Saturday, 19 de September de 2020

Martes, 10 Noviembre 2015 02:16

Detienen a cuentahabiente por fingir un asalto de 51 mil pesos

A través de las cámaras de vigilancia del C-4, la PGJ supo que el robo no había ocurrido, el sujeto alertó a los números de emergencia estatal y municipal sobre el atraco en la sucursal de Santander del Circuito Juan Pablo II y la 33 Sur, pero tras las investigaciones éste confesó que mintió para cobrar su seguro

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM

Un cuentahabiente que fingió ser asaltado al salir de una sucursal bancaria el pasado fin de semana en el Circuito Juan Pablo II, fue detenido por elementos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), luego de que las cámaras de vigilancias del C-4 evidenciaron que el robo no había ocurrido.

 

Las autoridades indicaron que el pasado sábado, el cuentahabiente identificado como Juan Pablo Martín Haghenbeck Apanco, alertó a los números de emergencia estatales y municipales de que había sido atracado por al menos un sujeto al salir de la sucursal de Santander, ubicada en el Circuito Juan Pablo II y la 33 Sur, de donde habría retirado la cantidad de 51 mil pesos.

 

A través de reportes policiacos de ese día, se sabe que el sujeto refirió a los uniformados que atendieron el reporte que el supuesto asaltante llevaba consigo un casco de color rojo y que por ello no podía describirlo físicamente, además de que habría huido a bordo de una motocicleta de color azul, en sentido contrario sobre la 35 Sur.

 

Sin embargo, cuando las autoridades solicitaron las grabaciones de las cámaras para obtener mayores informes del atraco, se percataron que el suceso denunciado no aparecía ni en la hora ni en el lugar señalado, por lo que pidieron al supuesto afectado que aportara más detalles para poder continuar con la investigación.

 

Bajo dicha presión, Haghenbeck Apanco confesó que no había sido asaltado y que lo único que pretendía era que el banco le pagará el seguro de su cuenta para que pudiera comprar un coche. Por tal motivo, fue puesto a disposición de las autoridades como probable responsable de los delitos de uso indebido de los sistemas telefónicos de emergencia, falsedad de declaración y tentativa de fraude, cargos que podrían hacerlo acreedor de 2 meses a 2 años prisión de, así como una multa que va de los 10 a los 100 días de salarios.