Thursday, 26 de November de 2020

El Z-40 operó desde Puebla y en 2010 casi lo detuvieron en Alchichica

Jueves, 18 Julio 2013 03:11
Miguel Ángel Treviño operó a Los Zetas desde la entidad poblana, publicó Reforma en su edición de ayer. Desde 2008, en el estado han sido detenidos al menos 15 integrantes del cártel considerado uno de los más sangrientos,de los cuales cuatro son cabecillas del grupo del trasiego de droga.



La detención del máximo cabecilla de “Los Zetas”, Miguel Ángel Treviño Morales, alias “El Z-40”, y la información de su captura ofrecida por fuentes de la PGR y la DEA reveló que el sanguinario capo operó la organización desde Puebla, incluso estuvo a punto de ser capturado en 2010 en la región de Alchichica, tras ser cercado por fuerzas federales en Veracruz, operativo que finalmente no se llevó a cabo ante el fuerte dispositivo de seguridad que lo protegía.



Además del “Z-40”, otros miembros de la organización “Z” han operado en la entidad, incluso han fungido como jefes de la plaza hasta ser detenidos en operativos de alto impacto.



De acuerdo a Reforma, el jefe de “Los Zetas” estuvo a punto de ser detenido en 2010 en la comunidad poblana de Alchichica, y posterior a ello, comenzó a operar en diferentes estados de la república, entre ellos Puebla.



Desde 2008, en el estado han sido detenidos al menos 15 integrantes del cártel considerado uno de los más sangrientos, de los cuales cuatro son cabecillas del grupo del trasiego de droga.  



En agosto de ese año, de manera fortuita elementos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) detuvieron a ocho secuestradores, luego de rescatarlos de la población Tlapanalá, en Izúcar de Matamoros, a quienes pretendían linchar. Más tarde, los propios delincuentes declararon pertenecer a este grupo delictivo.



Ese fue el inicio de las aprehensiones de “zetas” en Puebla, pues en septiembre de 2009 cayó Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, “El Z-44”, quien tenía su residencia en el fraccionamiento Lomas de San Alfonso.



Al siguiente año cayeron dos jefes de la plaza, “El Z-18”, Gonzalo Ceresano, y Manuel Antele Velasco.



Para 2012 Puebla volvió a ser noticia nacional en relación a los cárteles de la droga, pues cayó el lugarteniente de “Los Zetas”, William de Jesús Torres Solórzano, y el líder del grupo en el sureste mexicano, Mauricio Guízar Cárdenas, mejor conocido como “El Amarillo”. 



 



Z-40, a punto de ser capturado en Puebla



Reforma publicó que tras la detención de Miguel Ángel Treviño se reveló que “El Z-40” lideró a la banda delictiva desde Puebla. “Miguel Ángel Treviño Morales, el ‘Z-40', permaneció a salto de mata entre 2010 y 2012, los años más álgidos de la guerra entre ‘Los Zetas’ y el cártel del Golfo (…) Treviño Morales llegó a dirigir a ‘Los Zetas’ desde Cancún, Veracruz, Puebla, San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León, Hidalgo y diversas zonas de Tamaulipas”, publicó el rotativo nacional.  



La información detalla que el 15 de octubre de 2010, la Marina estuvo a punto de arrestar al “Z-40” en Alchichica, comunidad del municipio de Tepeyahualco, pero al encontrarse custodiado, abortaron la misión para evitar un enfrentamiento.



“La propia Marina lo ubicó el 15 de octubre de 2010 en Alchichica, Puebla, gracias a información de inteligencia de autoridades estadunidenses. Treviño fue ubicado en esa zona poblana luego de que fue cercado en Veracruz por distintas autoridades federales. La Marina abortó la operación ante el numeroso grupo de sicarios que acompañaba al 'Z-40', tras considerar que se pondría en riesgo la vida de gente inocente”.



En esa fecha se filtró a medios de comunicación locales y nacionales, que las fuerzas castrenses habían detenido a Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, lo que nunca se comprobó.



Sobre el tema, ese 15 de octubre, CAMBIO publicó: “diversas versiones periodísticas y trascendidos locales generados la tarde de ayer aseguran que elementos de la Secretaría de la Marina Armada de México (Semar) habrían realizado un operativo en la comunidad de Alchichica, perteneciente al municipio de Tepeyahualco, siguiéndole los pasos del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín Loera Guzmán”.       



 



Los secuestradores de Tlapanalá 



El 16 de agosto de 2008, tras ser liberados de los habitantes de Tlapanalá, se detuvieron a ocho secuestradores, que al rendir su declaración admitieron pertenecer al cártel de “Los Zetas”.



“Entre los detenidos se encuentran Antonio Martínez Tovar, Martín Palma Meneses, Juan José Escalante, Juan Carlos Olivera Torres, Ernesto González Hernández, Gerardo Sánchez, Javier Ponciano Ríos y Gerardo González Ramírez, a quien se acusó de ser el líder del grupo”.



Sin embargo, por un error del juez Cuarto de lo Penal, Alberto Miranda Guerra, no fueron sentenciados por el delito de narcotráfico.       



 



El Tlapao Z-44



Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, alias “El Tlapa” o “Z-44”, fundador del grupo delictivo, tenía su residencia familiar en el fraccionamiento Lomas de San Alfonso, fue detenido el 9 de septiembre de 2009 por elementos del Ejército mexicano y la Procuraduría General de la República.



Junto a él fue aprehendido Raúl Gutiérrez, alias “El Huevas”, en el domicilio ubicado en calle Río Suchiate 5312, de la colonia San Manuel, el inmueble de seguridad de los delincuentes. De esa propiedad fueron decomisados dos automóviles, un Porsche y una camioneta tipo Hummer.



 



El Z-18 y Manuel Antele



Gonzalo Ceresano, líder de “Los Zetas” en Puebla y conocido como el “Z-18”, fue aaprehendido el 22 de noviembre de 2010, luego de cuatro años de radicar en el estado, cometiendo al menos 14 secuestros.



Fue detenido por elementos de la Dirección de Atención de Delitos de Alto Impacto y del Ejército Mexicano, luego de que plagiaron a la dueña de un hotel ubicado en Tehuacán.



El delincuente fue detenido cuando circulaba en un vehículo particular en el fraccionamiento Las Fuentes, y las autoridades revelaron que no tenía casa fija, pues pasaba de hoteles y moteles a casas de seguridad.



Previo a esta detención, el 24 de junio de 2010, fue asegurado Manuel Antele Velasco, quien también era jefe de la plaza poblana, quien tenía su vivienda en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán.



 



En 2012 cayeron los peces gordos   



A partir de 2012, comenzaron a caer los “peces gordos” de “Los Zetas” en Puebla. El primero en caer fue William de Jesús Torres Solórzano, alias “El W”, quien era terrateniente del grupo delictivo y se encargaba del trasiego de droga y dinero.



Los hechos ocurrieron en el lujoso fraccionamiento Bosques de Angelópolis, en donde 30 elementos de la Marina a bordo de tres camionetas implementaron un operativo sorpresa.



De inmediato, en el fraccionamiento de Lomas de San Alfonso y La Calera, la Semar desprendió un segundo operativo, el cual duró más de cuatro horas y que finalizó con la captura de dos miembros más de “Los Zetas”, quienes fueron reconocidos como Felipe de Jesús Cortés Sánchez y Germán de Jesús Jiménez López, alias “El Richard”.



Tras estas detenciones, las autoridades recopilaron información clave que sirvió para capturar a uno de los fundadores de “Los Zetas” en Huejotzingo, Mauricio Guízar Cárdenas, identificado como “El Amarillo”.



Una tercera movilización por parte de las fuerzas armadas se llevó a cabo en el hotel Posada Kenmar, ubicado a media cuadra del zócalo de Huejotzingo. En esta acción se consiguió la captura de Guízar Cárdenas, a quien se le decomisó un lanzacohetes de guerra antitanque calibre 66 milímetros, 20 granadas, una subametralladora, entre otras armas de alto calibre.


Rate this item
(0 votes)
Last modified on Jueves, 18 Julio 2013 03:33