Friday, 04 de December de 2020

Disminuyen delitos y violencia; inseguridad cuesta 9 mil mdp

Martes, 01 Octubre 2013 02:03
La Encuesta Nacionalde Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2013 pintó un negro panorama para la seguridad en el país y Puebla no fue la excepción, pues a pesar de que el número de delitos descendió en 75 mil casos respecto de 2012 para ubicarse en un millón 57 mil, las víctimas aumentaron a 879 mil.
  • Víctor Hugo Juárez / Osvaldo Macuil Rojas



Puebla no escapó al oscuro panorama de la seguridad pública presentado por la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2013. Aunque el número de delitos descendió en 75 mil casos respecto de 2011 para ubicarse en un millón 57 mil casos, aumentó el número de víctimas, que pasó de 868 mil 791 a 879 mil poblanos afectadas por la delincuencia.



También en un año creció la percepción de inseguridad. En 2011, 57.1 por ciento de la población dijo tenerla pero las cifras actualizadas detallan que 63.3 por ciento de la población alertó sobre la falta de seguridad. Y luego de la ola de asaltos bancarios que azota al estado, las instituciones bancarias y los cajeros automáticos son los lugares donde más se resiente la percepción de inseguridad.



No obstante la violencia registró una disminución considerable, pues mientras en el estudio del año anterior 33.6 por ciento de las víctimas denunciaron ser agredidos físicamente, para el estudio de 2013 el porcentaje que acusó violencia bajó a 18.5 por ciento.



La cifra negra de delitos no denunciados también creció, pues del total cometido en 2011 la PGJ no fue notificada en 13.9 por ciento, mientras que para 2012 se fue a 12.3 por ciento.



 



El costo de la inseguridad



La delincuencia mermó el bolsillo de los poblanos por más de 9 mil 488 millones 578 mil pesos durante 2012, reveló la encuesta, con lo que se convirtió en el quinto estado más rentable para la delincuencia por segundo año consecutivo, pues sólo en el Distrito Federal, Estado de México, Jalisco y Nuevo León los ciudadanos perdieron más económicamente que en la entidad poblana a consecuencia de la delincuencia.



De acuerdo con el estudio publicado ayer por el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI), el monto total de erogaciones a consecuencia de la inseguridad en el Distrito Federal fue superior a los 32 mil millones de pesos, con lo que encabeza la lista, seguido del Estado de México con casi esa misma cifra, Jalisco con 17 mil millones de pesos, Nuevo León con 16 mil millones de pesos y Puebla con más de 9 mil millones de pesos. Esto significa que cada poblano que fue víctima de algún delito pago en promedio 5 mil 191 pesos.



Entre los gastos que detalla el estudio a consecuencia de la inseguridad se encuentran los gastos en medidas de protección, que en el caso de Puebla fue superior a 2 mil millones de pesos, lo cual representa que cada poblano invirtió en promedio mil 253 pesos para prevenir ser víctima de algún delito. Además, los gastos ocasionados por daños en la salud fueron superiores a 219 millones de pesos, que por persona afectada se convierte en 248 pesos.



 



Disminuyen delitos, aumentan víctimas



Uno de los datos paradójicos que arrojó la Envipe 2013, fue que el número de delitos registrados en Puebla disminuyó en comparación con el censo anterior, sin embargo las víctimas aumentaron, lo que significa que menos personas fueron de protagonistas de dos o más delitos.



Según el estudio del año pasado, en Puebla se cometieron un millón 132 mil 941 delitos, mientras que en la medición más reciente la cifra disminuyó a un millón 57 mil 146, es decir cerca de 75 mil casos menos en el último año.



No obstante el número de víctimas incrementó, pues en el censo de 2012 se registraron 868 mil 791 víctimas del delito, mientras que en la encuesta de este año la cifra es de más de 10 mil víctimas, pues rebasó los 879 mil personas afectadas por la delincuencia. Con esta mezcla el promedio de delitos por víctima disminuyó de 1.3 a 1.2 por ciento.



 



Puebla, el séptimo estado con más víctimas de la delincuencia



Con el aumento de víctimas, Puebla se posicionó como el séptimo estado con mayor número de personas afectadas por la delincuencia pues sólo seis estados registraron una cifra superior en el país.



La lista la encabeza el Estado de México con 4 millones 492 mil 74 víctimas, seguido del Distrito Federal con 2 millones 110 mil 923, Jalisco con un millón 662 mil 31, Nuevo León con un millón 90 mil 503, Guanajuato con un millón 80 mil 223, Veracruz con 986 mil 674 y Puebla con 879 mil 716.



 



Robo y extorsión, los delitos más comunes



El INEGI coincidió con los reportes mensuales que realiza el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), pues ubicó el asalto a transeúnte como el de mayor incidencia en 2012 con 308 mil 573 casos, que representa 29.2 por ciento del total de los delitos, mientras que la extorsión se colocó en la segunda posición con 202 mil 118 casos (19.1 por ciento) y el robo de vehículo con 156 mil 731 (14.8 por ciento).



No obstante la violencia registró una disminución considerable, pues mientras en el estudio del año anterior 33.6 por ciento de las víctimas denunciaron ser agredidos físicamente, para el estudio de 2013 el porcentaje que acusó violencia bajó 18.5 por ciento.



La mayor parte de los delitos se registraron a plena luz del día, pues del total de los casos documentados, 65 por ciento ocurrieron de 6 de la mañana a 6 de la tarde, mientras que el resto ocurrió durante la noche y madrugada.



 



Poblanos desconfían del MP



Pese a que la cifra de delitos a nivel nacional ubica al estado dentro de los 10 más azotados por la delincuencia, los poblanos reflejaron su desconfianza ante el Ministerio Público, pues de un millón 57 mil 146 delitos registrados, sólo se denunciaron poco más de 130 mil, lo que representa 12.3 por ciento, mientras que 87.3 por ciento  prefirió no levantar la denuncia correspondiente.



La cifra negra conformada por la suma de los delitos que no fueron denunciados más los que no se inició averiguación previa y los que no fueron especificados, arrojan 977 mil 463 casos, lo que representa 92.5 por ciento de todos los delitos, cuando la media nacional es de 92.1.



Esta desconfianza se encuentra respaldada en el tiempo de tardanza y actitud hostil que los funcionarios de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) muestran cuando la víctima acude a levantar una denuncia, pues dos de cada tres afirmó que no sigue el procedimiento correspondiente por “causas atribuibles a la autoridad”.



Estas causas se detallan en los tiempos de espera, pues 62.5 por ciento de los poblanos asegura que el Ministerio Público tarda más de tres horas en registrar su denuncia. Ese mismo porcentaje de personas fue el que calificó de malo y muy malo el desempeño de los funcionarios encargados.



 



Crece la percepción de inseguridad 



La encuesta del INEGI reveló que en Puebla hay un crecimiento del 10 por ciento en la percepción ciudadana de la inseguridad, siendo las sucursales bancarias donde la gente tiene el mayor temor de ser víctimas de la delincuencia.  



El año pasado, 57.1 por ciento de la población dijo tener una percepción de inseguridad en la entidad, pero las cifras actualizadas, detallan que 63.3 por ciento de la población alertó sobre la falta de seguridad, es decir dos de cada tres poblanos temen sufrir algún tipo de incidente provocado por la delincuencia.



En la Encuesta Nacional de Victimización se entrevistaron a 3.8 millones de personas, de las cuales 83 de cada 100 afirmó que el lugar más inseguro son los cajeros automáticos en la vía publica y 72 de cada 100 consideró que lo son las propias sucursales bancarias.



Esto se ve reflejado en el crecimiento de las cifras de robo con violencia que han emitido instancias como el Sistema Nacional de Seguridad Publica.  De igual manera, 68 de cada 100 poblanos teme sufrir algún tipo de delito en la carretera y 67 en el transporte público.          



El 62 por ciento de los encuestados dijo que el lugar más inseguro es la calle, 60 por ciento el mercado y 44 por ciento el parque o centros recreativos. 



 



Las actividades que han dejado de realizar



Ante la alarmante cifra de robos a transeúnte, en su mayoría con lujo de violencia, 1.5 millones de personas han optado por salir sin tarjetas de crédito o nómina y más de un millón de personas dijo que ha dejado de usar joyas.



Ante la percepción de inseguridad, 48 por ciento de las personas reportó que ha prohibido a sus hijos menores de edad que salgan a la calle sin supervisión.  



Asimismo, 1.4 millones de poblanos han dejado de salir de noche, 929 mil dejaron de visitar a sus familiares y más de 660 mil ya no abordan taxis.

Rate this item
(0 votes)