Friday, 14 de August de 2020

El perfil criminal de Servando Gómez “La Tuta”: de profesor a hombre más buscado

Viernes, 27 Febrero 2015 12:38
En 2006 fue ubicado como uno de los fundadores de La Familia Michoacana. Estaba por debajo de Nazario Moreno González, ‘El Chayo’ y de José de Jesús Méndez Vargas, ‘El Chango Méndez’



Servando Gómez Martínez era hasta hoy líder de Los Caballeros Templarios. Para las autoridades es el último líder del grupo criminal que estaba prófugo, el mismo que de acuerdo con pobladores de Tumbiscatío, inclusive pasó un mes viviendo en una cueva, lugar al que llegaron autoridades y grupos de autodefensas de Tepalcatepec y en el que encontraron latas de cerveza, restos de comida y huellas de pies…



Pero de ‘La Tuta’ hay más… antes fue maestro de escuela.



De acuerdo con cumplimiento del Artículo 9 del Presupuesto de Egresos de la Federación, en la página de la Secretaría de Educación Pública, hasta el primer trimestre de 2010, tenía una plaza de docente. Percibía 51 mil 811 pesos de ingresos brutos mensuales, sin impartir clase.



Sus nexos con el crimen organizado y el tráfico de drogas datan del año 2001, afirmó Luis Felipe Gómez Martínez, ‘El Güicho’, hermano del líder templario.



En 2006 fue ubicado como uno de los fundadores de La Familia Michoacana. En el organigrama delictivo estaba por debajo de Nazario Moreno González, ‘El Chayo’ y de José de Jesús Méndez Vargas, ‘El Chango Méndez’.



En ese periodo la Procuraduría General de la República (PGR) lo definió así:



Es uno de los hombres más violentos de la Familia Michoacana, al grado de ser capaz de asesinar sólo porque quien le leía las cartas del tarot le revelaba que supuestamente alguien lo traicionaba”.



Cinco años más tarde, en 2011, la lucha de poderes fracturó la estructura de La Familia Michoacana y se dio paso a Los Caballeros Templarios, grupo encabezado además por Nazario Moreno González, ‘El Chayo’ y Jesús Méndez Vargas,  alias ‘El Chango’.



Apenas en febrero pasado, el mando especial asignado por la Federación para la Seguridad en Michoacán, el general Pedro Felipe Gurrola Ramírez no descartó la posibilidad de que el líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, se hubiera sometido a cirugía, a fin de cambiar la fisonomía de su rostro y su voz.



Era el hombre más buscado de Michoacán, para terminar con los Templarios.



RECOMPENSA: 30 MILLONES



Servando Gómez Martínez, alias La Tuta o El Profe, nació en 1966 en el municipio de Arteaga. En menos de 10 años, pasó de maestro normalista a líder del crimen organizado en Michoacán, el gobierno federal ofreció una recompensa de 30 millones de pesos.



Su carrera delictiva inició en 2001 al estar dentro del Cártel del Golfo y posteriormente inició una guerra contra el cártel de Los Beltrán Leyva en Michoacán y Guerrero.



Fue en 2011 que tras pelearse con José de Jesús Méndez Vargas, “El Chango” Méndez, quien fuera líder de La Familia Michoacana, creó a los llamados Caballeros Templarios.



De acuerdo con el perfil criminal que realizo la Procuraduría General de la República, Gómez Martínez, es aficionado a las peleas de gallos, la música banda, creyente de la lectura del Tarot, con facilidad de palabra y don de convencimiento. Además es calificado como un hombre inteligente, calculador, manipulador, mediático y violento que disfruta de ejecutar a sus víctimas descuartizándolas en vida.



Las capacidades de negociador y estratega, les sirvieron para la planeación de estrategias mediáticas en la Familia Michoacana y Caballeros Templarios que fueron utilizadas con el objetivo de "desacreditar a funcionarios", o "proponer públicamente pactos y diálogos con el Gobierno Federal.



Esta estrategia la utilizó para realizar algunos videos donde el líder criminal apareció con Rodrigo Vallejo, el hijo del en ese momento gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo. La difusión del encuentro provocó la caída del mandatario priista y la aprehensión del junior.



Otro video exhibió la cercanía del narcotraficante con el secretario de gobierno y luego gobernador interino Jesús Reyna, también preso.



En sus tareas diarias, estaban la de coordinar a los lugartenientes de la organización criminal, supervisar la recolección de cargamentos de cocaína, cristal y marihuana para enviarla a Mexicali con destino final Estados Unidos.



De acuerdo con las áreas de inteligencia del gobierno federal, Servando Gómez Martínez, tenía un cinturón de seguridad de más de 20 personas con las que se desplazaba por Apatzingán, Aguililla, Tumbiscatío, Arteaga, Los Reyes y Parácuaro.



Sus traslados los realizaba en una camioneta doble cabina color rojo y una pick up color blanco, en las cuales transporta armamento; en los últimos meses su desplazamiento era a lomo de caballo o burro.



Al salir a otros estados, Gómez Martínez ingresaba por Colima, hacia Coalcomán para dirigirse a Arteaga, municipio en el que se le ubicaron seis domicilios, entre ellos los ranchos "La Tuta", ubicado en la carretera Las Cañas-Arteaga, a la altura de Las Juntas, y "El Encino", cercano a una pista clandestina.



Con el abatimiento de Nazario Moreno Vargas El Chayo en marzo de este año, Servando Gómez Martínez tomo el mando de la organización delictiva de los Caballeros Templarios que tienen presencia en Michoacán, Estado de México, Baja California, Tamaulipas, Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Colima, Querétaro y Chiapas.



Fuente: Excélsior

Valora este artículo
(0 votos)