Monday, 26 de October de 2020

Lunes, 09 Mayo 2016 01:39

Demandan frenar hostigamiento contra quienes practican skate

El padre de Ricardo Cadena, asesinado hace un año denunció trabas en el proceso contra el responsable. En honor al joven, familiares y amigos realizaron un memorial en el Zócalo de San Pedro en donde pidieron respeto y un parque digno para practicar el deporte, promesa hasta ahora incumplida

  • Jesús Rivera / San Pedro Cholula


A un año del asesinato de Ricardo Cadena Becerra, muerto de un balazo en la cabeza por el subdirector de Policía de San Pedro Cholula, Jaid Mothe Hernández, sus familiares y amigos hicieron un memorial en el Zócalo para recordarlo, al tiempo que exigen justicia y cese al hostigamiento contra los jóvenes que practican el skate en el municipio y pidieron que no se encubra al policía que lo mató.


Fernando Cadena, padre de Ricardo, denunció “trabas y tortuguismo en el proceso contra el policía que asesinó a su hijo. Nos dicen que sigue detenido y que se va a entrar a la etapa de los careos; como cambiaron la evidencia y movieron muchas cosas el proceso se ha hecho más complicado. Como el homicida era subdirector de la Policía, lo están protegiendo con los cambios de evidencias y modificación de la escena del crimen”.


Sobre el hostigamiento a jóvenes, Fernando Cadena aseguró que son detenidos por nada y les siembran delitos como posesión de droga, siendo este tipo de situaciones las que expusieron ante el relator d la ONU en su visita a Puebla.


Denunció que el presidente municipal José Luis Espinosa Torres no ha cumplido con la promesa de construir un parque en memoria de Ricardo Cadena y que el espacio que les fue otorgado cuenta con una rampa mal hecha, la cual pone en peligro a los jóvenes que la utilizan, pues está hecha con tubos de agua y no cumple con las medidas básicas de seguridad para los patinadores.


Cabe recordar que la noche del 3 de mayo el joven salió del bar El Recuerdo junto con su hermano menor y un amigo, cuando elementos de la Policía intentaron detenerlos presuntamente por “grafitear”, logrando capturar a Ricardo Cadena, quien fue sometido y le dispararon en la cabeza, mientras su hermano y amigo eran golpeados.