Sunday, 28 de November de 2021

Martes, 08 Septiembre 2015 12:59

Por falta de apoyo desaparece el bordado de trajes típicos en Atlixco

El profesor de danza, Fernando Islas reveló que ha recuperado 25 trajes del estado de Puebla principalmente los trajes de la fiesta del 3 de mayo que se vive en Huaquechula ya que hizo una investigación al respecto. 

  • Yessica Ayala

Atlixco, Pue.- En el estado existe una rica variedad de tradiciones, danzas y fiestas que dan origen a innumerables vestidos y vestimentas, pero que se han perdido por la falta de apoyo y recursos  señaló el profesor en danza Fernando Islas.

 

El también etnólogo, en entrevista dijo que en su poder ha podido recuperar 25 trajes del estado de Puebla principalmente los trajes de la fiesta del 3 de mayo que se vive en Huaquechula ya que hizo una investigación al respecto.

 

Son blusas, fondos, fajas y otros accesorios así como algunas piezas están en desuso y por lo tanto en desaparición, pues la gente ya no las hace por la falta también de recursos ya que suelen ser piezas con muchos bordados.

 

 “Yo no aspiro salir de mi país yo quiero que mi país sepa lo que tenemos dejar un granito de arena en con esta investigación, que las nuevas generaciones sepan lo que existe ya que son hermosos trajes y ropas que usaban en las danzas”.

 

Sobre la pregunta de la participación del gobierno municipal o estatal el etnólogo mencionó que no hay recursos para estos fines, no hay para la investigación de cómo eran estos trajes y mucho menos para hacerlos o que la gente los haga.

 

 “Lo importante aquí es que las autoridades se concienticen de qué manera se van a proyectar las vestimentas, porque requiere una correcta difusión y la economía nos limita”.

 

Señaló que muchas de las mismas familias que hacen los trajes le han dado las piezas con la finalidad de que las pueda mostrar en cada rincón del estado o en eventos masivos ya que los indígenas están conscientes de que pueden morir sus tradiciones en cualquier momento y por ello sus trajes.

 

Cada traje de los más costosos que llevan labor a mano oscilan entre 7 y 8 mil pesos y el más barato tiene un costo de 800 o mil pesos.

 

“Ha habido piezas de mi colección diciéndome: “esto es mío, una señora de Hueyapan en el chal me dio a comprender que en el proceso de elaboración ella llora, canta, su marido la regaña, el chal esta empapado de sus emociones, no es lo mismo que hacen para vender que lo que ellas mismas utilizan”.

 

Finalmente el investigador dijo que la cultura es lo que puede darle riqueza a esta ciudad y recuperar en conjunto con las autoridades estos trajes.