Sunday, 27 de September de 2020

Viernes, 29 Mayo 2015 02:17

Padre e hijo roban 2 mil pesos; ocasionan balacera y persecución

En Cuautlancingo la policía persiguió a los dos ladrones que terminó en la muerte del primero y la detención del segundo

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Una pareja de padre e hijo que se dedicaban a asaltar comercios y robar automóviles desató el miércoles por la noche una persecución y una balacera con policías municipales en calles cercanas del centro de Cuautlancingo, misma que culminó con la muerte del primero y la detención del segundo, quien al ver caído a su papá no tuvo más remedio que rendirse.

 

De acuerdo con el recuento de las autoridades, los hechos tuvieron lugar minutos antes de las 20 horas del miércoles, cuando Jorge Vázquez Báez, de 42 años de edad, así como su hijo Jorge Vázquez de la Rosa, de 24 años de edad, ingresaron a la miscelánea Jessy, ubicada en el número 38 de la calle San Joaquín, donde obtuvieron un botín de 2 mil 500 pesos.

 

A la salida, se toparon con un sujeto que se encontraba descendiendo de su automóvil Volkswagen New Beetle, color blanco y de modelo reciente, amagando al conductor y despojándolo de la unidad para darse a la fuga con rumbo a la avenida central México-Puebla.

 

Sin embargo mientras huían a toda velocidad, chocaron contra un taxi que estaba aparcado sobre calle Uranga y avenida México-Puebla, por lo que abandonaron el automóvil y ubicaron a una mujer con un vehículo Chevy, el cual estaba siendo estacionado en una cochera de la privada Soledad, por lo que con arma de fuego la amagaron y despojaron del vehículo.

 

El tiempo que perdieron en ese lapso, provocó que los policías que ya los habían ubicado, se aproximaran a ellos, por lo que aprovechando las estrechas calles decidieron abandonar nuevamente el vehículo a dos cuadras, y decidieron seguir huyendo a pie entre los terrenos baldíos y algunos predios de siembra.

 

Viéndose acorralados, los asaltantes comenzaron a disparar contra los uniformados, los cuales repelieron el ataque desatando una balacera de pocos segundos pero que terminó por quitarle la vida a Jorge Vázquez Báez, de 42 años de edad, provocando que su hijo de 24 años decidiera rendirse.

 

El joven de 24 años fue puesto a disposición de las autoridades de aquel municipio para determinar su situación legal por el robo de los vehículos y la agresión a los policías, de los cuales ninguno se reportó herido.