Sunday, 22 de September de 2019

Martes, 09 Febrero 2016 04:04

¿Quién es el amigo del Chapo Guzmán? ¿Melquiades o Marín?




Written by  Arturo Rueda

¿O es a Marín a quien quieren apretar? El ex gobernador impulsó a Alberto Jiménez Merino para la mini, y no quedó contento con la designación de Blanca. Aunque dice que sí, en realidad anda más entusiasmado en promover aquello que denomina como “Corriente Marinista”, aunque nadie sepa qué es o con qué se come. ¿Quieren darle un calambre?


Periodista de altísimos vuelos, a Raymundo Riva Palacio solamente le faltó un dato en su columna sobre la estructura financiera que lavó dinero para Joaquín “El Chapo” Guzmán en la última década: señalar directamente el nombre del ex gobernador que formaba parte de tal organización. ¿Sus fuentes no se lo revelaron? ¿No quiso darlo a conocer? ¿Protegió a una fuente para luego dar más detalles? Y es que las opciones son pocas. Dos en realidad: Melquiades Morales Flores y Mario Marín Torres, cuyos periodos coinciden con el de mayor expansión del Cártel del Pacífico, luego de la primer gran fuga del capo en 2001 del penal de Puente Grande. ¿Marín o Melquiades? Se abren las apuestas.

 

El autor de “Estrictamente Personal” nos va dejando varias pistas a lo largo del texto. Me  concentro en dos de ellas para encuadrar lo que podría constituir un mensaje siciliano para cualquiera de nuestros ex gobernadores.

 

La primera pista: Casa de Cambio Puebla. El episodio parece olvidado, pero Riva Palacio nos refresca la memoria de lo ocurrido entre los meses de junio y noviembre del 2007, cuando la DEA intervino la institución financiera señalando lavado de dinero por un monto de 11 millones de dólares. El 8 de noviembre de ese año la Angelópolis se paralizó cuando once sucursales fueron intervenidas por la PGR, las cuales fueron selladas y los empleados resguardados.

 

Inmediatamente, se pensó en los socios, con nombres distinguidos como Gilberto Marín Quintero o José Cernicchiaro. Al final, fue a dar a la cárcel Miguel Ángel Trillo Hernández, responsable directo de las actividades ilícitas que beneficiaron a “El Chapo” Guzmán, quien todavía purga su pena. Otro Trillo Hernández, que también formaba parte de la estructura, no fue tocado y permaneció en las sombras. Su nombre surgió en las investigaciones de la segunda fuga como el hombre que suministró los fondos, y se supo que había comprado 80 franquicias del Italian Coffee.

 

¿En el sexenio de quién ocurrió el escándalo de Casa de Cambio Puebla? Pues de Mario Marín. Tan claro como el agua. Todos podríamos pensar entonces que el auge del Cartel de Sinaloa en la entidad se dio gracias al góber precioso.

 

Sin embargo, el dato más relevante de la columna de Riva Palacio es el último párrafo: “Las pistas hacia un ex gobernador son previas a la fuga de Guzmán en julio del año pasado, pero cada vez que los investigadores querían profundizar en ellas, los frenaban en la PGR. Las condiciones han cambiado desde entonces, aunque no se sabe si también la voluntad política para ir hasta el fondo, sin importar lo que duela al sistema”. Hasta ahí la cita.

 

¿Qué condiciones han cambiado? ¿Por qué antes se frenaba a los investigadores y ahora no?

 

La única condición que ha cambiado y se me viene a la cabeza es la inminencia de las elecciones locales, y la necesidad de apoyo de los ex gobernadores Melquiades Morales y Mario Marín al proyecto de recuperar Casa Puebla con Blanca Alcalá. Y aunque en público ambos le han expresado su apoyo, en privado las cosas pueden ser distintas.

 

De Melquiades, pese a su cercanía con Manlio Fabio Beltrones, se duda a partir de que media parentela suya trabaja en el gobierno morenovallista. Su sobrino Chucho es director de Protección Civil, y su hijo Fernando es subsecretario en la SGG cuya renuncia es inminente para operarle a Tony Gali en varios distritos. ¿Con esta filtración quieren apretar a Melquiades, meterle miedo en el cuerpo para asegurar su lealtad?

 

¿O es a Marín a quien quieren apretar? El ex gobernador impulsó a Alberto Jiménez Merino para la mini, y no quedó contento con la designación de Blanca. Aunque dice que sí, en realidad anda más entusiasmado en promover aquello que denomina como “Corriente Marinista”, aunque nadie sepa qué es o con qué se come. ¿Quieren darle un calambre?

 

No parece que Riva Palacio vaya a sacarnos pronto de la duda. Algo se mueve tras bambalinas y tiene que ver con algunos de nuestros ex gobernadores.

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus