Monday, 19 de April de 2021

Viernes, 05 Junio 2015 00:56

CUPS de la BUAP ha alfabetizado a 4 mil adultos de comunidades rurales

El programa de alfabetización se enriquece con otros proyectos como Bibliotecas Comunitarias, este año, el programa inicia el 8 de junio, con la intervención de 73 estudiantes que alfabetizaránen los municipios de Cuyoaco, Ixtacamaxtitlán, Libres  y Tepeyahualco.

  • Carlos Rodríguez

Del 2001 a la fecha, a través del Centro Universitario de Participación Social (CUPS), la BUAP ha contribuido a disminuir el rezago educativo en el estado de Puebla, con la alfabetización de 4 mil 241 adultos, de 108 comunidades de 24 municipios, a través de nueve campañas en las que han participado 537 estudiantes del nivel medio superior.

 

Gracias a las campañas de alfabetización para adultos que organiza cada año el CUPS, la BUAP brinda un espacio de aprendizaje a grupos sociales vulnerables, de comunidades rurales del estado. Este año, el programa inicia el 8 de junio, con la intervención de 73 estudiantes que alfabetizarán en los municipios de Cuyoaco, Ixtacamaxtitlán, Libres  y Tepeyahualco.

 

El CUPS tiene diversas propuestas metodológicas para la enseñanza, así como un esquema que indica las etapas de aprendizaje por las que deben pasar los adultos.

 

“Trabajamos con el método de alfabetización de palabra generadora de Paulo Freire y con diversas estrategias que nosotros hemos desarrollado. Conforme las personas mejoran sus habilidades de lectura y escritura, les enseñamos temas de geografía, historia, ciencias sociales, civismo y matemáticas, con el fin de reforzar sus conocimientos”, señaló Mirta Figueroa Fernández, coordinadora general del CUPS.

 

A la fecha existen cuatro bibliotecas comunitarias, ubicadas en las comunidades de Vista Hermosa, en el municipio de Cuetzalan; Zaragoza, en Ixtacamaxtitlán; el ejido Ricardo Flores Magón, en Tuzamapan de Galeana; y Paso del Jardín, en Jonotla. Este proyecto llamado Bibliotecas Comunitarias consiste en crear espacios de lectura en las regiones donde han alfabetizado, con el objetivo de que los adultos continúen la práctica de la lectoescritura.