Thursday, 26 de November de 2020

Ex funcionario marinista soborna a custodios para salir del penal fingiendo enfermedades

Lunes, 21 Octubre 2013 13:09
Periódico Central asegura que, mediante un pago de 50 mil pesos, el ex titular de la Secretaría de Salud, preso en San Miguel, ha logrado salir en 2 ocasiones del penal arguyendo motivos médicos



El marinista Alfredo Arango García, ex secretario de Salud en Puebla preso desde enero de 2012 por enriquecimiento ilícito, paga una suma de hasta 50 mil pesos por salidas del penal de San Miguel por espacio de 15 días a hospitales privados, argumentando malestares y dolores provocados por una hernia discal y una infección en las vía urinarias, informaron fuentes del reclusorio a CENTRAL.



De acuerdo con las fuentes consultadas por este periódico digital, el funcionario marinista  a quien se le adjudicó una desviación de más de 628 millones en recursos de la Secretaria de Salud y quien es investigado por enriquecimiento ilícito por 54 millones de pesos, ha salido por lo menos dos ocasiones a través de este método.



Los permisos asignados por el médico del penal son únicamente para instituciones públicas de salud como el Hospital General, sin embargo, el ex secretario ha sido atendido en el nosocomio privado de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP)  y en el Hospital Puebla.



De acuerdo a la información a la que tuvo acceso CENTRAL, Arango negocia sus salidas con quien en verdad posee el control del centro de readaptación de la capital poblana, Miguel Ángel Matamoros, uno de los custodios mayores a quien los reos y el personal del penal se refieren con la clave “101”. Precisamente con Matamoros es con quien Arango mantiene el trato de pagar los 50 mil pesos en cada salida.



El marinista paga a “El 101”, según fuentes de la dirección de Ceresos, a espaldas de la directora de San Miguel, Lilia Verónica Cruz León, quien llegó en mayo pasado con personal de su confianza traído desde Distrito Federal.



Lilia Verónica Cruz León es bien ubicada por haber sido subdirectora de la Dirección General de Control de Procesos de la Procuraduría General de la República (PGR), además de que fungió como agente del Ministerio Público de la Federación en la Coordinación General de Delegaciones en la misma dependencia.



Alfredo Arango fue procesado al arribo de la administración de Rafael Moreno Valle, el 5 de enero de 2012, cuando fue acusado por la Procuraduría General de Justicia de enriquecimiento ilícito, delito considerado como grave y sin derecho a fianza.



Le fueron ubicadas al menos 21 propiedades en zonas como La Vista, Puerta Paraíso en Angelópolis, así como casas de zonas clasemedieras como Anzures, San Manuel y San Baltasar Campeche.



De todos los inmuebles resaltó entre la lista un  lujoso palacete ubicado en el número 1907 de la calle Vía del Ángel, propiedad valuada en 18 millones de pesos, espacio preferido donde había situado su residencia.



Una salida navideña y un cumpleaños



Arango se ha mantenido como un reo con privilegios dentro del Penal de San Miguel. Al funcionario acusado de corrupción y desfalco le fue autorizada una primer salida en diciembre del 2012 para pasar Navidad y Año Nuevo  fuera del penal de San Miguel, donde se mantiene ingresado por el delito de enriquecimiento ilícito.



El ex secretario de Salud abandonó la prisión alrededor del 22 de diciembre del 2012 para ser intervenido supuestamente de una hernia discal en el Hospital de la Universidad Popular Autónoma de Estado de Puebla (Upaep).



En ese entonces no hubo una orden oficial directamente proporcionada el juzgado penal correspondiente que otorgara el permiso. En ese momento la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, mencionó que había permiso para dicho movimiento, sin embargo tras varias quejas salió el entonces director Juan Roberto Montes Romero debido a esta y otras quejas.



El marinista volvió a su celda tras 19 días y se mantuvo en el área médica interna por meses. De acuerdo a fuentes de CENTRAL en la dirección de Centros de Reinserción Social, los privilegios de Arango consisten en pagar una suma mensual de hasta 3 mil pesos por mantener un dormitorio compartido con otro reo en el área de Visita Íntima (VI), cuando el resto de los internos en San Miguel comparten con 20 personas la celda.



Cabe decir que la intención del ex secretario era la de pasar su cumpleaños número 58 fuera de prisión aprovechando el viaje. Pero, no por encontrarse en el penal dejó de celebrar, ya que negoció la visita de varios familiares el día 16 de enero hasta su celda en el área de Visita Íntima



Un segundo viaje



Para inicios del mes de septiembre, Arango pudo salir en una segunda ocasión argumentando una infección severa en las vías urinarias. En esta nueva ocasión, el funcionario marinista acusado de enriquecimiento ilícito dejó el penal para un nuevo tratamiento ahora en el Hospital Puebla de la zona de Angelópolis.



El nosocomio se ubica aproximadamente a dos kilómetros de La Vista Country Club, donde poseía varias residencias y donde se encuentra precisamente su lujoso palacete.



En esa ocasión fue que por espacio de quince días el ex secretario de Salud dejó la prisión para ser internado en el Hospital Puebla, también sin que hubiera una orden judicial desde el juzgado penal correspondiente que lo pudiera liberar oficialmente y bajo custodia policiaca.



Hasta el momento, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal ha señalado a través de su titular, Facundo Rosas Rosas, que las versiones de privilegios a ciertos reos únicamente son leyendas al interior del penal, aunque recientemente CENTRAL publicó una carta anónima de un interno que denunciaba parte de las prebendas, costos y malos tratos que se dan al interior de San Miguel.



Así como Arango, existen otros casos, como el del abogado acusado de fraude, Fernando Urbano Castillo Pacheco, mejor conocido como “El Niño de Oro”, de quien CENTRAL ha revelado una serie de lujos que mantiene a pesar de ser un procesado más en el Cereso de la capital poblana.



Fuente: Periódico Central

Rate this item
(1 Vote)