Tuesday, 29 de September de 2020

Viernes, 04 Diciembre 2015 14:07

Hospital General Sur de Puebla se niega a atender a madre moribunda (FOTOS)

La hija de Heberta del Merced Reyes relata cómo su madre murió a escasos ocho metros de las puertas de urgencias en el Hospital General del Sur. En el nosocomio no hubo auxilio de médicos ni camilleros.


Heberta de Merced Reyes murió a ocho metros de las puertas del Hospital General del Sur, ante la falta de camillas, camilleros y sillas de ruedas fue cargada por dos policías y dos taxistas. Tenía 57 años, padecía diabetes e hipertensión. Ante la impotencia de su hija, la señora falleción sin ser atendida por un doctor. Su familia asegura que esperaron casi una hora con su madre en el piso para que apareciera un médico y eso nunca pasó; dijo que ahora no buscan ninguna indemnización, solamente quieren dar a a conocer "el gobierno insensible que tienen los poblanos".

Mi madre murió en el piso, apenas a ocho metros de la puerta de Urgencias del Hospital. No podíamos con ella. Llegaron al diez para las once. Casi a las doce la vieron. No había camilleros, ni un doctor que la atendiera en Urgencias. Con una colcha tuvimos que cargarla de Urgencias al Hospital", relata la hija de Heberta, quien pidió la gracia del anonimato.

CENTRAL ubicó a la familia de Heberta después de que hicieron pública su muerte ocurrida la madrugada del 16 de noviembre.

Comenzó  a sentirse mal; tomamos un taxi y desesperados llegamos antes de las once a Urgencias. No había nadie, ni quien la atendiera. La dejamos en el taxi mientras un policía, porque no había camilleros, acercó una silla de ruedas pero era chica, como de niño, no cabía mi mamá".

La hija de Heberta relata que en el taxi llevaban una colcha y con la ayuda de dos taxistas y dos policías la cargaron hasta Urgencias.

Si hubiera estado muerta, como dicen que llegó mi madre, ¿cree usted que se habrían comprometido los policías o el taxista?", relata la mujer. "¡Pues no! No había quien la atendiera. Llegó una doctora hasta después. Y la tocó, le sintió el pulso mientras estaba ahí tirada a las puertas del hospital".

La única doctora que llegó al lugar, casi a las doce de la noche, le informó que Heberta no tenía pulso, había muerto. Además negó  identificarse con sus familiares.

Nos volteamos cinco minutos, o menos. Cuando vimos la doctora dijo que ya estaba muerta mi mama. Como pude, saqué el celular y comencé a sacar fotos. Ahí sí. ¡Ahí ya aparecieron tres doctores! Pero nomas porque me querían quitar el celular".

Según el comunicado enviado a CENTRAL por la Secretaría de Salud, Heberta fue atendida "de inmediato por el personal médico adscrito al área de urgencias del hospital" que "valoró a la paciente y la ubicó con hipotermia y sin signos vitales".

La versión de la Secretaria de Salud asegura que la mujer murió fuera del hospital y un médico externo extendió el certificado de defunción.

No nos ayudaron en nada. No había médicos, no hubo camilleros, no hubo camilla, no hubo nada. ¿Cómo iban a haber MP o algo así? Todo lo hicimos con apoyo de la funeraria. A ellos no les importó. Necesitaba oxigeno, no la revisaron. Nada más llegó la doctora a ponerle los dedos y decir que llevaba rato de muerta. Pues cómo no si esperamos casi una hora a que la atendieran, pero ya estamos resignados. Elngobierno que tenemos es insensible. Dejaron morir a mi madre en el suelo, no se vale".

 

El hospital general zona sur tiene un pésimo servicio y des pues de todo lo qué pase asta te regaña y te amenaza y no...

Posted by Hules Avelino Durancito on miércoles, 18 de noviembre de 2015

Fuente: PeriodicoCentral

 

Last modified on Viernes, 04 Diciembre 2015 14:13