Monday, 24 de June de 2024


Ana Isabel Allende y la tentación de la nostalgia




Escrito por  Javier Arellano Ramírez
foto autor
La política es muy semejante a la salud.

Un problema de salud siempre tiene síntomas, se presentan cuadros específicos, muy claros. A veces son necesarios algunos estudios: una prueba de laboratorio, un ultrasonido, una tomografía.

 

Pero los médicos y los profesionales de las terapias alternativas coinciden: “el cuerpo siempre avisa”.

 

Al simil del galeno el columnista tiene que analizar los actos, los indicios, las evidencias, los comentarios “off the record” y las declaraciones formales. Y a partir de esa auscultación puede determinarse cuál es el estado del “paciente”, en este caso el ente político.

 

Esto viene a cuenta porque en las últimas semanas la virtual dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI Ana Isabel Allende Cano muestra síntomas inequívocos de una nostalgia aguda, incluso patológica.

 

Es inconcebible que una mujer joven que representa una nueva generación dentro del priismo poblano este empecinada en resucitar todos los vicios y las rémoras de un pasado lamentable.

 

Se esperaba que Ana Isabel, con el apoyo de su padrino político, el Diputado Federal Manlio Fabio Beltrones diera un nuevo rumbo, un cauce diferente, un viento renovado a su gestión.

 

Y eso en absoluto está ocurriendo. Al contrario, pareciera que se está rindiendo tributo a un pasado escabroso.

 

Sí, en los portales y medios impresos aparece la sonrisa jovial de Ana Isabel Allende, pero las acciones parecen de Rocío García Olmedo.

 

En horas recientes ha trascendido que Joé Hernández Corona será ungido como Secretario de Organización del Directivo Estatal.

¿Pues de qué se trata?

 

Hernández Corona no es un político, es un burócrata de escritorio, emblema y símbolo de un priismo inoperante, anquilosadoy derruido.

 

Hasta hace unos días Joé “operaba” en la entidad una organización de Humberto Roque Villanueva, si aquel cadáver político célebre por su “Roque-señal”. Hágame el favor. Ese es el nivel “político” de Hernández Corona, el de tomar a Roque Villanueva como un referente.

 

Y ahora aparece como virtual “Secretario de Organización”.

 

¿Qué puede hacer este burócrata de escritorio por el PRI de Ana Isabel Allende?

 

Nada, absolutamente nada. No representa una aportación, sino una rémora.

 

El PRI de Allende Cano debe ser completamente diferente a todo lo visto en el pasado, porque es ante todo un partido en oposición y bajo el yugo inflexible de un gobernador rígido.

 

Pero si Allende busca ser oposición con los mismos que ya demostraron su indolencia e incompetencia en los años recientes, entonces no va a lado alguno.

 

Si Joé Hernández Corona llega al cargo partidista por la intercesión del Sub Secretario de Desarrollo Social Juan Carlos Lastiri Quiroz esto es aún más grave.

 

Lastiri ha tomado su influencia en la política local para sus intereses personalísimos. Tal es el caso del distrito de Tehuacán al que quiere tomar como motel.

 

El reto para Ana Isabel Allende es enorme, sobre todo por las expectativas que Manlio Fabio Beltrones ha depositado en ella. Pero si la legisladora sigue por la ruta de dar vuelta en “u”, simplemente va a entregar acres resultados en la elección federal de 2015.

 

Las circunstancias son favorables para el PRI. Peña Nieto lanza el mayor despliegue propagandístico de que se tenga memoria, anuncia que no habrá más impuestos, ni “gasolinazos” para el 2015 y lo que resta de su sexenio.

 

La atmósfera local es singular; el shock político producido por Chalchihuapan sacude la estructura oficial y los principales secretarios del gabinete se tambalean.

 

Las condiciones están dadas para que Ana Isabel Allende encabece una oposición seria, eficiente y triunfadora.

 

Pero con sujetos como Joé Hernández Corona es como dar la vuelta en “u”.

 

Si Allende se rodea de los fatídicos y funestos personajes del Parque Jurásico poblano solo estará jugando al gatopardismo, a cambiar de rostro, pero seguir conservando los mismos vicios que ya fracasaron en el pasado reciente.

 

No se debe caer en la nostalgia de un pasado que ya tuvo el poder y que por sus vicios, errores y excesos lo perdieron de manera estrepitosa.

 

Como siempre estamos a sus órdenes en cupula99@yahoo.com, sin mx.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
comments powered by Disqus