Thursday, 13 de May de 2021

Desalojan la "Casa de los Enanos"

Jueves, 28 Marzo 2013 00:00
Una fuerte movilización de elementos de la Policía Municipal y agentes ministeriales se registró la tarde de este miércoles en la esquina de la avenida Juárez y 17 Sur, por la ejecución de una orden de desalojo de la vivienda marcada con el número 1702, un inmueble con valor histórico y que era conocida como la "Casa de los Enanos".
  • El Sol de Puebla



De estas acciones, una persona de la tercera edad resultó lesionada con quemaduras de segundo grado, quien fue trasladada por paramédicos del Consejo Estatal de Seguridad Pública al Hospital General del Norte, luego de que, se dice, intentó quemar algunas de sus pertenencias para impedir la acción de la justicia, en un juicio del que hasta ahora se sabe, el presunto propietario de dicho inmueble y de nombre José Alfredo Gutiérrez Rodríguez, había vendido la mencionada casa a otra persona por 20 millones de pesos desde hace 4 años y era la fecha que no quería entregar la vivienda.



Fue por ello que la parte afectada procedió en su contra, y la tarde de este miércoles se llevó a cabo la ejecución de esa orden de desalojo ante la mirada atónita de decenas de curiosos y ante la desesperación de sus moradores, que en un arrebato de ira intentaron impedir la labor de los medios de comunicación.



Al menos dos mujeres de la tercera edad sufrieron crisis nerviosa durante las diligencias del desalojo, quienes al ver la presencia de autoridades ministeriales, de la Policía Municipal y, más tarde, de la Estatal, entraron en pánico.



Según versiones de algunos testigos, en un intento por evitar ser despojados de la propiedad en cuestión, el presunto dueño prendió fuego en una de las habitaciones sin precaución alguna, ocasionando que éste saliera con quemaduras de segundo grado en el 20 por ciento de su superficie corporal.



Fue por ello que al sitio llegó un carro del cuerpo de Bomberos y una ambulancia, quienes de inmediato intervinieron para sofocar la conflagración y atender al herido, que fue canalizado en el nosocomio de referencia.



En tanto que el abogado de la familia desalojada y de nombre José Luis Ramírez Téllez, reconoció que en ese conflicto está de por medio un litigio promovido por una persona la cual no dio su nombre, pero que de acuerdo con los primeros datos que el defensor tenía en su poder, el asunto era por una deuda millonaria que debía el infractor, en este caso, el lesionado, según consta en la orden emitida por el juez Octavo de lo Penal.



También reconoció que de estas diligencias al menos hay tres personas que resultaron lesionadas, entre ellas el presunto propietario que se encuentra ya hospitalizado, así como un joven quien a pesar de que actuó de manera agresiva con los medios de comunicación, dijo sólo al aire que los oficiales lo habían golpeado, presentando rasguños en parte de su rostro.



Por otra parte, una mujer de aproximadamente 70 años de edad, familiar del lesionado y la cual padece de diabetes, al verse en medio de esta situación, le sobrevino un ataque de nervios, siendo atendida por otros familiares de ella, quienes también llegaron a negarse a declarar sobre el caso.



Sólo una mujer que dijo ser hermana del presunto dueño, mencionó a este medio que los oficiales llegaron a ejecutar la disposición sin ninguna orden ex profeso, y con lujo de violencia, pues según esta persona, la cual no quiso identificarse, entraron a la fuerza y empezaron a sacar a las personas que se encontraban en ese momento en la vivienda, mientras otros abrían a la fuerza el portón principal para que un grupo de cargadores empezaran a sacar sus pertenencias las cuales colocaban en un camión de mudanzas.



No obstante, la parte acusadora refirió a este medio que dichas acciones se trataron de un litigio normal por el incumplimiento de un contrato de compra-venta del inmueble que, al parecer, se había signado hace cuatro años por la presumible cantidad de 20 millones de pesos y que a la fecha, la parte vendedora no había entregado el bien inmueble como debió ser, lo que motivó a un proceso civil y posteriormente penal en el que un juez otorgó la orden de desalojo.







CASA ESTILO FRANCÉS CONSTRUIDA EN



LA ÉPOCA DEL PORFIRIATO CON MILES DE LEYENDAS



Este inmueble con valor histórico es uno de los más emblemáticos de la capital poblana, mismo que de acuerdo con los anales de la historia refieren que es de estilo francés, construida en la época del porfiriato, la cual hasta nuestros días se ha logrado preservar intacta, pero alrededor de la que también han circundado un sinfín de leyendas, tales como la que habla sobre el caso de que hace muchos años la casa fue habitada por enanos que presentaban deformación física.



Y es que según cuenta la leyenda, esa casa fue habitada por una familia que con el tiempo fue perdiendo a cada uno de sus integrantes, pero los cuales eran personas muy reservadas poco sociables, y al final habían quedado dos hermanos, una mujer y un hombre, los cuales acostumbrados a vivir alejados de la sociedad y en el encierro casi total, se enamoraron y sostuvieron entre ellos relaciones sexuales, procreando así varios hijos, todos ellos con alguna deformación física y de baja estatura.



Por eso se hacía mención de que los entonces dueños habían colocado las láminas a las rejas para que desde el exterior no se pudiera observar el interior, y las ventanas de madera y cristal contaban con cortinas gruesas que hacían de la vivienda un lugar muy oscuro, pero era el temor de sus dueños porque alguien viera a sus hijos.



También existe la versión de una pareja normal que procreó a una niña con una malformación física y mental, que cuando era vista por los entonces habitantes de la zona se asustaban de ella, creando así un entorno oscuro y mítico para evitar el contacto con la sociedad.



A pesar de esas historias, esta vivienda es de las pocas que quedan por esa zona de la ciudad que se mantiene en excelentes condiciones, cuyos propietarios, que también han sido un misterio la sabían cuidar. Sólo la gente sabía que alguien la habitaba, porque al menos alcanzaban a escuchar con rara frecuencia, los motores de las podadoras de los jardineros y alarifes que pintaban la fachada, pero de sus dueños, nadie sabía de ellos y se dice también que en la realidad el inmueble pasó por muchas manos codiciosas.

Rate this item
(0 votes)