Arango cumple un año tras las rejas


El exsecretario de Salud del sexenio marinista es acusado por enriquecimiento ilícito por un total de 54 millones de pesos


El pasado 29 de diciembre salió de la cárcel para ser internado en un hospital privado y atenderse de una lesión en la columna, pero recibió a familiares y amigos


Víctor Hugo Juárez


Alfredo Arango, exsecretario de Salud de la era marinista, cumplirá un año de su detención sin que hasta el momento la Procuraduría General de Justicia haya obtenido la sentencia condenatoria por el delito de enriquecimiento ilícito por un monto superior a 54 millones de pesos. El compadre del “Góber precioso” llegará a su aniversario en una cómoda habitación del hospital UPAEP, donde pasó las fiestas decembrinas bajo el pretexto de ser sometido a una operación de la cadera.


A lo largo de su año de prisión, también enfrentó un proceso contra el Órgano de Fiscalización Superior (OFS), quien detectó más de 225 observaciones en el ejercicio fiscal correspondiente al periodo que comprende del 1 de enero al 31 de diciembre de 2010, por un total de 8 mil 463 millones de pesos: 6 mil 658 millones 657 mil pesos por daños patrimoniales y mil 850 millones de pesos por una deficiencia administrativa.


Tras su detención, el segundo en la lista del gobierno morenovallista, Javier García Ramírez, aprovechó para darse a la fuga, tras enterarse que esa misma semana se giró una orden de aprehensión en su contra por el mismo delito. Sin embargo, el 12 de enero interpuso un amparo y actualmente se encuentra en calidad de prófugo de la justicia.


Ante la acusación del gobierno morenovallista, la defensa de Alfredo Arango interpuso el amparo 599/2012 el pasado 3 de abril de 2012, mismo que pese a ser turnado al juzgado Tercero de Distrito del centro auxiliar de la cuarta región de Xalapa, le fue negado formalmente el 17 de julio de ese mismo año bajo el argumento de que el proceso interpuesto por el organismo reunía los requisitos para continuar.


Al exfuncionario se le han negado al menos cuatro amparos durante su estancia en el penal de San Miguel por los cargos de enriquecimiento ilícito, por lo que no ha podido revertir el proceso en su contra, además de que le fue negado el amparo con el que pretendía conservar una de sus lujosas residencias.


Momento de la detención


La madrugada del jueves 12 de enero de 2012 elementos de la Policía ministerial arribaron al domicilio de Alfredo Arango, en un operativo encabezado por representantes de la Fiscalía de Delitos Cometidos por Servidores Públicos, dependiente de Procuraduría General de Justicia, quienes llevaban la orden de aprehensión liberada por el juez Octavo de lo Penal desde el 6 de enero, además de una orden de cateo obsequiada por el mismo juzgado.


Arango estaba dormido cuando los agentes ministeriales llegaron por él. Después de pedir tiempo para vestirse, se enfundó su chamarra negra de piel y acompañó a los agentes a la unidad que lo trasladó a las oficinas de la PGJ.


En la Procuraduría General de Justicia el médico legista en turno le practicó un examen general y dio el visto bueno para ser remitido al Cereso de San Miguel, pues su estado de salud era casi perfecto.


Minutos después de las 7 de la mañana, fue ingresado al Penal para esperar que rindiera su declaración ante el juez correspondiente. Y hasta pasado el mediodía, dio cumplimiento a ello pero se reservó su declaración.


Cronología de fallos en contra


Tras ser detenido la madrugada del 12 de enero de 2012, la defensa del exfuncionario promovió un amparo ante un juez federal, mismo que le fue negado el 26 de enero de ese mismo año, siendo el primero de al menos cuatro que la justicia federal le negaría al extitular de la Secretaría de Salud.


El OFS inició un proceso el 3 de abril, mismo que fue revisado por un juez con sede en el estado de Veracruz y rechazado bajo el argumento de que “al quedar demostrado que el juicio de garantías es improcedente y que debe sobreseerse con apoyo en los artículos relativos de la Ley de Amparo, el que opere, o no, alguna otra causal de improcedencia, es irrelevante”, detalla el documento.


El pasado 18 de junio, el fallo emitido por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal negó el amparo para que Alfredo Arango perdiera definitivamente la residencia ubicada en la calle Vista Ángel 1907 del lujoso fraccionamiento La Vista Country Club, pese a que continúan en proceso las disputas por dos residencias más, ubicadas en el mismo fraccionamiento.


Tras interponer el juicio de amparo 65/2012 ante el juzgado Segundo de Distrito el pasado septiembre, el juez dictaminó negárselo al confirmarse el enriquecimiento ilícito, por lo que el proceso en su contra no se detuvo entonces.


Estancia en el hospital


El pasado 29 de diciembre CAMBIO reveló que el juez Octavo de lo Penal autorizó el traslado de Alfredo Arango por una supuesta intervención quirúrgica que el exfuncionario necesitaba debido a una lesión en la columna vertebral, sin embargo, durante su estancia recibió varias visitas de familiares y amigos.


El secretario de Seguridad Pública del estado, Ardelio Vargas Fosado, justificó la estancia del exfuncionario argumentando que los médicos del penal recomendaron su intervención, pues ya presentaba problemas para caminar.


Hasta el día de hoy, Alfredo Arango permanece internado, pues se informó que no sería reingresado al penal hasta que el médico encargado dictamine el alta correspondiente. En tanto, éste sigue custodiado por un discreto dispositivo de seguridad a cargo de policías estatales.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas