Wednesday, 21 de April de 2021

Viernes, 12 Junio 2015 01:16

Estudiantes incriminados por bombazos aseguran que son víctimas de espionaje

Los alumnos de la BUAP criminalizados realizaron un foro para narrar cómo los detuvo la PGJ, “Parece ser que utilizaron drones para vigilarnos, porque hay fotos donde estamosabriendo nuestras habitaciones y al menos no hay ninguna cámara”, narraron los universitarios

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Luego de conseguir su libertad tras no lograr acreditarse su plena participación en los ataques con bombas caseras del pasado 1 de junio, los siete universitarios vinculados de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) realizaron un foro informativo para narrar las irregularidades que hubo durante sus detenciones y denunciar la persecución y espionaje del que dicen ser víctimas.

 

Juan Carlos Tepole Ixtacua, Eric López Cruz, Arafat Rosas Burgess de la licenciatura en Sociología; Dulce Carolina Parra, Ana Rosa Zilly Colorado, Axel Jiménez Morillón de la escuela de Medicina; y Shariff Guerrero Contreras, de Computación, acudieron al auditorio de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales para narrar cada uno la violencia con las que fueron asegurados la madrugada del pasado 5 de junio.

 

Después de emitir sus respectivas inconformidades, los estudiantes revelaron que desde días previos habían sido víctimas de llamadas anónimas en las que buscaban obtener datos personales de ellos, así como un seguimiento por diferentes personas que con actitud sospechosa, los seguían en las inmediaciones de sus casas o trabajos.

 

Carlos Arafat Rosas Burgess, estudiante de sociología, indicó que dentro de las evidencias que la Procuraduría General de Justicia presentó y de las que tuvieron conocimiento a través de la red de derechos humanos de Morena, se expusieron fotos de como ingresaban o salían de sus casas, sin embargo fueron obtenidas mediante un seguimiento con drones.

 

“Parece ser que utilizaron drones para vigilarnos, porque hay fotos donde estamos abriendo nuestras habitaciones y al menos no hay ninguna cámara (…) Eso lo puedo afirmar completamente, nuestros teléfonos están intervenidos, los de nuestras familias, las redes sociales también”.

 

Dijo que como pruebas empíricas de este espionaje se encuentra que las líneas fallan en exceso pues no entran o no salen, se pierde señal constantemente, las recargas telefónicas no son cargadas a su número, mientras que en los teléfonos locales han detectado estática y ruidos o voces distorsionadas.

 

Cabe recordar que al detectar un posible vínculo entre los universitarios y los ataques, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) desplegó tres operativos simultáneos entre las 4 y 4:30 del viernes 5 de junio, deteniendo con violencia a los estudiantese incomunicándolos por más de 12 horas.

 

Tras no encontrar indicios suficientes, fueron liberados en las primeras horas del día siguiente, no obstante en calidad de indiciados, los jóvenes pueden ser detenidos de un momento a otro, por lo que en el foro solicitaron que se dé un seguimiento a su caso y el apoyo de otras organizaciones y activistas ahí presentes como el caso de Miguel Guerra.

 

El vocero de la disidencia magisterial que fue liberado la noche del miércoles tras ser apresado por obstrucción a las vías de comunicación, participó en el foro con un mensaje de “solidaridad con los estudiantes”, además de coincidir en el apoyo a la 28 de Octubre y activistas de Cholula.