Saturday, 05 de December de 2020

Consideran Procesión en Puebla devoción y atractivo turístico

Viernes, 29 Marzo 2013 17:20
La edición XXII de la procesión que para este año la nombran "Siguiendo a Cristo en torno a nuestro pastor" inicia a las 12:00 horas, en la Catedral de Puebla para recorrer unas 20 avenidas del Centro Histórico.



 



 



La Procesión del Viernes Santo en Puebla es considerada uno de los actos más significativos de la Semana Santa, además de tener el mayor número de participantes en el país, con más de 125 mil personas que lo hacen con una gran devoción, así como una atractivo turístico, afirmó el arqueólogo Eduardo Merlo Juárez.



La edición XXII de la procesión que para este año la nombran "Siguiendo a Cristo en torno a nuestro pastor" inicia a las 12:00 horas, en la Catedral de Puebla para recorrer unas 20 avenidas del Centro Histórico de la capital poblana.



Eduardo Merlo, integrante del comité organizador, en entrevista con Notimex dijo que ha visto evolucionar la procesión más rápido de lo que imaginaban cuando se hizo por primera vez, pues pensaban que sólo unas cuantas personas los iban a seguir y estaban preparados para ello.



"De pronto había una gran cantidad de gente, el segundo año aumentó significativamente y para el tercer año salió el Señor de las Maravillas y se multiplicó, tomó cuerpo la procesión y cumplió las expectativas que teníamos de que fuera un recorrido devocional, en donde por iniciativa propia las personas llegaban a participar", expuso.



Merlo Juárez destacó que posteriormente se volvió un atractivo turístico, lo cual no lo habían pensado, pero en la actualidad es tanta la gente que participa y viene a Puebla con ese fin, "por lo que se beneficia mucha gente y vale la pena".



Refirió que "hoy hay un fervor total y la gente en una larga columna va tras las imágenes y no le importa retrasarse en donde la cabeza de la procesión llega al conocido reloj del gallito en frente de la Iglesia de Guadalupe, donde el arzobispo hace una segunda reflexión- y hay quienes aún se encuentran cerca de Catedral para encaminarse hacia este sitio", explicó.



El especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) enfatizó que es una muestra de que importa es participar, a pesar de no ir a la cabeza, además que no se ha tenido ningún incidente que lamentar en estos 22 años.



"La gente viene con respeto y devoción a participar, y hay quienes simplemente la ven y la disfrutan", manifestó.



Refirió que en Puebla hay imágenes de una Procesión en Huejotzingo, en una pintura mural donde se ve una Procesión de Semana Santa y lleva tres cofradías que son la del Santo Entierro, la de la Santa Cruz y el Santo Rosario, esto data del 1570, incluso con capirotes o capuchas que son similares a las que se hacen en España.



"En el convento de Huaquechula también están pintados procesiones con capuchas, asimismo se han encontrado en excavaciones arqueológicas figuras de barro de encapuchados para Semana Santa", destacó.



Enfatizó que esta tradición llegó con los frailes dominicos, franciscanos y agustinos, en donde en Puebla era considerada como la ciudad más rica de la Nueva España.



"La procesión era todo un acontecimiento en donde había andas de plata las cuales portan las imágenes religiosas-, candelabros, luces, resplandores, es decir, una serie de cosas que hacían muy rica la procesión y el traslado de las esculturas religiosas", expuso.



Recordó que con la llamada Ley Juárez se prohibieron las manifestaciones religiosas en la calle, por lo que se suspendieron en todo el país, pero fue Puebla en donde no se acató y la sometieron a la fuerza con el uso del Ejército, la última vez que se intentó fue en 1861 y no volvió a hacerse una procesión.



Destacó que "hasta la que se empezó con nosotros, hace 22 años, la primera fue cuando todavía no se modificaba la Constitución, la segunda ya fue con el aval de las leyes, la modificación fue muy importante porque devolvía a las iglesias la libertad de expresión y de ahí hasta nuestros días".



Indicó que fue hace 22 años que un grupo de entusiastas revivieron la procesión en donde participan cinco imágenes representativas, como son dos de la Virgen María y tres de Jesús en el momento de la Pasión, además de la imagen de Cristo Crucificado.



En la procesión participan las esculturas de la Virgen de la Soledad, la imagen que encabeza el acto; le sigue Jesús de Analco, después la Virgen de los Dolores; en seguida Jesús Nazareno y al final el Señor de la Maravillas del Templo de Santa Mónica el cual representa una de las caídas del Señor.



Las instituciones que participaron en la organización de la procesión son la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), la Arquidiócesis de Puebla, la Parroquia del Santo Ángel Custodio de Analco, de San José, la Cofradía de Jesús Nazareno, la Fraternidad de la Virgen de los Dolores, el Templo del Carmen, entre otras.



Con información de Milenio



 



 

Rate this item
(1 Vote)