Monday, 19 de August de 2019

Lunes, 22 Agosto 2016 03:42

Bebé Mario es prueba de que a los poblanos ningún chile nos acomoda




Written by  Arturo Rueda

Con base en estos puntos oscuros, en redes sociales miles de poblanos cuestionaron la veracidad. Pese a que en ningún momento Moreno Valle apareció con los papás, ni habló del tema en los medios de comunicación. ¿Cómo podría usar el rescate de bebé Mario para sus aspiraciones presidenciales, si ni siquiera grabó un video de agradecimiento con los padres del pequeño? Lo único que hizo fue anunciarlo en Twitter y eso que el fiscal Carrancá se le adelantó por minutos.


La odisea de bebé Mario es la mejor prueba de que a los poblanos ningún chile nos acomoda: malo si lo rescataron ileso y volvió a los brazos de sus padres, peor si no. A veces no hay forma de darnos gusto y es algo que Antonio Gali tiene que calcular para su próximo gobierno.

 

Luego de anunciarse la liberación de bebé Mario, se desató el sospechosismo en torno al caso que mantuvo a los papás once días en plena angustia y alerta a miles de ciudadanos que se comunicaron a medios de comunicación y autoridades para dar reportes de pequeños con parecido fisonómico semejante a bebé Mario, pero que no eran.

 

Ese sospechosismo dice que el caso se parece más al guion de la película La Dictadura Perfecta y que tiene el objetivo de impulsar las aspiraciones presidenciales de Moreno Valle.

 

Como recordamos, en La Dictadura Perfecta se da a conocer “la caja china”, un mecanismo que usan los medios de comunicación para desviar la atención de los escándalos de los políticos.

 

Dice la Wikipedia sobre la película del director Luis Estrada. “Ana y Elena Garza, dos pequeñas gemelas son secuestradas ante el descuido de su nana. La información llega a la Procuraduría de Justicia del Estado, donde el equipo de TV MX decide aprovecharse de esta situación para mantener esta noticia al aire con un continuo seguimiento durante varios días. El gobernador comienza a organizar operativos de búsqueda fingiendo interés por la situación. Además, Carlos Rojo obliga a Lucía y Salvador Garza a firmar un contrato de exclusividad para TV MX donde aceptan que sólo podrán ser entrevistados por esta televisora. Mientras avanzan los días, la población del país es conquistada por esta noticia, convertida en nacional, que junto con la telenovela estelar consigue distraer a la población”.

 

“Cuando un testigo comenta que reconoce a los secuestradores de las niñas, TV MX cambia su estrategia; Pérez Harris pide en su noticiero a nombre de Televisión Mexicana, y de la fundación "Sí se puede", a que se envíen donativos para lograr recaudar el millón de dólares que piden los secuestradores como rescate. Cuando las niñas son entregadas a la policía por Doña Chole, una cómplice de los secuestradores, y los padres se niegan a ser grabados y entrevistados, dando como resultado la falta de un final, se realiza un montaje donde se finge el rescate de las niñas como si de un operativo se tratase, por lo que la farsa resulta ser un éxito desviando la atención de los fallos anteriores”.

 

¿Puede compararse el caso de bebé Mario con el guion de la Dictadura Perfecta? ¿Estamos atrapados en la paranoia? Veamos.

 

De acuerdo con la narración del Fiscal de Delitos de Alto Impacto, la liberación del menor de apenas nueve meses fue resultado de la negociación con los secuestradores que se dio gracias a los reportes ciudadanos y llamadas que recibió la dependencia.

 

Pero en su exposición, quedaron varios hoyos que generan la suspicacia. El primero y más importante es: ¿qué hace la Fiscalía General del Estado negociando con secuestradores y cuánto se pagó por la liberación de bebé Mario?

 

Resulta que de acuerdo con la fracción III del artículo 43 de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro, las unidades antisecuestro en las entidades federativas sí tienen facultades para negociar el rescate con los secuestradores, aunque el caso de bebé Mario es el primero que yo recuerde en que la Fiscalía de Víctor Carrancá reconoce este tipo de negociaciones.

 

Ojo, no es ilegal, tiene facultades para hacerlo.

 

Y respecto del rescate, pues sí se pagó dinero a los captores: 120 mil pesos. ¿Es mucho o poco dinero por la vida del pequeñín? Pues no lo sabemos.

 

Otra cuestión que causa sospechosismo es que la Fiscalía no reveló el lugar exacto en que bebé Mario fue rescatado —se informó que fue en las inmediaciones de Puebla y Tlaxcala, pero eso es muy amplio— y que los dos secuestradores huyeron, es decir, no pudieron ser capturados.

 

De hecho, eso sería lo peor de la historia: que los tipos que tuvieron a Puebla en vilo por once días se salieron con la suya: cobraron y huyeron. Y seguro que eso le duele a Carrancá, pero es lo que hay.

 

Con base en esos puntos oscuros, en redes sociales miles de poblanos cuestionaron la veracidad. Pese a que en ningún momento Moreno Valle apareció con los papás, ni habló del tema en los medios de comunicación.

 

¿Cómo podría usar el rescate de bebé Mario para sus aspiraciones presidenciales, si ni siquiera grabó un video de agradecimiento con los padres del pequeño? Lo único que hizo fue anunciarlo en Twitter y eso que el fiscal Carrancá se le adelantó por minutos.

 

Claro, si los días hubieran pasado y bebé Mario no hubiera sido localizado, ya lo estaríamos linchando junto con Carrancá por vagos e ineficientes.

 

Total, a los poblanos no hay chile que nos acomode. Si lo encontraron malo, si no, pues peor.

 

Con estas mulas nos tocó arar.

 

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus