Sunday, 18 de April de 2021

Martes, 28 Julio 2015 00:36

Megamarcha del CNTE termina en micromarcha

Los maestros aseguraron que participarían miles este día, pero terminó en centenares, en la manifestación, Juan Durán, en representación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación,denunció que todos los líderes del SNTE que traicionaron a la agrupación ya recibieron su premio

  • Alan Avalos / @Alan_avalos

Con una notable ausencia de participantes, docentes de la sección 23 y 51 del CNTE Puebla marcharon desde el Paseo Bravo al Zócalo de la capital para manifestar el apoyo a sus compañeros  de la sección 22 en Oaxaca, los cuales, el pasado 21 de julio atestiguaron cómo el gobierno de Oaxaca, dirigido por Gabino Cue Monteagudo, desintegró el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo), para dar paso a un nuevo organismo controlado por su propio gobierno.

 

Los manifestantes destacaron entre sus consignas el desacuerdo ante la Reforma Educativa, que plantea la evaluación para todos los maestros en el país, por lo que exigen que sean examinados de igual forma, los políticos y los cuerpos de seguridad pública nacional, ya que no dan resultados positivos a la nación.

 

Momentos antes de comenzar la marcha, Juan Durán, en representación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, denunció que todos los líderes del SNTE que traicionaron a la agrupación “ya recibieron su premio por su sumisión para desarticular la escuela pública”, pues la semana pasada disfrutaron de un viaje a Canadá, el cual generó el descontento de quienes aún defienden y son fieles al movimiento.

 

Entre el malestar que los rodeaba, los miembros que tomaban el micrófono comentaron que este viaje innecesario generó un gasto aproximado de 750 mil dólares, unos 12.3 millones de pesos, los cuales salieron de las arcas del gremio magisterial.

 

En esta marcha, miembros de la 28 de Octubre no perdieron la oportunidad para sacar a relucir el tema de los presos políticos que según su versión ha dejado el actual gobierno morenovallista, asegurando que muchas de las personas que están encerrados son inocentes de los cargos por los que se les inculpa, atribuyendo que esto es sólo una artimaña del gobernador y sus seguidores para eliminar a los opositores durante su mandato.