Saturday, 27 de November de 2021

Viernes, 15 Mayo 2015 13:54

Resguardan estanques en Tlahuapan tras muerte de peces

El gobierno municipal aún desconoce cuál fue la causa del envenenamiento que derivó en la muerte de miles de truchas.

Tlahuapan.- En coordinación con criadores de trucha, autoridades de Tlahuapan han reforzado las medidas de seguridad y vigilancia en los 10 estanques de la demarcación que se dedican a esa actividad acuícola, informó el regidor de Turismo, Edgar Sales Montes. 
 
El integrante del cuerpo edilicio explicó que la medida se debe a la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran dichos centros, pues se encuentran en medio de zonas boscosas, además, se abastecen de agua que proviene de la zona Ixta-Popo. 
 
Recordó que el pasado 4 de abril, se registró la muerte de más de 8 toneladas de trucha en el estanque de la comunidad de San Juan Cuauhtémoc, lo que representó pérdidas de hasta un millón y medio de pesos, pues ocurrió durante semana santa, temporada en la que aumenta la comercialización de pescado. 
 
En ese sentido, destacó la importancia para prevenir otro incidente similar, toda vez que los estanques en cuestión representan una de las principales ofertas turísticas de Tlahuapan. 
 
Sales Montes agregó que hasta el momento siguen sin identificar las causas del envenenamiento que derivó en la pérdida de miles de peces, sin embargo, afirmó que continúan investigando. 
 
Por último, mencionó que los propietarios del centro truchero de San Juan Cuauhtémoc, habilitaron estanques alternos para reactivar la crianza de la especie acuática, además, han ampliado su oferta gastronómica, para que de esa manera puedan recuperar la inversión que perdieron tras el incidente. 
 
Pese a esto aseguro que a la fecha aún se desconocen las acusas que provocaron la muerte de miles de peces, cuyos estanques se abastecen con agua proveniente Ixta Popo. 
 
Agregó que el truchero que sufrió los daños y que se ubica en la comunidad de San Juan Cuauhtémoc, habilitó estanques alternos para reactivar la producción de trucha y ha ampliado la oferta gastronómica para tratar de resarcir las pérdidas económicas que generó la contaminación en estanques.
 
 
Fuente: Municipios Puebla