Friday, 25 de September de 2020

Lunes, 05 Octubre 2015 03:16

Embarazada de Coyomeapan el FEMINICIDIO 166 ¿CUÁNTOS MÁS?

Rutilo C, joven de apenas 17 años, cometió el feminicidio número 166 en Puebla, emulando el mismo patrón de los casos López Albert y Paulina Camargo, al asesinar a su pareja sentimental Gaudelia Romero Benítez, una joven campesina de 20 años de edad, la cual apenas tenía dos meses de embarazo y él no quería hacerse responsable de su paternidad. 

  • Elvia Cruz / @cruz_elvia

Un embarazo que apenas llevaba dos meses le costó la vida a Gaudelia Romero Benítez, una joven campesina de 20 años de edad, en el municipio de Coyomeapan, cuyo caso se convirtió en el feminicidio número 166 en Puebla, pues fue asesinada por el padre del hijo que esperaba, un adolescente de 17 años de edad llamado Rutilo C,.

 

“Gude”, como se identifica en las redes sociales, fue asesinada con saña la noche del 29 de septiembre pasado por su pareja sentimental, quien antes de ultimarla, abusó sexualmente de ella, la golpeó y atacó con un arma punzocortante para después arrastrarla a un paraje en la entrada del municipio, en donde abandonó su cuerpo.

 

La noche de los hechos, la pareja fue vista en un baile popular. Según la versión de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Gaudelia había acudido a esta fiesta con algunos familiares, quienes la perdieron de vista más tarde, ya que fue convencida por Rutilo para que se apartaran del lugar.

 

De acuerdo con los primeros indicios, en un principio estuvieron discutiendo en una casa en obra negra, cerca del lugar en donde fue el baile. El adolescente le reclamó por su embarazo de dos meses, pues desde un inicio no se quiso hacer responsable de su paternidad y terminó por sumarse a la lista de los que han asesinado a sus parejas sentimentales por negarse a abortar.

 

Por este hecho, la PGJ aprehendió a Rutilo sin embargo, debido a que le falta un año para ser mayor de edad, no fue trasladado a algún penal por este feminicidio y de acuerdo con la ley local, podría alcanzar hasta 60 años de prisión.

 

Por su edad, fue puesto a disposición del representante social de Justicia para Adolescentes, quien determinará su situación jurídica. De acuerdo con la versión oficial, será juzgado bajo el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

 

Mata a su novia con arma punzocortante

 

Gaudelia fue asesinada por su novio, tres años menor que ella, con un arma punzocortante y según la necropsia, murió por las heridas causadas y por traumatismo craneoencefálico severo.

 

Se presume que el adolescente la mató la misma noche que la convenció de apartarse del baile, ya que su cadáver fue encontrado el día siguiente cerca del lugar donde ambos habían bailado.

 

Personal de la PGJ acudió hasta al sitio para realizar el levantamiento de cadáver e iniciar con las investigaciones correspondientes. En el paraje fueron encontrados varios indicios, entre éstos un arma punzocortante, ropa y restos capilares, los cuales fueron debidamente embalados y posteriormente analizados a través de técnicas en medicina legal, criminalística, química y estomatología, así como investigaciones de campo.

 

Los resultados permitieron concluir que fue la pareja sentimental de la joven el responsable de haberla privado de la vida, tras negarse a abortar el hijo que esperaban.

 

El feminicidio 166

 

El caso de Gaudelia, es el feminicidio número 166 en Puebla, de acuerdo con las cifras del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos AC (Odesyr), y se registra a más de un mes que las autoridades no han logrado esclarecer la historia de Paulina Camargo, pues su cuerpo no ha sido ubicado pese a que se ha difundido que, quien fuera su novio, José María Sosa Álvarez “Chema” confesó que la asesinó y depositó en un contenedor de basura.

 

Desde el pasado 25 de agosto que desapareció “Pau” –como la llaman de cariño- la Procuraduría General de Justicia no ha explicado qué pasó realmente, mientras que el padre del hijo de casi cinco meses que esperaba, está en el penal de San Miguel, donde enfrenta el delito de falsedad de declaraciones. Hasta el momento no ha sido consignado por el delito de homicidio o feminicidio.

 

En el seguimiento hemerográfico que ha realizado el Odesyr, da cuenta que van cerca de 200 feminicidios en la entidad, mientras que la Universidad Iberoamericana a través de la responsable del programa de género del Instituto de Derechos Humanos, Lourdes Pérez, ha reportado que de 2010 a la fecha, contabilizan 240 casos.

 

Por su parte, la PGJ dio cuenta vía Transparencia que de 2011 a la fecha, van apenas 14 feminicidios,  mientras que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) reportó que registra sólo una sentencia por esta clasificación.

 

Historias paralelas

 

Puebla ha sido criticada a nivel nacional por la ola de feminicidios que registra, razón por la que diversas figuras han exigido que se declare la Alerta de Género. En los últimos dos años se suscitaron casos que han consternado a la sociedad poblana, principalmente de mujeres embarazadas que fueron asesinadas por sus parejas tras haberse negado a abortar.

 

Uno de los primeros casos fue el de Karla López Albert, quien desapareció con cinco meses de embarazo el 30 de enero de 2014 y cuyo cadáver fue descubierto el 2 de febrero de ese mismo año, en un paraje de la delegación Tláhuac del Distrito Federal.

 

Tras las indagatorias correspondientes, la PGJ concluyó que fue el padre del hijo que esperaba, Manuel Forcelledo Nader y tres cómplices más, quienes planearon y ejecutaron su asesinato, como una forma de evitar que el primero asumiera su paternidad.

 

Otra historia en la que el novio estuvo involucrado fue la de Iraís Ortega, estudiante de la BUAP, ultimada en octubre de 2014 por el padre del hijo que esperaba.

 

Asimismo, en agosto de este año se sumó el caso de Paulina Camargo sin embargo, a diferencia de los otros casos citados, las autoridades no han esclarecido lo que pasó con ella.

Last modified on Lunes, 05 Octubre 2015 03:29