Thursday, 26 de November de 2020

Entre más panza, menos 'cerebro'

Sábado, 17 Agosto 2013 15:40
Entre más "llantitas", mayores posibilidades hay de que aparezcan signos de demencia.



Es sabido que la grasa abdominal, aquella célebre y temible “llantita” que la mayoría de nosotros desea esconder a como dé lugar, suele estar asociada con problemas cardiovasculares que pueden incluso conducir al infarto.



Por si el riesgo de un ataque al corazón no fuera lo suficientemente alarmante, estudios recientes muestran que una gran cantidad de grasa alrededor de nuestro estómago se relaciona también con un volumen cerebral menor al normal.



¿Cómo lo descubrieron?



Tras realizar una resonancia magnética y una tomografía del cerebro y el abdomen de más de 700 personas, el científico Sudha Seshadri de la Universidad de Boston, en Estados Unidos, concluyó que la grasa localizada en esta parte específica de nuestro cuerpo eleva considerablemente la posibilidad de que aparezcan signos de demencia.



Se especula que esto está vinculado al hecho de que la grasa de nuestro estómago libera hormonas que tienen una influencia diferente a la de aquellas producidas por otros tipos de grasa, como la subcutánea, la cual, contrario a la del vientre, suelta una hormona llamada leptina, que disminuye el apetito y provoca un efecto positivo en el cerebro.



Fuente: Revista Quo

Rate this item
(1 Vote)