Sunday, 18 de April de 2021

Lunes, 12 Octubre 2015 02:30

En Chiautzingo exigen que sea un consejo ciudadano quien gobierne

Este fin de semana fue enterrado Martín Gutiérrez, asesinado en su primer día de director de Seguridad Pública. Un grupo de habitantes se están organizando para solicitar ante el Congreso la desaparición de la figura del Ayuntamiento, ante la ingobernabilidad que existe

  • Carlos Rodríguez/ Chiautzingo

Luego del secuestro y homicidio de Martín Gutiérrez Mejía, director de Seguridad Pública de San Lorenzo Chiautzingo, un grupo de pobladores anunció que buscará la desaparición del Ayuntamiento para nombrar en su lugar, un consejo ciudadano que gobierne el municipio.

 

La propuesta fue anunciada el viernes pasado, luego de la aparición del cadáver del funcionario con un tiro en la cabeza. Los comuneros se reunieron en la plaza municipal, ante el resguardo policial de la Presidencia y anunciaron que buscarán el cese del edil priista, José Ramiro López Medina.

 

Como se recordará, tras la muerte del director y a petición de los deudos, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) realizó un cateo en el domicilio del presidente municipal, y ha sido señalado por la esposa como sospechoso de la desaparición y ejecución.

 

Atendía “asunto particular” cuando fue levantado

 

El fin de semana, el Ayuntamiento difundió un comunicado en el que evidenció que después del secuestro de Martín Gutiérrez Mejía, un funcionario municipal intentó comunicarse por teléfono con él, pero respondió por mensaje que estaba atendiendo un asunto particular y que no podría contestar las llamadas en ese momento.

 

“Como parte de las indagatorias y de las pruebas remitidas al Ministerio Público, Martín Gutiérrez Mejía había enviado mensajes vía telefónica a un funcionario del Ayuntamiento, posterior a su supuesto secuestro, en donde le comentaba que no podía contestar las llamadas porque estaba atendiendo un asunto particular, información que se había mantenido en reserva, con el objeto de no entorpecer las indagatorias”, cita uno de los párrafos del boletín.

 

El caso ya se encuentra en manos de la Procuraduría General de Justicia —menciona el documento—, mientras que “es preciso destacar que la sesión de Cabildo en donde fue removido del cargo para ocupar la Dirección de Seguridad Pública, había transcurrido en calma y con ocho votos a favor y dos abstenciones; del mismo modo en que esto ya había sido notificado con antelación”, con lo que se negó que había sido removido de la Secretaría General, por no haber querido encubrir irregularidades.

 

En tanto, durante el velorio y entierro del funcionario, los dolientes exigieron justicia y esclarecer el caso.

Last modified on Lunes, 12 Octubre 2015 02:36