Monday, 19 de April de 2021

Miércoles, 12 Agosto 2015 00:53

Buscan en Puebla a los responsables del asesinato múltiple de la Narvarte

La Procuraduría General de Justicia del DF amplió la búsqueda de los homicidas en nuestro estado y en Hidalgo, de acuerdo a información emitida por El Universal, desde el fin de semana, un grupode agentes de Seguridad Pública se desplazó a las dos entidades para comenzar la búsqueda de los presuntos culpables


La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (Pgjdf), amplió a Puebla e Hidalgo la búsqueda de los presuntos homicidas del fotoperiodista Rubén Espinoza y cuatro mujeres en un apartamento de la colonia Narvarte la semana pasada, pues gracias al testimonio del ahora detenido Daniel Gutiérrez Pacheco, se sabe que sus cómplices podrían estar escondidos en cualquiera de los dos estados.

 

Así lo informó el procurador General de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza en entrevista en el noticiero Primero Noticias.

 

De acuerdo a información emitida por El Universal, desde el fin de semana un grupo de agentes de Seguridad Pública se desplazó a los dos estados para comenzar la búsqueda de los presuntos culpables.

 

Daniel Gutiérrez Pacheco quien además cumplió una condena por violación entre el año 2000 y 2005, aceptó haber estado el día del multihomicidio en la casa de la colonia Narvarte, donde se registró el hecho de sangre.

 

Cabe señalar que uno de los homicidas podría ser un ex policía, ya que en la escena del crimen encontraron casquillos tirados marca “Águila”, los cuales son usados por los elementos de la policía capitalina.

 

Gutiérrez Pacheco aseguró que uno de los homicidas, quien responde al nombre de José Abraham tiene entre 25 y 30 años, mide 1.70 de estatura, es de tez morena y usa el cabello con un corte tipo militar, comentando que lo conoció hace nueve meses, cuando el detenido trabajaba como “viene viene” en un establecimiento comercial entre Calzada del Hueso y Miramontes.

 

En cuanto al segundo sujeto, de nombre Omar, lo describió como un hombre de complexión delgada, de piel blanca y tiene entre 20 o 25 años, el cual trabajaba como malabarista en avenida Miramontes.