Saturday, 15 de May de 2021

¡Por fin! Peña viene a Puebla, pero a apadrinar boda

Lunes, 21 Enero 2013 01:57
Después de 57 días de haber tomado protesta, finalmente Enrique Peña Nieto vendrá a Puebla. Sin embargo, no vendrá en gira de trabajo a inaugurar alguno de los megaproyectos del gobierno estatal o dar el banderazo de arranque al segundo piso de la autopista.
  • Arturo Rueda



 



A 57 días después de haber tomado protesta, el próximo sábado 26 de enero Enrique Peña Nieto finalmente arribará a Puebla. Sin embargo, a despecho del gobernador Moreno Valle, no vendrá en gira de trabajo, a inaugurar alguno de los megaproyectos del gobierno estatal o a dar el banderazo de arranque al segundo piso de la autopista. El presidente viene a Puebla para un acto social: apadrinar la boda del año entre el marinista Francisco Ramos Montaño y Mariana Moguel Robles, la hija de Rosario Robles Berlanga. La cita a misa será en la iglesia de Tonantzintla y después, una recepción para 500 invitados en la exhacienda de San Agustín en Atlixco. También se espera la presencia de gran parte del gabinete federal, quienes vendrán a acompañar a la titular de Desarrollo Social.



Aunque se trate de un hecho social fortuito como es la boda de Ramos Montaño con la hija de la titular de Sedesol, privilegiar una boda como pretexto para venir a Puebla y no a una gira de trabajo es un mensaje político que no puede pasarse por alto. Previamente despreció las invitaciones de Moreno Valle para acudir al arranque del metrobús y también a su informe. No tuvo tiempo o intención. Pero no: Peña Nieto prefiere venir para ser padrino de un marinista de cepa como es Paco Ramos, quien también tendrá como testigos civiles a Mario Marín junior —a quien debe su carrera política—, al diputado local Ricardo Urzúa y al subsecretario Juan Carlos Lastiri. La familia marinista reunida en pleno en torno al presidente.



Lo adelantamos previamente que de confirmarse la primera presencia de Peña Nieto en Puebla con motivo de la boda y no de una gira de trabajo movería aún más las turbias aguas de la relación entre el gobierno federal y el estatal. Los mensajes de un Pacto por Puebla no conmovieron en Los Pinos, en donde se esperaba un mensaje auténtico con la aprobación de la reforma educativa que no llegó. Las florituras en política no dicen mucho.



Tocará a las revistas de sociales narrar la historia de amor entre Paco Ramos Montaño y Mariana Moguel. La hija de la titular de Sedesol tiene una carrera activa, que incluye presidir la asocial civil Las Insurgentes y fue candidata a asambleísta por el distrito 9 en el Distrito Federal, aunque perdió. Juntos, la pareja que protagoniza la boda del año, el 15 de octubre del año pasado fueron a Zacapoaxtla para que Moguel Robles dictara una conferencia sobre el cáncer de mama en su calidad de presidente de Las Insurgentes. De acuerdo con la red social Facebook, el compromiso matrimonial se selló el 12 de noviembre y a principios de enero comenzaron a repartirse las invitaciones.



Mariana está acostumbrada a vivir en el ojo del huracán desde que su mamá se enamoró del empresario argentino Carlos Ahumada y, además de su corazón, le entregó la obra pública del DF y lo hizo financiero del PRD. En 2004, en plena batalla por el videoescándalo del “Señor de las ligas”, René Bejarano presentó estados de cuenta de Rosario Robles y su hija en los que supuestamente se comprobaban transferencias millonarias. Escribe de ella misma:



“Estudié la prepa en el CCH sur y la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Iberoamericana, desde que salí de la carrera me dediqué a la política en diversos espacios, recientemente fui subdirectora de Vinculación Ciudadana de la delegación Miguel Hidalgo en donde tuve la oportunidad de desarrollar diversos programas como La Dele Viene a Mi Colonia, Tu Brigada Joven, Soluciones en el Miércoles Ciudadano, entre otros.



Ramos Montaño, a su vez, es un tipo con suerte al que su amistad juvenil con Mario Marín junior le cambió la vida. Abogados ambos, uno estudiaba en la Libre de Derecho y el otro en la UDLAP, crearon la agrupación Todos los Jóvenes para trabajar a favor del “Góber Precioso” en la campaña de 2004. Arrancó el sexenio como un austero director del Instituto Poblano de la Juventud y fue electo diputado federal en el distrito VI en 2007.



El marinismo festejará el sábado la bendición de Peña Nieto y la reactivación del grupo que perdió Puebla en 2010. En ese marco, además, se definirá la lista de delegados federales que completará en círculo del PRI-gobierno, y que todavía está atascada por las pretensiones del grupo de Blanca Alcalá y Jorge Estefan de llevarse las mejores, en especial la de Desarrollo Social, en donde quieren colocar al yerno Edgar Chumacero.



El marinismo vive feliz, pues, mientras el morenovallismo se aleja más del gobierno federal, ellos se acercan al ánimo de Los Pinos. Para despecho mayor, el gobierno estatal deberá coadyuvar con el Estado Mayor Presidencial los detalles de seguridad para el titular del Ejecutivo federal. Con razón el frente frío sigue inclemente. Un factor de congelación nunca antes visto.



 



 

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Lunes, 28 Enero 2013 02:30