Sunday, 18 de April de 2021

Lunes, 31 Agosto 2015 01:02

Abuelos indígenas preservan sus tradiciones

Según estimaciones del DIF municipal de Tochimilco, existen en Yancuitlalpan por lo menos 700 adultos mayores es decir que entre 2 y 3 habitantes son adultos mayores


Tochimilco, Pue.- San Antonio Alpanocan y la Magdalena Yancuitlalpan son dos comunidades indígenas en donde los adultos mayores se niegan a perder sus tradiciones.}

 

Con una población de más de 2 mil habitantes en La Magdalena Yancuitlalpan y mil en Alpanocan la migración es principal fuente de empleo, partir en la búsqueda del sueño americano dejando a los abuelitos a cargo de los hijos.

 

Según estimaciones del DIF municipal de Tochimilco, existen en Yancuitlalpan por lo menos 700 adultos mayores es decir que entre 2 y 3 habitantes son adultos mayores, de una población mayor a 2 mil habitantes.

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala que en Tochimilco existe una población con poco más de 17 mil habitantes, y el 11.2 por ciento lo ocupan los adultos mayores de 60 años para arriba, predominando las mujeres.

 

José Alberto Reyes Moranchel Director general del DIF municipal mencionó que como todo adulto mayor representan la base de la sociedad, en Yancuitlalpan los abuelitos conservan sus tradiciones a pesar de muchos factores como son la migración, los medios de comunicación y la pérdida de valores.

 

Jonathan Soberanes, director de turismo y cultura agregó que tanto Yancuittlalpan y San Antonio Alpanocan son dos comunidades indígenas que existen en Tochimilco dejando un importante acervo cultural, hasta la medicina tradicional, las costumbres como el trabajo en el campo a las 4 de la mañana y la herencia de la lengua náhuatl que aún sobrevive.

 

“Hemos realizado varios proyectos, un proyecto federal de CONACULTA que se concretó fue para puras mujeres y con este recurso se creó un taller para que les enseñaran las abuelitas a los jóvenes todo tipo de bordado, les dimos empleo a los abuelitos y a su vez los jóvenes aprendieron una actividad muy importante para estas comunidades”.

 

Marcia Lucia Eusebia Hernández García de 74 años y con 45 nietos, 20 bisnietos y 7 hijas luce una sonrisa sin diente a flor de piel. Le gusta hablar, compartir, convivir y festejar, desde luego su día, el día del abuelo.

 

De la comunidad de Yancuitlalpan, Eusebia se siente feliz por todo el tiempo que ha podido vivir y sobre todo por el tiempo que tiene de casada, 58 años al lado de su esposo y asegura que todavía faltan más años.

 

Ambos participan activamente en la realización de danzas, acuden a bailar junto con otras personas de diversas edades y les muestran cómo son los pasos, incluso han participado en el Huey Atlixcayotl.

 

Temen que un día llegue y las futuras generaciones los olviden, pero esperan que cada vez más se acerquen los niños y jóvenes a conocer lo que realizan.