Sunday, 18 de April de 2021

Jueves, 03 Septiembre 2015 02:48

Con engaños, Chema llevó a Paulina a su departamento, según conversaciones de chat

José María Sosa Álvarez insistió en por lo menos cinco ocasiones a Paulina Camargo a que fuera a su departamento ubicado en la Unidad Habitacional La Margarita, en donde presuntamente la golpeó y mató, de acuerdo a las últimas conversaciones de chat que sostuvieron previamente a su desaparición, el martes 25 de agosto.

  • Elvia Cruz / @cruz_elvia

En las últimas conversaciones de chat que Paulina Camargo sostuvo previamente a su desaparición el martes 25 de agosto, en una, dos, tres, cuatro y hasta cinco ocasiones José María Sosa Álvarez la insta a acudir a su departamento ubicado en la Unidad Habitacional La Margarita.

 

Primero con el pretexto de platicar, luego de “enseñarle algo”, y al final con darle los 400 pesos de la consulta que olvidó; la insistencia se mantuvo para que acudiera al departamento donde presuntamente le quitó la vida.

 

****

 

Son las 21:29 horas de la noche. Es 21 de agosto y “Chema SoAl”, como se identifica José María Sosa Álvarez en las redes sociales, le propone a Paulina Camargo platicar en su departamento después de la consulta médica que tienen programada para el martes 25 de agosto.

 

En los últimos cuatro meses, casi durante el tiempo que ella lleva embarazada, sólo han tenido contacto en el chat de Facebook. Él ha pretextado durante todo ese tiempo que no puede salir debido a una operación de muelas, pero le propone a la joven de 19 años de edad ir a su casa para platicar, lo “poco” que puede hablar, una vez que verifiquen que el desarrollo del bebé transcurre sin problemas.

 

“Chema” se encuentra en su tierra natal, en San Andrés Tuxtla, Veracruz, a donde fue a visitar a sus padres, aprovechando las vacaciones de verano, pues estudia Ingeniería Mecatrónica en la Universidad del Valle, campus Puebla. Del otro lado, “Pau”, lo ha contactado desde la casa de sus padres, ubicada en San Andrés Cholula.

 

Hoy, el veracruzano de 20 años de edad está preso en el penal de San Miguel, ubicado en la capital poblana.

 

“Chema” es el principal sospechoso de la desaparición de Camargo, quien desde ese 25 de agosto ya no regresó a su casa, pero no fue procesado por su homicidio o feminicidio, sino por falsedad de declaraciones, debido a que no ha sostenido una sola versión de lo que pasó ese día cuando volvió a ver a su novia, tras casi cuatro meses que no hablaban en persona.

 

****

 

“Pau”, como la llaman de cariño, accede a la petición de Chema, pero le propone mentirles a sus papás sobre la idea de que ambos se vayan al departamento después de la cita médica. Ella da cuenta que sus progenitores están molestos con él porque no se ha aparecido en casa, casi desde que supo de la llegada de un bebé.

 

Él insiste esa noche 21 de agosto y le asegura que le quiere enseñar “algo”, sin revelar qué.

 

“Jajaja que me quieres enseñar? Ah bueno y me imagino que vendrán tus papás a cuidarte no? Oye te iba a preguntar otra cosa gordo, si lograste conseguir para la consulta?” (sic), le escribe “Pau” a las 21:41 horas.

 

Antes, él le contó que una segunda operación de muelas se la harían en Puebla, y no en Veracruz como la primera.

 

Esta conversación en el chat de Facebook se da tras varios días que ella exigió a “Chema” ser sincero si quería realmente asumir su paternidad o no.

 

Otra de las conversaciones que dio a conocer en su edición de ayer Milenio Puebla se dio el 12 de agosto. En esa fecha, la joven embarazada expuso a “Chema” lo feliz que estaba ella y sus padres de la llegada de otro integrante a la familia.

 

Y ante sus reclamos en que él se ha desentendido y que sólo ha pasado “lista” con mensajes en los últimos cuatro meses, él le deja en claro:

 

“Yo estoy bien contigo, decidí apoyarte, NI SIQUIERA TE SONSAQUE PARA QUE DECIDIERAS SI TENER o NO nuestro bebe ... Y te repito...YO ESTOY BIEN CONTIGO, lo creas o no! Y Paus”.

 

Esta respuesta se da después de casi dos horas en que ella le escribe ese 12 de agosto.

 

****

 

Llega el día de la cita. Es 25 de agosto de 2015, y lo primero que “Chema SoAl” le escribe a su novia es: “Oye, oye, se me olvidó traer los 400, será que la puedes pagar (la consulta médica) y ya después que vayas a mi depa ahí te lo doy porfa. Salí corriendo”.

 

A las 10:34 de la mañana, Paulina Camargo Limón le dice a “Chema” que no se preocupe, y le propone que platiquen sólo un rato en el departamento a cambio que él se comprometa a regresarla a un café que está frente a Plaza Solé, donde acudirían a la cita para que pasaran sus papás por ella.

 

“Ohh claro, claro. A ver, entonces, salimos de la consulta y luego vamos al café, después vamos a mi depa y regresamos al café? Así? Jajaja O cómo? XD”, le escribe “Chema” para confirmar si su propuesta va en ese sentido, a lo que “Pau” afirma que así.

 

Desde entonces, Paulina Camargo no ha aparecido, y aunque la ex abogada de su familia, Marisol Montes, aseguró el sábado pasado que “Chema” confesó que la había asesinado en el departamento, estrangulándola, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no ha encontrado elementos para culparlo de ese homicidio, sólo por falsedad de declaraciones.

 

En la madrugada del 26 de agosto, cuando José María ya rendía su declaración ante el Ministerio Público, confió a su papá –quien lo había saludado la noche anterior– que “la chava con la que salía” había desaparecido y estaba embarazada.

 

Esta última interacción se dio vía WhatsApp, y revela que la familia de “Chema” desconocía el embarazado de Paulina, contrario a lo que él le había asegurado. 

 

 

 

 

 

 

 

Last modified on Jueves, 03 Septiembre 2015 04:38