleva su apellido, así como es menester reconocer a otros grandes personajes nacionales, ya sean muy conocidos (Juárez, entre otros) o no tan conocidos (Ignacio López Rayón, por poner un ejemplo). Al final, los grandes hombres de nuestra patria como Iturbide o Juárez antes que héroes fueron hombres con virtudes y defectos, aciertos y errores. A todos hay que reconocerlos porque sin ellos no seríamos una nación. Y por ello, acatando la disposición de Cabildo de 1851 y hoy que festejamos la consumación de la independencia, es justo que Puebla y los poblanos vuelvan a conocer al Portal de referencia como Portal Iturbide, como siempre se llamó desde esa fecha decimonónica y como no ha dejado de denominarse a pesar de los esfuerzos fallidos por adjudicarle otra nomenclatura  y que nunca prosperaron en el seno del Cabildo.

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus