Saturday, 27 de November de 2021

Lunes, 13 Julio 2015 01:09

Cumple El Chapo sueño de fuga… por segunda vez

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, rompió récord en México: se ha escapado de una cárcel de alta seguridad en dos ocasiones. La primera vez lo hizo escondido en un carrito de lavandería de la cárcel Puente Grande, en enero de 2001. Ahora en 2015 se fugó de El Altiplano a través de un túnel de kilómetro y medio de longitud y 10 metros de profundidad. 

  • Staff / Diario CAMBIO

“El Chapo” se escapó por primera vez escondido en un carrito de lavandería de la cárcel Puente Grande de Jalisco, en enero de 2001. Ahora en 2015 se fugó de El Altiplano, Estado de México, a través de un túnel. Joaquín Guzmán Loera ha roto récord en México: se ha escapado de una cárcel de alta seguridad en dos ocasiones.

 

El líder del cártel de Sinaloa, de 58 años, se escapó el sábado, a las nueve de la noche del penal de máxima seguridad de El Altiplano, por un túnel de un kilómetro y 500 metros. El pasadizo estaba iluminado y con ventilación. Este túnel, por el cual se escapó el narcotraficante, fue de tal ingenio que hasta contaba con rieles para sacar escombros.

 

Su captura hace un año, considerada como un éxito sin precedentes en la lucha contra el narco, por parte del Gobierno Federal que encabeza Enrique Peña Nieto, se enfrenta ahora a un revés. Pues se sospecha de la ayuda al interior del penal del Estado de México. Como consecuencia todo el personal de la prisión ha sido retenido y 30 funcionarios están siendo interrogados en la capital.

 

El Chapo sólo necesitó ir a bañarse para desaparecer

 

La última grabación en la que se vio al narcotraficante, fue a las 20:52 del sábado por la noche. Después de tomar su medicamento, “El Chapo” se dirigió hacia el área de regaderas. Allí, fuera de la zona de videovigilancia, inició su fuga. Todo estaba listo para irse. Oculta bajo una rejilla, se había excavado un orificio de 2.5 metros cuadrados. Éste comunicaba con un conducto vertical de 10 metros de profundidad, en el que se instaló una escalera. Tras bajarla, Guzmán Loera no tuvo más que caminar el pasillo de 1.7 metros de altura y 70 centímetros de ancho, y de ese modo llegar, bajo luz eléctrica y buena ventilación, hasta una casa en obra negra de la Colonia Santa Juanita. Ahí, desapareció.

 

La versión Nacional de Seguridad

 

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, visiblemente afectado, se limitó a leer un comunicado con los datos básicos y recordar que se había puesto en marcha un protocolo de seguridad. Este plan incluyó el cierre del aeropuerto de Toluca, en el Estado de México, donde se ubica la cárcel, así como el despliegue de cientos de policías. Doce horas después de la fuga, el operativo no ha arrojado ningún resultado.

 

En la cárcel de El Altiplano se encuentran, desde el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, hasta criminales como Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, líder de los Caballeros Templarios; el despiadado Edgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”; Héctor Beltrán Leyva, alias “El H”, o Miguel Ángel Félix Gallardo, alias “El Padrino”, el padre de los grandes narcos, además del recientemente prófugo. De sus rejas jamás se había escapado reo alguno.

 

La detención en Mazatlán

 

El pasado 22 de febrero de 2014, comandos de la Marina detuvieron al capo en el departamento 401 del Condominio Miramar, frente al malecón de Mazatlán, en Sinaloa. La captura puso fin a una larga e intensa búsqueda que se había agudizado una semana antes, cuando estuvieron a punto de atraparle en su casa de seguridad de Culiacán. Salvado por la puerta de blindaje hidráulico, que le dio unos minutos de oro, pudo huir a través de túneles que desembocaban en las alcantarillas.

 

Acompañado de su escolta, el teniente desertor Alejandro Aponte Gómez, “El Bravo”, Guzmán Loera decidió huir a los cerros de Sinaloa, el corazón de su imperio. Pero antes quiso ver a su esposa, Emma Coronel, y a sus hijas gemelas. Las pistas acumuladas y las intervenciones telefónicas, permitieron a las fuerzas de seguridad localizarle. El Chapo entró en el hotel de Mazatlán en silla de ruedas, disfrazado de anciano. Cuando los comandos irrumpieron en la habitación, se había ocultado en el baño. Eran las 6:50 de la mañana. Sobre la cama quedaron una maleta rosa, un bote de champú y un montón de ropa desperdigada. Había sido arrestado sin un solo disparo.

 

Me tiene consternado: Peña Nieto

 

Desde París, Francia, el presidente Enrique Peña Nieto admitió que la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán significa una afrenta para el Estado mexicano, aunque las instituciones, advirtió, mostrarán su fortaleza, al detener de nueva cuenta a quien es considerado uno de los delincuentes más peligrosos del mundo.

 

“Es un hecho que indigna a la sociedad mexicana y me tiene profundamente consternado, ante la fuga de uno de los delincuentes que hasta antes había sido uno de los más buscados en México y en el mundo. He instruido particularmente al titular de la Secretaría de Gobernación para que coordine las acciones que permitan trabajar en la reaprehensión de este delincuente.

 

Durante un mensaje a medios, en la embajada mexicana en Francia y en la que no se permitieron preguntas, Peña Nieto agregó que Miguel Ángel Osorio Chong y Monte Alejandro Rubido, tienen la instrucción de mantener informada a la sociedad mexicana de cada una de las acciones que se están llevando a cabo para la reaprehensión del jefe del Cártel del Pacífico.

 

Investigan a 31 personas

 

Trabajadores de El Altiplano fueron presentados ante el Ministerio Público Federal, para declarar por la fuga de Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’, del penal federal Altiplano, de Almoloya de Juárez en el Estado de México.

 

En total son 31 personas, entre las que se encuentra el director del penal, personal encargado de los trabajos de monitoreo a las imágenes del equipo de videovigilancia del circuito cerrado del Centro Federal de Readaptación Social número 1.

 

Se explicó que las 31 personas permanecen en calidad de presentados, situación jurídica que podría cambiar a partir de las primeras 48 horas de investigación, con las que cuenta el Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).*(Con información El País / Excélsior / Milenio / Reforma)

 

 

 

 

 

 

Last modified on Lunes, 13 Julio 2015 03:08