Monday, 30 de November de 2020

2012, el año de la inseguridad

Martes, 15 Enero 2013 00:00
En Puebla se registraron 89 mil 433 delitos de enero a noviembre de 2012, Agnes Torres y un niño en La Malinche fueron los factores que pusieron en jaque a la administración de Rafael Moreno Valle,  colocándose como el cuarto estado con mayor incidencia delictiva en este periodo, según el SNSP  
  • Víctor Hugo Juárez



Los asesinatos del empresario Antonio Haces, de la activista Agnes Torres y la muerte de un menor en La Malinche, así como culminar el año como el cuarto estado a nivel nacional con mayor incidencia delictiva con 89 mil 433 delitos con corte a noviembre, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), marcaron el segundo año de gobierno de Rafael Moreno Valle en materia de seguridad pública.



 





Y es que pese a que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) intentó justificar el incremento delictivo a un cambio administrativo en la contabilización de los delitos, lo cierto es que de acuerdo con el número de averiguaciones previas que se reportaron ante el SNSP que, en Puebla se registraron 89 mil 433 delitos de enero a noviembre de 2012, colocándola como el cuarto estado con mayor incidencia delictiva en este periodo por debajo de estados como México con 243 mil 966 delitos, el Distrito Federal con 165 mil 192 y Baja California con 100 mil 434 casos registrados.



 





El SNSP realizó un corte informativo el pasado 10 de enero, sin embargo, hasta el momento sólo ha contabilizado los delitos registrados hasta noviembre. En este mismo periodo pero en 2011 se registraron 75 mil 615 delitos en la entidad, lo que representa que en el segundo año de gobierno morenovallista la delincuencia creció 18.2 por ciento.



 





El aumento de los robos, especialmente con violencia, marcó este segundo año de gobierno al incrementarse considerablemente en comparación del año pasado, pues de enero a noviembre de 2011 se registraron 7 mil 697 asaltos con violencia, mientras que en ese mismo periodo pero de 2012 fueron 13 mil 683, lo que representa que este delito aumentó 77.7 por ciento. En tanto que el robo en general aumentó 30 por ciento al pasar de 32 mil 143 en los primeros 11 meses de 2011 a 41 mil 787 en ese mismo periodo de 2012.



 





El año pasado el delito de extorsión se puso de moda en la entidad, ya que en 2011 se registraron sólo tres casos, mientras que en el año pasado —sin contar diciembre— se registraron 360, provocando que instancias como la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI) lo considerara como delito de alto impacto, iniciando una campaña de prevención a través de spots de radio y publicidad impresa.



 





El homicidio también registró un aumento este año, del 15 por ciento, pues de los mil 236 registrados de enero a noviembre de 2011—563 dolosos y 673 culposos— aumentó a mil 422 en el mismo periodo de 2012, de lo cuales 592 fueron dolosos y 825 culposos.



 





Sin embargo, las cifras del SNSP también revelan resultados positivos en este segundo año de gobierno, pues delitos de alto impacto como el secuestro disminuyeron en 55 por ciento al pasar de 56 casos registrados en los primeros once meses de 2011 a 25 secuestros en el mismo periodo de 2012. En el mismo comparativo, el número de violaciones pasó de 691 a 704.



 



Muertes de  escándalo







Este segundo año se registraron muertes que trascendieron a nivel nacional, como el homicidio de la activista Agnes Torres, quien fue degollada y abandonada a un kilómetro del puente de la carretera del Siglo XXI, rumbo a Atlixco, el pasado 11 de marzo de 2012.



 





El homicidio estremeció a un importante sector de la sociedad poblana y de todo el país, debido a que la víctima era defensora de los derechos de género, y según los reportes periciales no sólo fue degollada, sino que existían huellas de tortura en su cuerpo, lo que indicaba que se trató de un crimen de odio, sin embargo una semana después la Procuraduría General de Justicia (PGJ) logró la captura de cuatro presuntos responsables y oficialmente informó que se derivó de un intento de robo de vehículo, pese a que este fue quemado y encontrado en San Andrés Cholula.



 





Los detenidos fueron Luis Fernando Bueno Mazzocco y Agustín Flores Zechinelli, de 18 años de edad; Marco Antonio Berra Espezzia, de 19 años de edad, y un menor de edad que fue puesto a disposición de las autoridades especializadas en justicia para los adolescentes, sin embargo, la dependencia cerró el caso pese a que uno de los inculpados identificado como Jorge Flores Zechinelli, presunta pareja sentimental de la víctima, continúa libre.



 





En otro caso ocurrido el pasado 15 de agosto de 2012, el empresario poblano y exsecretario de Finanzas del PRI, Antonio Haces, fue asesinado después de ser asaltado en uno de los edificios de la avenida Juárez, no sin antes despojarlo de más de 100 mil pesos.



 





El exfuncionario del PRI fue seguido por cuatro sujetos después de realizar un movimiento en una sucursal bancaria y al llegar a su oficina, ubicada en el edificio JV de la avenida Juárez, fue interceptado en el estacionamiento, donde tres disparos lo privaron de la vida. Los homicidas se llevaron el motín y hasta el momento la Procuraduría General de Justicia (PGJ) haya detenido a alguno de los responsables.



 





Para julio, los esfuerzos realizados por parte de Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja y el equipo de rescate del Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) fracasaron, cuando André Louvier de 15 años de edad falleció de hipotermia después de permanecer tres días atrapado en La Malinche.



 





Lo que inició como una excursión escolar culminó en tragedia cuando un adulto y tres menores de edad se aventuraron a realizar un recorrido en La Malinche, el cual se tenía previsto terminara el mismo día, sin embargo no fue así, por lo que los familiares de José María Álvarez, de 62 años; André Louvier, de 15 años; Luis Francisco Cortés, de 15 y Antonio Cortés, de 14 años, reportaron su desaparición ante las autoridades, iniciándose una exhaustiva búsqueda en la montaña.



 





Tras dos días de búsqueda, los equipos de rescate lograron ubicar a los desaparecidos y fue el adulto el primero en ser rescatado debido a una lesión en la pierna. De acuerdo con los planes, la intención era bajar uno por uno a los menores hasta culminar el rescate, sin embargo después de salvar a Luis Francisco y Antonio Cortés, las autoridades argumentaron que las condiciones climáticas impedían bajar a André, aunque trascendió que la disputa entre las autoridades de Tlaxcala y Puebla por colgarse la medalla del rescate fue lo que retrasó su descenso, razón por la cual el menor permaneció una noche más expuesto al frío.



 





Al otro día, el menor fue bajado de la montaña y trasladado en helicóptero al hospital Betania, donde su estado de salud ya era crítico, por lo que pese a las labores de los médicos, horas después se anunció su muerte.



 

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Martes, 15 Enero 2013 04:48